Cultura

El Obispado espera al informe de la Policía Nacional antes de investigar lo sucedido

El Obispado de Cádiz se muestra extremadamente cauto antes de hablar sobre la desaparición de las imágenes de La Roldana de la Catedral de Cádiz. Una portavoz de la Diócesis, pues el obispo, Rafael Zorzona, no habla por el momento, indicó a este diario que la Iglesia se planteará si es necesario o no abrir una investigación interna una vez que se han localizado las figuras. "La prioridad fue la búsqueda de las imágenes por parte de la Policía, investigación que aún sigue abierta. Cuando termine, ya veremos lo que hacemos", según las mismas fuentes, que en todo caso mostraron su "satisfacción y alegría porque no se ha perdido este patrimonio. Ya desde el principio afirmamos que no se habían tirado a la basura".

Desde el Obispado se reconoce que "no sabemos cómo han podido llegar las figuras al lugar donde se han localizado". Por el momento, según se indica desde la Iglesia, el Cabildo no ha podido concretar las causas de la pérdida de este patrimonio, aunque se destaca que la mayor parte de los miembros del Cabildo de la etapa en la que desaparecieron las figuras ya han fallecido o no ocupan puesto alguno.

Lo cierto es que, destacan otras fuentes de la Iglesia gaditana, el Cabildo de Cádiz "siempre ha sido muy autónomo, ejerciendo su potestad y no dejaban meter mano al Obispado". En todo caso, se afirma con rotundidad que hoy todo el patrimonio que depende de la Diócesis "tiene toda la seguridad posible. Está muy bien cuidado, con una labor importante de recuperación".

Tras la etapa que ahora se investiga, al frente del Cabildo fue nombrado como deán Guillermo Domínguez, que inició un fructífero proceso de restauración y recuperación de cuadros e imágenes expuestas en la Catedral, lo que se mantiene con el actual deán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios