música

"Ojalá 2018 no terminara nunca"

  • Andy & Lucas descubren su mural en el barrio de La Laguna y celebran un año en el que están viviendo "un segundo momento dulce"

Un momento del acto de inauguración del mural a Andy & Lucas en el barrio de La Laguna. Un momento del acto de inauguración del mural a Andy & Lucas en el barrio de La Laguna.

Un momento del acto de inauguración del mural a Andy & Lucas en el barrio de La Laguna. / joaquín hernández kiki

"Ojalá 2018 no terminara nunca". Este anhelo imposible de Lucas González resume "la ilusión" y "la alegría" de los dos integrantes del dúo artístico Andy & Lucas no sólo por el descubrimiento del mural en su honor en el barrio de La Laguna durante la tarde de ayer, sino también por una etapa que definen como "un segundo momento dulce".

Rodeados por su familia, amigos y seguidores, Andrés Morales y Lucas González estuvieron presentes en la puesta de largo de la obra artística realizada por la empresa gaditana Calvichi´s en la plazoleta Reina Sofía, justo en la pared donde está situada la placa que en el año 2010 le dedicó la asociación de vecinos del barrio a sus dos ilustres vecinos.

"Para nosotros es un día muy importante que haya salido por fin adelante esta idea conjunta entre Ayuntamiento, asociación de vecinos y nosotros", aseguraba Lucas a este periódico horas antes del acto oficial, presentado por Javier Taboas, que culminó con un buen rato de reunión de los aficionados con los artistas que, eso sí, tenían que salir la noche de ayer hacia Motril donde tenían que cumplir "con uno de los muchos conciertos" de la gira de este año en la que están presentando su último disco, Nueva vida.

"Realmente es que estamos en un segundo momento dulce de nuestra carrera, fíjate lo que ha pegado el tema Para que bailes conmigo, además de que tenemos una gira de 70 o 80 conciertos este año y los que llevamos hecho tenemos una buena afluencia de público y buena venta de discos. La verdad que sienta muy bien volver a estar ahí", explicaba el artista "contentísimo" también con esta guinda a los éxitos que supone el mural en La Laguna.

Una obra que Lucas considera como complemento perfecto a la placa "que estaba ahí un poco obsoleta y sola", además de funcionar, dice "como atracción para la gente". "En verano vienen por aquí muchos seguidores y, ya sabes, también está bien para hacerse selfies, es algo simpático", considera.

Además de alabar el trabajo de los artistas, Lucas reconoció que ha estado "muy implicado" en la realización de la obra "en el tema de permisos y demás, pidiendo las solicitudes, que tengo ya permisos hasta para abrir un chiringuito", bromea con esa carga de ironía contra los vericuetos de la burocracia.

El intérprete, que ahora vive en Madrid, llegó a Cádiz para este acto también con una buena nueva, el nacimiento la noche del lunes de su hijo Lucas. "Y Andy tuvo a un Andy hace dos meses, así que..., ¡sigue la saga!", se congratulaba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios