Cultura

Tardes para la historia del toreo

  • Donde torearon juntos por primera vez Joselito y Belmonte

La plaza estuvo abierta al público desde 1862 hasta 1914, 52 años y poco más de un mes. En el día de su estreno, en septiembre de 862, la Reina Isabel II llegó tarde al festejo inaugural, en el cuarto toro , por lo que las cuadrillas emprendieron de nuevo el paseíllo.

El Salamanquino, Manuel Domínguez y José Ponce torearon aquella tarde toros de Romero Balmaseda y quien habría de ser Rey Alfonso XII acudió al festejo vistiendo el traje corto andaluz. Se aplicó un Reglamento Taurino obra de Joaquín de Lara, uno de los más antiguos de España.

Al isleño Sebastián Suárez Chanito y al novillero de Algodonales afincado en el barrio de Santa María José Amuedo les cupo el honor de torear por última vez en esta plaza. Fue hace 100 años, el 1 de noviembre de 1914 en una novillada en mano a mano con cuatro reses de Pablo Benjumea . Los dos novilleros tenían ambiente y había toreado no pocas novilladas en plazas de la bahía.

Poco antes, el l 6 de septiembre de 1914 moría el novillero Herrerín. Jaime Ballesteros, zaragozano recomendado por el gobernador civil, toreaba ese día con Chanito, Amuedo y el portuense Díaz Domínguez. El novillo "Almejito" de López Plata mató al torero maño.

Fue la segunda víctima mortal en esta plaza. Anteriormente, el 30 de mayo de 1869, el picador gaditano Francisco Cazalla "Caíto " de la cuadrilla de Salamanquino, fue derribado por el toro "Enamorado" de Joaquín Castrillón. En la cogida el toro le arrancó la coleta llevándose el cuero cabelludo. Los médicos reimplantaron la coleta al torero de a caballo, pero se desencadenó el tétanos y murió. Un hecho que fue objeto de estudio en los manuales de la Facultad de Medicina.

También fue plaza significativa para Joselito, cuyas familias maternas -Ortega y Feria- eran del barrio de Santa María. En este ruedo fue donde toreó la primera de las 275 veces que lo hizo con Juan Belmonte, fue un 22 de agosto de 1912. Ese año toreó Gallito en los festejos del centenario de las Cortes y Sitio de Cádiz. También fue donde el monstruo de Gelves se encerró por vez primera en solitario, con una novillada de Salas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios