Javier Cansado. Humorista

"En plena crisis, la risa es una dosis de endorfina y optimismo"

  • La cita con el humor surrealista y absurdo es el jueves y el viernes en el Falla. Faemino y Cansado traen a Cádiz 'Parecido no es lo mismo'.

"En este espectáculo contamos cómo nos conocimos, cómo llegamos hasta aquí... todo entreverado... y todo falso. Lo mismo hacemos un concurso para que participe el público... que al final puede ser una estafa". A saber lo que se va a encontrar el espectador el jueves y el viernes en el Gran Teatro Falla cuando acuda al espectáculo de Faemino y Cansado, maestros del absurdo, del surrealismo. Nunca se atuvieron a un guión establecido y a la vejez no están dispuestos a cambiar. Javier Pozuelo (Cansado) no quiere adelantar (ni puede) nada. "Procuramos no tocar la actualidad. ¿La crisis? De pasada si surge la oportunidad en una improvisación". Sólo sabemos que el espectáculo se sigue llamando 'Parecido no es lo mismo'. "Hace años que no cambiamos el título, que cambiarlo es muy engorroso. Es más, siempre se llamará así. Llevamos unos siete años haciéndolo y cambiando los contenidos", explica el humorista, alter ego de Juan Carlos Arroyo (Faemino) desde que se conocieron de niños en Carabanchel. "Del mismo barrio son Santiago Segura, Juan Luis Cano o Jorge Sanz. Es nuestro particular barrio de la Viña en Madrid", añade con un guiño a Cádiz.

A medida que transcurre la conversación, Cansado se anima a contar algún aspecto del espectáculo. No es para tirar cohetes, pero afirma que "sobre todo improvisamos porque nuestra formación es de calle. Nos gusta recuperar la esencia, los orígenes. El espectáculo se remata con algo que nos caracteriza, haciendo una parodia de los cuentachistes". Ah, el chiste, ese género humorístico en extinción. Cansado dice que "se ha perdido como espectáculo, el monólogo rompió con esto y con los imitadores, que ya no se llevan. Ha cambiado la línea y el formato del humor gracias a una gran generación de cómicos en España, estoy maravillado... y eso que cuando empezaron a ponerse de moda los monólogos teníamos muchas dudas". También se han perdido las parejas de cómicos. ¿Todas? No. Perviven Faemino y Cansado y Los Morancos "porque ellos son hermanos y nosotros amigos desde la infancia".

Mantenerse entre los cómicos más veteranos (y aguantar como pareja estable, que tiene su mérito) les obliga a reciclarse, a actualizarse. Es tal la obsesión de ambos por no perder comba que si en mitad de la actuación uno habla de algo obsoleto "nos imponemos una multa de diez euros. Con lo recaudado, al tiempo nos vamos a comer con la compañía". Esto ocurrió, por ejemplo, cuando Faemino dijo "juguete completo, juguete Comansi". "Eso es multa al canto. Hay que actualizarse en carreras tan largas. Si bien es cierto que mucha gente envejece contigo, se incorporan otras generaciones que no han conocido, por ejemplo, los juguetes Comansi. Te quedas atrás en cuanto te descuidas", afirma Cansado.

No hay crisis en el espectáculo de Faemino y Cansado, pero la situación económica siempre da juego. Sobre todo en una entrevista. "Una ex mía, alemana ella, decía que los españoles en vez de enfrentarnos a los problemas, nos reímos. Y que estaría bien que hiciéramos las dos cosas. La situación es de pena, angustiosa. No hay visos de arreglo ni se ve luz al final del túnel", reconoce el cómico. Pero Javier Cansado sorprende afirmando que en plena crisis "estamos trabajando más que nunca, y nuestros amigos cómicos lo confirman". ¿Cómo puede ser esto posible? Responde que "el humor es terapéutico y en el abismo, la risa es una dosis de endorfina y optimismo. En dos horas se le olvidan a uno los problemas, se produce un cambio de actitud porque la risa es saludable. Vamos a tener que actuar en ambulatorios".

Cansado asegura, concluyente, que después del sexo "el humor es lo más buscado". El jueves y el viernes, el espectador podrá hacer un trío con el dúo para encontrar el punto 'jejé' de la risa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios