Cultura

Los nuevos cuentos de amor colombianos y sus voces solitarias

  • Esta tarde se presenta en la Feria Internacional del Libro de Bogotá 'El corazón habitado', un volumen especial de la colección Calembé integrado por veintiséis autores

Colombia de contrastes. De realismo mágico y de narcotráfico. Colombia de café y mafias. De García Márquez. De Pablo Escobar. Colombia de novela. Siempre. Y ahora, más que nunca, de cuento. De cuentos. En el país donde mejor se habla la lengua castellana aumenta el gusto por el cuento. Una nueva hornada de escritores, jóvenes ellos, se interesan por el complicado género que utilizan como bandeja en la que ofrecer su particular visión de las relaciones humanas, de las pasiones, del amor. Sobre todo, del amor. "En el amor uno se siente paradójicamente solo, indefenso", dice José Manuel García Gil, director de la colección Calembé que reuné la obra de veintiséis de estos autores en un volumen especial que se presenta esta tarde en la XXIII Feria Internacional de la Feria del Libro de Bogotá.

Así, El corazón habitado. Últimos cuentos de amor en Colombia surge con el sentido "de dar a conocer a un grupo de escritores colombianos que reivindican la dignidad de este género" y, a su vez, "exponer la difícilmente abarcable diversidad de propuestas surgidas en este tipo de narrativa en ese país desde los años 60 hasta ahora", según explica el director de la obra editada por Algaida en colaboración con el Ayuntamiento de Cádiz.

Así, desde el Consistorio gaditano el concejal de Cultura, Antonio Castillo, se congratula por este nuevo libro de Calembé "con el que se superan los 50 títulos de esta colección que siempre llevamos como uno de nuestros buques de insignia en los intercambios culturales".

Y es que otro volumen similar fue editado en 2008. En aquella ocasión la antología estuvo integrada por escritores costarricenses. "Próximamente también haremos algo con Chile", adelantan García Gil y Castillo, aunque el concejal también habla de la "internacionalización de la colección" con otra apuesta "donde se reunirán cuentos hispano finlandeses", informa.

Pero, por lo pronto, Colombia centra toda la atención de los artífices de la colección que también tienen intención de presentar El corazón habitado en Madrid durante el próximo otoño. "Esta es una antología temática. En un país donde todo tiende a ser hiperbólico, he tratado de hacer una antología más amable, una antología que no mirará la violencia, el narcotráfico, la emigración, la pobreza... Que se centrara en el amor, en las relaciones de pareja. Luego, claro, el amor tiene su lado oscuro, su complejidad. Esto crea nuevas tensiones, nuevos dolores y tragedias. Esta es la temperatura temática de los cuentos de El corazón habitado", disecciona el también prologuista del libro.

García Gil ha sido, además, el encargado de realizar la selección de cuentos y autores. Cuentos escogidos atendiendo "al rigor del cuento bien escrito y por autores que abordan el género con la suficiencia necesaria". Autores "que nacen a partir del año 62 y que miran hacia fuera", es decir, que "por la razón que sea" su proceso creativo "se ha visto expuesto a las influencias más diversas".

"Son autores -prosigue el director de Calembé- que, sin reconocerse propiamente como una generación, participan de un tiempo, de unas ideas y unos propósitos cercanos, aunque no siempre comunes o del todo afines".

Por eso, sumergirse en la lectura de El corazón habitado supone un acercamiento al complicado mundo de las pasiones. "El sexo sadomasoquista, el rencor, el narcisismo, la venganza, el miedo, el tedio y el asesinato anidan en los seres humanos cuando se emparejan y rigen sus actos", enumera García Gil que en el prólogo del libro asegura que "estos cuentos colombianos recuperan la experiencia de contar unos usos amorosos en un época que refuta la solidez y la durabilidad de las emociones".

El amor es ahora una vivencia convulsa. Un motor que nos empuja a buscar fuera de nosotros mismos para darnos cuenta, irremediablemente, de nuestra soledad. "Por eso ahora necesitamos para explicarlo de esas voces solitarias", concluye.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios