Cultura

El Patio de los Leones vuelve a ser accesible al público

  • El conjunto escultórico más significativo de la Alhambra ha recuperado su sistema hidráulico · El emplazamiento llevaba quince años cerrado a las visitas

El Patio de los Leones de la Alhambra de Granada, uno de los iconos del monumento nazarí, vuelve desde a ser accesible al público una vez concluido el complejo proceso de restauración iniciado hace una década, que recupera el pavimento de mármol blanco con el que fue concebido y su sistema hidráulico. El espacio, por el que los visitantes no podían pasear desde 1987, vuelve así al aspecto en que fue diseñado durante el mandato del sultán Muhammad V en la segunda mitad del siglo XIV.

Los trabajos de recuperación del símbolo más reconocible de la Alhambra han tenido un coste superior a los 2,24 millones de euros y han movilizado a un equipo multidisciplinar de cerca de un centenar de especialistas e investigadores.

La intervención integral ha permitido recuperar con criterios de autenticidad e integridad la imagen de esta fuente y la restitución de su sistema hidráulico, de modo que la docena de esculturas vuelven a verter el agua, uno de los elementos más presentes y representativos de todo el recinto palaciego.

Para garantizar un perfecto estado de conversación de los leones y la taza, que a lo largo de los siglos habían acumulado costras calcáreas y sufrido la invasión de diferentes elementos biológicos, el patio contará con un equipo especializado y de última tecnología para la toma de registros y análisis.

Así, la estancia dispondrá de una estación meteorológica que permitirá evaluar comportamientos de los bienes que alberga en su propio microclima y tendrá un nuevo sistema de seguridad.

La intervención en el patio -que ha concluido con la colocación de 250 piezas de mármol blanco almeriense para cubrir unos 400 metros cuadrados de superficie, y la restauración de su circuito hidráulico- estuvo acompañada de una excavación arqueológica que constató el hallazgo de restos preexistentes en este enclave.

Además de la recuperación de los leones, la actuación ha permitido conocer el proceso minucioso que en su día se siguió en la ejecución de estas esculturas y descubrir que, aunque parezcan iguales, cada una presenta rasgos singulares.

El jefe del Ejecutivo andaluz, José Antonio Griñán, fue el encargado de poner en marcha el nuevo sistema hidráulico, que ha hecho que los leones y la fuente vuelvan desde hoy a verter agua. Griñán destacó que los trabajos, llevados a cabo por equipos andaluces, han recuperado una parte sustancial de la historia, en una intervención que ha combinado "tradición y modernidad" y que permite ver y escuchar el patio como hace siglos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios