Cultura

Viñetas de la historia real

  • Carlos Giménez, considerado como uno de los grandes dibujantes y guionistas del cómic internacional, hablará en el Aulario de La Bomba de su obra

"A Marcelino aquel chico le caía bien. Muchas veces habían jugado en la calle. No podía comprender por qué la gente se metía con ellos.

- 'Papá... ¿por qué todo el mundo los insulta?-

-Porque son fascistas... hijo... eso dicen... porque son de derechas, enemigos...-

-¿Enemigos? Pero ellos también sufren las bombas... ellos no las tiran, ellos tienen el mismo miedo que nosotros a que les caiga alguna... son buenas personas...- ".

Es la historia de Marcelino, de su familia y de la Guerra Civil. Viven, malviven, en el Madrid asediado por las tropas franquistas. Son los protagonistas de 36-39 Malos tiempos, la última obra que Garlos Giménez ha dibujado sobre la Guerra Civil. La publica Glénat pendiente de editar el cuarto y último tomo y se ha convertido en uno de los cómic de mayor venta y éxito de crítica del pasado 2008.

Es una obra impactante en la que Carlos Giménez, considerado como uno de los grandes autores de cómic de toda Europa, mantiene su estilo de contar historias humanas con toda la crudeza de la realidad. Y sobre todo, contar las cosas sin temor a la crítica.

"Yo, el autor de estos sencillos y humildes dibujos, Carlos Giménez, no soy neutral. Repito: no soy neutral. No lo he sido en mi vida. Hace tiempo que opté por el compromiso y decidí echar andar por el sendero de los hombres libres que no dejan que les crezcan pelos en la lengua", escribe el propio autor en el epílogo del tercer tomo de 36-39.

Carlos Giménez estará en Cádiz el jueves 15 de enero. Está invitado a las Presencias Literarias en la Universidad de Cádiz, que se celebran en el Aulario de La Bomba. Será presentado por el gaditano Carlos Pacheco, uno de los referentes del cómic de superhéroes.

La mayor parte de la obra gráfica de Carlos Giménez ha estado ligada a su propia vida, dura y marcada por el dolor, el hambre y la tristeza de los años en negro que vivió España tras la Guerra Civil.

Paracuellos es, junto al que ahora publica Glénat, su trabajo más impactante. La historia de los niños que fueron "acogidos" en las casas de Auxilio Social gestionadas como auténticos campos de concentración por la Falange. Los seis tomos publicados vuelven a ser obras combativas, con la imagen dantesca de quienes controlaban estos colegios. Son historias muy cercanas a la propia vida de Giménez. La prematura muerte de su padre y la enfermedad, tuberculosis, de su madre, le llevó a uno de estos 'hogares'. Uno de los protagonistas del cómic intenta evadirse a través de los tebeos (Las aventuras del FB, El Cachorro...), como un pequeño dibujante que él mismo fue.

Curiosamente, el primer título que le da cierta continuidad laboral será un personaje del oeste, Gringo e incluso historias románticas. Comienza una etapa en Selecciones Ilustradas que también quedará años más tarde reflejada en su obra Los Profesionales, y en especial la figura del mítico editor catalán Josep Toutain. Será una serie que se inicie en la revista coral Rambla, de escasa y complicada vida durante los años ochenta.

Tras el experimento de Delta 99 nace Dani Futuro a la vez que su estilo de trabajo evoluciona hacia un mayor compromiso político.

A finales de los setenta y principios de los ochenta publicó otra obra profundamente ideológica España una, grande y libre. El título de esta trilogía lo dice todo. Son historias cortas, acidas, publicadas muchas de ellas en El Papus.

A partir de ahí publica diversidad de historias, la mayoría con un gran calado social hasta que a finales del siglo pasado recupera Paracuellos y da un paso más en su visión de los años trágicos de este país con 36-39. En 2003 recibió la Medalla al Mérito en las Bellas Artes en su categoría de Oro. El acto organizado por la Universidad de Cádiz será a las siete de la tarde.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios