Tribunales Condenada a tres años cárcel la ex directora financiera del Inibica por apropiarse de 400.000 euros

Cultura

El gaditano Pablo Vega busca su sueño en el televisivo 'Número 1'

  • El artista, que comenzó su andadura en Cádiz tanto con diversos grupos como en solitario, abandonó el mundo de la música al que ahora regresa con fuerza

Sabores y sinsabores recorren la trayectoria profesional de Pablo Vega. El gaditano persiguió una vez su sueño, y se desilusionó. Pero quien ama la música siempre tiene encendidas las ascuas de las ganas. Esta vez, quien prende el sueño es un programa televisivo donde el músico y compositor tiene puestas "sus esperanzas". Pablo Vega suena contento, excitado y agradecido al otro lado del teléfono. "La verdad es que no me lo creía, ha sido maravilloso sentir así que la gente está conmigo", cuenta. Y no es para menos. La noche del lunes se erigió como el concursante más votado por los televidentes del Número 1, un honor que palió la decepción de no ser uno de los artistas blindados por el jurado.

"Es una segunda oportunidad para demostrar a lo que puedo llegar", asegura, enérgico, el joven de 29 años que, sin embargo, aprecia y valora "el gran nivel" de sus compañeros de concurso. "Pero hay que tener mentalidad ganadora, ¿no?", ríe.

Mentalidad ganadora y, sobre todo, "un amor tremendo por la música", confiesa, desde que a los 14 años sus padres pusieron una guitarra en sus manos. "Al principio tocaba y cantaba (composiciones en inglés) en Cádiz con un grupo rock, porque verdaderamente yo empecé por ahí y es lo que me gusta, que llegó a tener cierta fama, Jonas".

Cuando la formación decidió disolverse, y tras varias estancias del gaditano por diferentes ciudades como Barcelona o Mallorca, Pablo arrancó una carrera en solitario, empieza a componer temas en castellano y a tocar por distintos lugares. "Saqué un disco homónimo pero por discrepancias con la discográfica el trabajo se retiró del mercado apenas unos meses después de salir", cuenta Pablo, aún con pena, que estuvo "amarradillo" a la editora durante unos años. "La verdad es que a partir de ahí me decepcioné mucho. Volví a Cádiz y comencé a trabajar en el negocio familiar", explica el músico que en este tiempo no ha pasado desapercibido para otros artistas como Andy&Lucas que le pidieron su tema Faldas para el último disco de los gaditanos.

Un negocio familiar, una reputada empresa de remolcadores y barcos que opera en Cádiz, donde Pablo también se siente "a gusto" y que le ha valido muchas "experiencias y vivencias" para sus composiciones. "Fue la familia y mi novia quienes me animaron a presentarme al programa y volver a retomar mi sueño", arguye el artista que sólo tiene palabras de agradecimiento para todas las personas que lo están apoyando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios