Cultura

Versos y fotos en 'Vaivén', el nuevo poemario de Blanca Flores

  • La autora gaditana publica un 'álbum en construcción' donde los textos unen a las imágenes de Francisco Rocha

'Un álbum en construcción'. Ese es el subtítulo que acompaña al nuevo libro de Blanca Flores, que realiza su segunda incursión en solitario en el mundo de la poesía con Vaivén, un libro distinto, abierto a más creaciones en el que los versos de la autora gaditana se acompañan de las sobrias fotos de otro gaditano, Francisco Rocha, y que se completa de unas hojas de rayas en blanco, a modo de cuaderno de anillas, a disposición del lector para que pueda expresar en ellas lo que le sugieren cada poema o cada foto. El libro se presenta hoy en el Centro Reina Sofía.

Es como un libro abierto, ese álbum en construcción que Blanca Flores (Cádiz, 1967) define así: "El lector puede pintar, escribir, dibujar, pegar una fotografía; puede plasmar su propia creación en las hojas de ese cuaderno. Se trata de la teoría de la estética de la recepción, una teoría literaria que analiza la respuesta de los lectores ante los textos, la capacidad que tiene cada cual de interpretar lo que lee de una u otro forma".

Publicado por El Boletín, la editorial de Eduardo Albadalejo, Vaivén se fue fraguando cuando Blanca Flores buscaba portada para su primer libro de poesía, Por debajo de la puerta. Francisco Rocha, psicólogo de profesión y miembro de la Tertulia Fotográfica Balaustrada, le hizo entonces un fotomontaje para aquella edición con la imagen de Marilyn, y tan fructífera fue la colaboración que surgió la idea de conjugar los versos de ella y las fotos de él, "un maridaje -explica la autora- que busca ofrecer un producto distinto y atractivo, un trabajo artesanal porque el libro está impreso con tres tipos de papel: para los poemas, para las fotos y para el cuaderno". Las palabras del siempre certero Juan José Téllez conforman un prólogo en el que se destaca que los versos de Blanca y las fotos de Francisco conforman "un raro juego hipnótico en el que tampoco faltan guiños a Joan Manuel Serrat o a Gabriel García Márquez".

Porque el libro, también, está repleto de citas literarias. Cada poema viene precedido de una cita donde la autora echa mano de algunos de sus referentes para enmarcar sus propios poemas. Por allí aparecen Juan Gil-Albert, Gerardo Diego, Luis Cernuda, José Hierro, Mario Benedetti o el propio Téllez, pero también estrofas de Manolo García, Serrat, Sabina, Manu Carrasco, Nena Daconte o Rosana.

Blanca Flores y Francisco Rocha han empleado mucho tiempo en la elaboración del libro, muchas conversaciones encaminadas a coser versos y fotos para confeccionar este encuadernado traje de papel con el que la autora gaditana trata de consolidarse en el complicado panorama editorial mientras lleva a sus poemas las inquietudes y vivencias que día a día le suceden. Los poemas se reparten por el libro en orden alfabético, aunque cierra el titulado Vaivén, el que da nombre al poemario, un título con el que Blanca Flores quiere significar "el propio movimiento de la vida, el contraste de los estado de ánimo, esa fluctuación que hace que un día sea distinto a otro".

Inspectora de Educación, Blanca Flores recuerda los años en los que ejerció de profesora de Literatura, años en los que animaba a mucha gente a escribir y en los que también a ella le sugerían pasar al papel sus propias vivencias e inquietudes, o esos vaivenes que ahora ven la luz enfocados por Francisco Rocha y prestos a recibir también las creaciones de los lectores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios