Cultura

Algo se está 'barruntando' en la plaza de Mina

  • El arte saldrá a la calle de manos de sus artífices el próximo 27 de septiembre a través de la iniciativa Barrunto, ideada por Manuel José Luna

"Alguien dijo que existe un lenguaje que todos entendemos, el lenguaje del entusiasmo. Pues de eso se trata, de hacer algo positivo que genere un entorno interactivo, en donde el arte acompañado del entretenimiento, facilite que se compartan ideas y experiencias entre los artistas y el público". El artista y arquitecto Manuel José Luna Rodríguez tiene muy claro los objetivos de la iniciativa que está fraguando, que está barruntando, junto a otros artistas gaditanos. Barrunto 2014. El arte en la calle y Cádiz como punto de encuentro.

 

"Se trata de sacar el arte y a los artistas a la calle, liberados de las galerías y los museos y de la relación que tradicionalmente han venido manteniendo con éstos", explica el alma mater de esta iniciativa con la que se le ofrece a los artistas "la posibilidad" de "ser ellos los que digan en qué consiste su obra, acercándola al público y aprovechado una situación festiva para conseguirlo".  

 

Y es que Barrunto, cuya celebración está prevista durante el primer sábado del otoño (27 de septiembre) desde las once de la mañana a las once de la noche, tendrá al arte como protagonista pero también dará cabida a "actuaciones puntuales de música, teatro, poesía, arte en directo y performances, seleccionadas y supervisadas previamente por el equipo organizador", adelanta Luna que asevera que también contactarán "con los comercios de la zona, bares y restaurante ofreciéndoles la posibilidad de participar con ofertas especiales".

 

Barrunto, un título que nos aproxima al concepto de presentir o sospechar que algo va a pasar, tan expresado en Cádiz con el verbo barruntar, también surge de una sensación, de un latido. "Saliendo del Colegio Oficial de Arquitectos de Cádiz después de acordar una exposición contemplé el maravilloso espacio urbano que conforma la plaza de Mina. Me recordé a mí mismo como en otras ciudades existe ese concepto de exposiciones en la calle como en Barcelona, en París,... ¿Por qué en Cádiz no? ¿Por qué la exposición que quería realizar no se podía hacer en la calle y, mejor, acompañado de 70 artistas?", rememora Luna que se contestó con un primer boceto de Barrunto. 

 

Así, el arquitecto escribió a la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Cádiz donde le atendieron "maravillosamente" y donde "desde un principio optaron por apoyar la idea", asegura. A continuación, Luna se puso en contacto "con amigos de profesión y de pasiones" para recabar apoyos y encontró al "incondicional de Julio Malo de Molina, gran arquitecto y conocedor de Cádiz". De hecho, Malo de Molina y Luna han sido los encargados de perfilar y pulir la idea inicial hasta lo que es ahora. Además, el gaditano explica que no ha parado de recibir "colaboraciones desinteresada de artistas gaditanos" como el de "la gran amiga y fotógrafa" Virginia Marín, organizadora del evento Colección Besos, "el maravilloso entusiasmo de la artista con mayúsculas Amalia Quirós", "la genialidad de Manuel Maqueda a quien debemos el bonito cartel de presentación", "las ideas de la escultora Carmen Villegas", "la constancia permanente de Lucía Romero, Montse Benítez y Pilar de Sobrino", "el optimismo de Gillermo Márquez Puyana", enumera el organizador que "diariamente" recibe nuevos apoyos y mucho interés de participación en el evento artístico.

 

"A final de mes hemos de presentar un dossier a la concejalía de Cultura de Cádiz, en el centro cultural Reina Sofía, en donde recojamos el desarrollo del evento, el tipo de colaboración entre Ayuntamiento y Barrunto, el programa a desarrollar, una ficha con cada uno de los participantes, entre otros detalles, para que el proyectos pueda aprobarse en el Pleno Municipal", desea Manuel José Luna que recuerda una conversación con la artista Carmen Peña Alonso, donde la gaditana afincada en Sevilla se quejaba de que el público ya no entraba en las galerías que, por otra parte, tal y como explica Luna, "cobran un alquiler altísimo por las instalaciones y porcentajes de venta que en algunos casos superan el 50%". "Y, como dice la buena de Carmen, al final el público ni se digna a entrar. Así que nos vamos con los cuadros a la calle, esperemos que a la plaza de Mina el próximo 27 de septiembre", aspira.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios