Cultura

Porque 25 años sí son muchos

  • El Centro Andaluz de Flamenco celebra su cumpleaños con una muestra sobre la carrera cinematográfica de Lola Flores, con motivo también del 90 aniversario del nacimiento de la artista

Fue un día luminoso, de mucho calor, hace 25 años. Un 7 de mayo de 1988, el rehabilitado Palacio Pemartín se convertía en la sede del hoy Centro Andaluz de Documentación del Flamenco (CADF), llamado entonces Fundación Andaluza de Arte Flamenco. En aquellos tiempos, Lola Flores llevaba ya a sus espaldas prácticamente toda su carrera artística y rodaba algunos de los capítulos de la serie 'Juncal', donde participó con Paco Rabal. Cinco lustros después, el mismo sol es testigo, en este mismo espacio, de la inauguración de una exposición sobre la labor de la jerezana en el cine. Ella hoy no está, pero su espíritu es imborrable y recuerda con los jerezanos el aniversario de una entidad que se ha convertido en referencia internacional para los investigadores y amantes del flamenco.

El Centro celebra, pues, su cumpleaños con esta muestra, que fue inaugurada ayer por el delegado de Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, Fernando López Gil, y la delegada territorial de Educación, Cultura y Deporte, Cristina Saucedo, y que recibe el nombre de 'Lola Flores en el cine', con motivo también del 90 aniversario del nacimiento de la artista jerezana. La primera de otras citas que se van a organizar en el centro coincidiendo con la efemérides.

La exposición, que se podrá visitar hasta el 7 de julio, está conformada con fondos propios del Centro, donados muchos de ellos por particulares como el presidente del Cine Club Popular, José Luis Jiménez. "Un valor sentimental y de promoción del arte de Andalucía muy importante y con estas iniciativas queremos darle una mayor difusión", comentó López Gil del CADF. Carteles de cine, programas de mano, discos, algunos de ellos de pizarra... Un catálogo cinematográfico de sus 38 películas en el que el espectador puede ver fotografías en las que la artista posa de manera 'muy suya', con ese temperamento que le caracterizaba, la mirada, los gestos... Material que ha sido seleccionado ya que son innumerables los fondos que el Centro conserva de Lola Flores. Además, se exponen los clásicos programas de mano que se entregaban en los cines desde los años 30 a los 60, llenos de coloridos y con diseños que van avanzando con los décadas. Los fotocromos y las portadas de las revistas 'Primer Plano' también forman parte del catálogo. "Es un material muy curioso que ha costado muchos años conseguir, pero ha merecido la pena", asegura Jiménez. En concreto, la muestra consta de ocho revistas cinematográficas editadas entre el 18 de julio de 1954 y el 8 de enero de 1961, 22 programas de mano, 25 fotos de rodajes, 11 cartelas de cine, 6 folletos publicitarios, 1 disco sencillo de la banda sonora de la película Casa Flora y un disco de pizarra con la grabación del tema de la película Pena, penita, pena.

Lola Flores grabó durante su vida 38 películas entre 1939 y 1992, más de medio siglo de carrera cinematográfica que empezó con el largometraje Martingala de Fernando Mignoni, y concluyó con su participación en la película documental Sevillanas de Carlos Saura.

En 1951 firma, por seis millones de pesetas, un contrato en exclusiva con Cesáreo González, rúbrica que fue acompañada por un impresionante despliegue publicitario. En este período llegó a rodar 18 películas, algunas coproducciones con México, que la consagraron como estrella internacional. Después de esta etapa, continúa alternando sus espectáculos en directo y sus grabaciones discográficas con el cine, realizando, ya al final de su carrera, varios largometrajes (El asesino no está solo, Truhanes, Los Invitados), que se alejaban del prototipo de cine folklórico en el que se enmarca buena parte de su trayectoria, en la que destacó por ser una trabajadora incansable.

Hay que destacar que actualmente el Centro Andaluz es el mayor centro de documentación del flamenco del mundo y tiene registrados 40.490 fondos reales de todo tipo entre monografías, partituras, material gráfico (folletos, fotografías, carteles, postales), una fonoteca con 20.101 registros y una videoteca con 1.919. De entre todos ellos están digitalizados 16.752 elementos. El Palacio (inicialmente conocido como Palacio de los Marqueses de La Mesa de Asta) es un destacado exponente de la arquitectura residencial palacial andaluza y uno de los escasos ejemplos de arquitectura bajomedieval con los que cuenta la ciudad. Un patrimonio para el flamenco, como lo fue y sigue siendo Lola Flores, porque 25 años para Jerez sí son muchos, tanto como el significado que tiene el CADF para el impulso y conservación del arte flamenco dentro y fuera de las fronteras.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios