Cultura

La sensual historia de 'Tristán e Isolda' llega a la Central Lechera

  • Iónica Teatro lleva a la sala de Argüelles la obra del dramaturgo Marco Antonio de la Parra

La leyenda celta que, entre otros muchos, inspiró a Wagner en una de sus óperas llega hoy a la sala Central Lechera de Cádiz en versión teatral contemporánea. La obra Tristán e Isolda, del dramaturgo chileno Marco Antonio de la Parra, es la elegida por Iónica Teatro para estrenarse en la ciudad como grupo. La historia de dos ex amantes que se reencuentran, y que en su día rompieron porque no querían dejar a sus respectivas parejas, se presenta en un montaje que su directora, Carmen Reiné, define como "sensual". Iosune Onraita y Nicolás Montoya son los actores que encarnan a los protagonistas de la obra.

Estrenada el pasado 31 de mayo en la Sala Compañía Jerez, en una función con carácter benéfico, Tristán e Isolda fue de nuevo representada en la ciudad jerezana en verano, en los claustros de Santo Domingo. Ahora llega a Cádiz dentro del ciclo Teatro de Aquí que se programa habitualmente en La Lechera, aunque en esta sala ya se representó hace unos años cuando Carmen Reiné, en el papel de Isolda, compartió escenario con Ezequiel Arauz dentro de la compañía Carismática Teatro. Reiné explica que su compañero de reparto tuvo que dejar el proyecto, que ahora ha retomado con este nuevo grupo que reúne a una gaditana, la directora; a un jerezano, Nicolás Montoya, y a una actriz vasca formada profesionalmente en Madrid, Iosune Onraita.

Carmen Reiné, que se estrena con este montaje en la dirección teatral, cita a Ezequiel Arauz a la ahora de hablar de la obra que se representa esta noche, a partir de las nueve, en La Lechera: "La verdad es que la propuesta escénica tiene mucho de Ezequiel, hay mucho de lo que aportó cuando representamos por primera vez la obra".

Por lo demás, Carmen Reiné anuncia que su intención ha sido ofrecer con este montaje "una obra sensual, que despierte los sentidos. No es grotesca ni obscena. Hay incluso un orgasmo femenino que hemos tratado con delicadeza y que está muy bien interpretado".

Escrita por un dramaturgo, Marco Antonio de la Parra, que también es psiquiatra, Tristán e Isolda relata el reencuentro de dos ex amantes, que en su día mantuvieron una relación apasionada y que, sin embargo, se rompe porque ambos son incapaces de abandonar a sus respectivas parejas. Una historia de amor y desamor forzado en la que Reiné destaca el enfoque del autor de la obra: "Se nota que es psiquiatra, porque enfoca esta historia desde el punto de vista del duelo, del proceso de duelo, porque ellos aún se aman y tienen que sobrevivir después de haber roto".

La directora gaditana estima que el montaje de Iónica Teatro es "un trabajo muy digno" que "sorprende al público" que acude a la sala. La obra trata una temática "muy humana, no enfocada como un drama o una comedia. Hasta ahora, a la gente le gusta y le impresiona".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios