Cultura

'Oficio de héroe', una vida de hospital 'compatible' con la esperanza

  • El relato de la lucha de Luis Rodríguez con la enfermedad renal se presenta esta tarde en Chiclana

Luis Rodríguez y Nuria Sánchez-Gey, protagonista y autora de 'Oficio de héroe'. Luis Rodríguez y Nuria Sánchez-Gey, protagonista y autora de 'Oficio de héroe'.

Luis Rodríguez y Nuria Sánchez-Gey, protagonista y autora de 'Oficio de héroe'. / lourdes de vicente

"¡tú no tienes para escribir un libro, tú tienes para escribir una enciclopedia!". Keko, el amigo y compañero de diálisis que puso en contacto al chiclanero Luis Rodríguez con la periodista gaditana Nuria Sánchez-Gey, no pudo haber escogido palabras más acertadas. Sí, la vida de Luis -34 años, cinco transplantes de riñón y el calendario de su vida dividido a partes iguales entre entradas y salidas de hospitales por una enfermedad renal- da para un erial con puñetazos de pura y viva realidad. Oficio de héroe, es lo suyo. "Héroe él y héroe todos los que han compartido, de una forma u otra, su lucha con él", decide la periodista que en su primer libro relata la vida de este valiente chiclanero. Ambos, junto a la periodista Laura Lobo, presentan esta tarde la obra en el Museo el Vino y de la Sal de Chiclana.

Su cuerpo lleno de cicatrices -como se muestra en la portada del libro- y su risa extremadamente contagiosa son la prueba de que una vida de hospital es compatible con la esperanza, tanto como el riñón de su hermano que hoy funciona en su cuerpo, a sólo tres centímetros de su piel. "He aprendido a vivir con ello aunque, no te voy a mentir, siempre hay altibajos. Pero he sido feliz, soy feliz porque, ante todo, he tenido mucha suerte con mi familia", reflexiona el protagonista de esta obra construida por Sánchez-Gey.

La historia del chiclanero es relatada por la periodista Nuria Sánchez-Gey

Para ello, la periodista del programa Equipo de Investigación realizó durante el verano una serie de entrevistas con las personas que han formado parte de la realidad de Luis porque "me parecía interesante mezclar la historia contada por él con la de las personas que la han vivido junto a él", explica la autora que no duda en poner el apelativo de héroe no sólo a su protagonista "sino también a los médicos que no se rinden cuando la cosa se pone difícil, a su madre que no se vino abajo, a su hermano que, con dos niñas pequeñas en el mundo, se mete en el quirófano para donar su riñón, a los donantes anónimos anteriores...", acierta la autora que, cosas del destino, conjugó este proceso con su embarazo "He tenido dos partos a la vez. Entregué el libro una semana antes de entrar en paritorio", ríe.

Muchos son los "ángeles", como ambos dicen, que se han cruzado en la vida de Luis que desde que nació padecía una serie de infecciones cuya causa no lograban detectar en el hospital de Cádiz. "Me trasladaron a Sevilla y ya allí vieron que el problema era renal con lo que, primero, me estuvieron aguantando en prediálisis y ya sólo 2 años me hicieron el catete para la diálisis y empezaría lo que ha seguido toda vida, infecciones, más catetes, cada vez que ingresaba era para un mes, mínimo, luego esperar los transplantes, que fueran compatibles, que lo rechazara y vuelta a empezar", relata Luis cuyos dos últimos transplantes han sido de órganos de su madre ("duró diez meses ese riñón) y su hermano ("con el que llevo un año").

De hecho, y aunque la idea de escribir un libro le rondaba dede "hace mucho tiempo", esta operación del pasado año fue determinante en ponerse, por fin, manos a la obra. "Me dijeron que sería la última operación, el último transplante, así que pensé que para bien o para mal lo tenía que hacer ahora", confiesa el chiclanero cuyos médicos "sufrieron mucho en la anterior operación porque apenas tiene ya hueco para un nuevo riñón" y cuyo organismo genera "muchos anticuerpos" que aumentan las posibilidades de rechazo de un transplante "debido a que hace muchos años se tenía la convicción de que antes de un transplante había que someterse a una serie de transfusiones, pero luego se ha demostrado que no es muy positivo", explica Sánchez-Gey.

Por eso, Oficio de héroe, como asegura su autora, también es "el relato del avance de los 40 años de transplantes en Andalucía, de todo lo que hemos aprendido" y una manera de "sensibilizar a la ciudadanía con la importancia de la donación" porque, señala, "en una enfermedad como ésta la solidaridad es crucial para llegar a buen término". "Y un desahogo -culmina Luis-, este libro es mi desahogo personal y mi forma de decirle a la gente que hay que aprender a vivir con lo que se tiene porque, ante todo, hay que vivir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios