Cultura

Las ensoñaciones de un suicida anhelante en 'Diario de mi muerte'

  • El realizador Juan Antonio López presenta esta noche en la Casa de la Juventud su último corto · La historia, protagonizada por Pablo Puyol, se ha rodado en localizaciones de Cádiz y Puerto Real

Pánico a una muerte ridícula, la canción de Def con Dos que habla de un suicida repetitivo y frustrado, alentó a Juan Antonio López a desarrollar la historia que recoge en Diario de mi muerte.

Como la anterior propuesta del realizador -Quinta Asun, presentada el año pasado-, Diario de mi muerte se sitúa en la España de entre los años cuarenta y cincuenta. El argumento -que recrea cuatro intentos de suicidio fallidos- lleva implícitp una crítica contra la eutanasia: "Realmente, no son suicidios en sí, sino ideas de suicidio que el protagonista, incapaz de moverse en una cama, desarrolla -comenta al respecto Juan Antonio López-. Todo está narrado desde la voz en off de su inconsciente. El no puede ejecutar porque no se puede mover, y por eso ninguna de las intentonas prospera, lo que le da una vis cómica al relato..."

"En cada uno esos intentos, hay elementos que forman parte del escenario inicial -prosigue Juan Antonio-. Por ejemplo, el protagonista, en su estado vegetativo, escucha todos los días un programa de radio con una canción de fondo que suena en sus evocaciones; el paisaje de la marina que observa sale en otra; la silla es la misma de cuando intenta ahorcarse..."

Fundamental, en esta recreación, ha sido el trabajo de Ras Artesanos, que se han encargado de la producción artística: ellos han reproducido el ambiente decadente de una abandonada habitación de hospital de la época. La música de El domador de medusas se encarga de cerrar la peculiar atmósfera de esta historia, escrita con la colaboración de Kike Beas Mariscal al mismo tiempo que se concibió Quinta Asun.

"Planeamos realizar una media de un corto por año -comenta Juan Antonio-. Aunque son proyectos bastante personales y dependemos de las agendas de todos. La mayor parte de los que han colaborado en este proyecto, por ejemplo, son compañeros míos de Onda Cádiz... Lo bueno que tiene esto es que la colaboración se hace más fluida: ya nos conocemos, sabemos cómo trabajos y lo hacemos todo más rápido".

Una capacidad de organización que asombró al actor Pablo Puyol cuando se incorporó al rodaje: "Lo teníamos todo muy cronometrado porque sólo contábamos con él tres días... -explica López-. Contactamos con Puyol cuando vino a Cádiz a presentar en el Falla Crimen perfecto. Leyó la historia, le gustó la idea y aceptó participar en el proyecto desinteresadamente".

El nombre de Juan Antonio López aparece en el guión, la producción y la dirección de la cinta: "Sí, realmente soy muy pesado -confiesa-. Pero al final de todo, suspiras satisfecho, y a todos nos gusta implicarnos en algo creativo".

Grabada en alta definición y rodada en localizaciones de Cádiz y Puerto Real, Diario de mi muerte se presentará a todos los festivales a los que ya se mandó Quinta Asun. Y hay más proyectos en la antecámara, "probablemente, la próxima historia vaya acerca de una cámara antigua con un misterioso carrete dentro...", indica López.

"Es verdad que se ve una predilección por las historias oscuras, hitchcocknianas... De hecho, este corto se inspira un poco en El ladrón de cadáveres -continúa Juan Antonio-. Pero es lo que nos gusta, no trabajamos orientados a ninguna moda".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios