Última jornada y balance

Más de 15.000 personas visitan la III edición del Festival Manga de Cádiz

  • El evento se cierra con una jornada muy seguida por el público familiar con los juegos y torneos como máximos atractivos

  • El Castillo de San Sebastián recibió ayer más de 5.800 visitas

El público en la zona comercial del III Festival Manga de Cádiz. El público en la zona comercial del III Festival Manga de Cádiz.

El público en la zona comercial del III Festival Manga de Cádiz. / fito carreto

El Castillo de San Sebastián vuelve a ser hoy el monumento solitario que vigila la playa de La Caleta. Así, mientras los últimos jóvenes cruzan sus puertas para disfrutar de la jornada final del III Festival Manga de Cádiz nos fijamos en su estado a medio camino no se sabe si de la recuperación o la destrucción. Garitas que se desmoronan, murallas, sobre todo las de su lado izquierdo, ciertamente afectadas de tanto combatir la mar, verjados por aquí, telas tapando desperfectos por allá... Ayer, mientras los jóvenes recogían y se iban, se veía San Sebastián todavía más viejo, todavía más solo... Durante tres días la fortaleza ha ocultado sus vergüenzas, quizás, por la alegre disposición de las más de 15.000 personas (15.110 exactamente) que se han animado a visitar el Festival Manga de Cádiz, un número que se queda muy cerca del récord del pasado año (15.500) y que revalida el éxito de la convocatoria.

El Castillo necesita algo de la atención que suscitó en el Doce y el Festival Manga necesita bien un Castillo con su aforo a pleno rendimiento, y no limitado al cupo de 3.000 personas que provoca las interminables colas del sábado, o bien un recinto más adecuado al interés que suscita esta cita, un lugar como la antigua estación de tren (imposible, comentan los técnicos, por el acuerdo previo que Adif tiene con otras empresas) o los depósitos de Tabacalera, todavía por inaugurar y utilizar.

Pero a la espera de que, por fin, el próximo año se colmen estas necesidades para que el Festival pueda dar un paso más en su crecimiento, los organizadores (delegación de Juventud del Ayuntamiento de Cádiz y las asociaciones juveniles Milenaria, La Forja de los Sueños, Fénix, Agoca, Mueve Ficha, Isshin y Odaiba) pueden felicitarse por un nuevo éxito que se coronaba ayer con la jornada más familiar del festival que acaparó la atención de más de 5.800 personas (5.864 siendo precisos).

La presencia de los más pequeños de la casa se dejó notar tanto en las carpas exteriores, como la de maquillaje de Look Art Studio y la de los talleres, como en el interior de las casamatas donde los niños acompañados por sus padres ocuparon buena parte de las mesas de juego tanto de Agoca como de Mueve Ficha.

Las tiendas y la zona de hostelería también notaron la visita del público familiar aunque, como comentaban desde los puestos de comida, "ni comparación con el sábado" una jornada "en la que no se paró ni un minuto".

El torneo de softcombat acaparaba la atención de los adolescentes, muy volcados con sus favoritos, al igual que el frikitest que se celebraba en el escenario cuando ya sólo quedaban un par de horas para echar el cierre.

En las puertas del Castillo dos pandillas de jóvenes se intercambian sus números. Parece que se emplazan otro día en otro lugar. San Sebastián se queda tan solo...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios