Música

La batuta gaditana triunfa en Alemania

  • El músico Julio García Vico, de 27 años, se impone en el Concurso Internacional de Dirección de Orquesta en Alemania, donde obtiene el primer premio, el del público y el de la ópera

El joven gaditano Julio García Vico, dirigiendo la orquesta. El joven gaditano Julio García Vico, dirigiendo la orquesta.

El joven gaditano Julio García Vico, dirigiendo la orquesta.

El trabajo bien hecho, el esfuerzo, suele obtener tarde o temprano su recompensa. En el caso de Julio García Vico la recompensa, posiblemente la primera de otras muchas que vendrán después, ha llegado temprano: a sus 27 años. Porque este músico gaditano ha logrado destacar en el Concurso Internacional de Dirección de Orquesta en Alemania, donde hace solo unos días se hizo con el primer premio, el galardón del público y el galardón de la ópera.

Nacido en Cádiz en 1992 pero unido a Chiclana donde se encuentra el domicilio familiar, Julio García analiza para este Diario desde Alemania, donde vive perfeccionado sus estudios musicales, qué le supone este galardón: “El Premio Alemán de Dirección es actualmente uno de los más importantes del panorama internacional. Estos concursos son uno de los caminos que tienen los directores para empezar una carrera, es el camino más árido pero también el más rápido. Comenzar a hacer concursos es muy duro emocionalmente porque en el mayor de los casos el esfuerzo no es recompensado, y esto lleva a frustraciones. El premio tenía un repertorio de 32 piezas, equivalente a lo que un estudiante medio estudia en los cuatro años de carrera, y de los 97 candidatos preseleccionados de todo el mundo solo tres llegamos a la final. Este riesgo se puede ver recompensado, ya que el conseguirlo te puede ahorrar años de ascenso en tu carrera”.

Su camino, su carrera musical, se allana considerablemente a partir de ahora, pero el joven músico es consciente de que el futuro, un buen futuro, sigue pasando por dar los pasos de manera correcta: “Ahora tengo que buscar un agente que planifique mi carrera, el premio me abre la posibilidad de trabajar donde quiera, pero no se pueden dar pasos en falso. Me gustaría comenzar con orquestas jóvenes internacionales, ya que tienen una energía que me encanta. Mis próximos proyectos son una gira con la Bundesjugendorchester (tocando la Novena de Beethoven en auditorios como la Filarmonia de Berlín o el Concertgebouw de Amsterdam) y la ópera Madama Butterfly de Puccini en Gelsenkirchen”.

Los primeros estudios musicales de Julio García Vico, los elementales, los cursó en el Conservatorio de Chiclana. El grado medio, ya en el Conservatorio de Cádiz, lo logró bajo la atenta mirada de la profesora Itciar Elorza, a la que el músico gaditano destaca como “una de las personas que han influido” en su carrera y que vio en aquel Julio niño unas condiciones especiales para triunfar en el panorama de la música clásica.

Y a los 17 años se marchó a Madrid para realizar el grado superior de música en la especialidad de piano, con profesores como Pilar Bilbao y Sebastián Mariné. Concluyó sus estudios y fue seleccionado para un máster en música contemporánea en la Ensemble Modern de Frankfurt. Esa puerta le permitió traspasar otra para realizar estudios superiores de dirección de orquesta en Dusseldorf, bajo la batuta de Rudiger Bohn, para finalmente realizar un máster de dirección.

Una aventura alemana de la que Julio García explica las razones: “Me fui para poder hacer música contemporánea. En Madrid tenemos a un profesor fantástico, Sebastián Mariné. Sin embargo, no tenemos programas ni ensembles que tengan la infraestructura y expansión que ofrecen, por ejemplo, la ensemble de Frankfurt, donde empecé en 2014. Esta ensemble ofrece conciertos en Nueva York, Tokio, Honk Kong, y en los grandes festivales europeos. La diferencia entre Alemania y España es fundamentalmente cultural y económica. Aún así, España tiene un sistema educativo mucho más completo que el alemán. Nosotros somos el país de Europa con el mayor número de músicos de orquesta, la pena es que tengamos que irnos”.

En el horizonte, por supuesto, se encuentra tocar en su tierra, en Cádiz: “Me haría mucha ilusión, sería una oportunidad de presentarme ante la gente de mi ciudad”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios