Cultura

Restaurado un cuadro del Cardenal Zapata en el Museo Catedralicio

  • La obra, original del pintor Ricardo Escribano, se encontraba bastante deteriorada pese a que fue pintada en el siglo XX · La restauradora Eva Morata, de Ars Nova, ha recuperado el retrato

Comentarios 1

El Museo Catedralicio de Cádiz cuelga ya en sus paredes de la Casa de Contaduría, en el barrio del Pópulo, una nueva obra de arte restaurada. Se trata del retrato del Cardenal Zapata que pintó en el siglo XX el pintor y sacerdote Ricardo Escribano. El cuadro, pese a su juventud, estaba "muy deteriorado", según explicaron ayer a este periódico fuentes del Cabildo Catedral. La recuperación del cuadro ha sido posible gracias al trabajo de la restauradora Eva Morata Plá, de la empresa Ars Nova.

El cuadro del Cardenal Zapata, que rigió la diócesis gaditana entre 1587 y 1596, se puede contemplar en la Sala del Asalto del Museo Catedralicio, el espacio dedicado a la época en que se produjo el ataque de la flota angloholandesa a Cádiz, en 1596. Este fue, precisamente, el año en que Antonio Zapata de Cisneros dejó Cádiz al ser trasladado a Pamplona. El Museo Catedralicio cuenta con una sustanciosa colección de retratos de obispos, como los de Tomás del Valle, Vicente Calvo y Valero o Marcial López (éste de Federico Godoy), algunos de los cuales también han sido restaurados en los últimos años.

Durante sus nueve años como obispo en Cádiz, el cardenal Antonio Zapata de Cisneros, que llegó a ser virrey de Nápoles, erigió el Seminario de San Bartolomé y labró el ya desaparecido Convento de la Candelaria.

El retrato ahora recuperado fue pintado en el siglo pasado por Ricardo Escribano, un sacerdote que se dedicaba también a pintar y que se especializó en retratos de cardenales y obispos. Algunos de sus cuadros se encuentran en la Cripta de la Catedral gaditana o en el Seminario. Y en la Catedral de Ceuta cuelga su serie de obispos septenses, un conjunto de 18 lienzos con los retratos de otros tantos prelados ceutíes. "Pintaba muy bien", aseguran las fuentes del Cabildo Catedral, que califican además el retrato restaurado como "de muy buena factura".

La restauración del retrato del Cardenal Zapata, con la colaboración de Cajasol, fue encargada a la empresa Ars Nova, con sede en Sevilla y fundada por un matrimonio de historiadores del arte y restauradores: él de Jerez, Fabián Pérez Pacheco, y ella de Valencia, Eva Morata Plá. Es una empresa que, según las fuentes consultadas, ya había demostrado antes su buen hacer con la restauración integral de la Capilla de las Reliquias, en la Catedral Nueva, y con la rehabilitación del Retablo de los Genoveses, una de las joyas de Santa Cruz, la Catedral Vieja. El retrato del Cardenal Zapata, entregado por Fabián Pérez al Museo Catedralicio, ha sido restaurado por Eva Morata.

La recuperación de este cuadro es, según una nota de prensa enviada desde el Cabildo Catedral de Cádiz, un paso más de la política de restauración del patrimonio artístico e histórico de la institución, que persigue poner en valor en las mejores condiciones posibles todos los elementos expositivos del Museo gaditano y del conjunto catedralicio en general. Así, por ejemplo, se restauró la Custodia de Ana de Viya, gracias a la financiación de la Fundación Cajasol, y se recuperaron dos tablas flamencas del círculo de Juan de Borgoña, en este caso a través del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, que pueden contemplarse desde septiembre en la sala Levante del Museo Catedralicio. Aquella restauración, que abrió un debate sobre la verdadera autoría de las pinturas realizadas en el siglo XVI, duró 24 meses y contó con un presupuesto de 53.500 euros. Actualmente están en fase de restauración las campanas de la Catedral.

El Museo Catedralicio se encuentra desde el año 2000 en la conocida como Casa de la Contaduría, en la plaza Fray Félix del barrio del Pópulo, un edificio construido en el siglo XVI y que se asienta sobre la cávea del Teatro Romano de Cádiz .

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios