Cultura

Muere Ramón de Algeciras, guitarrista de los más grandes

  • El primogénito de los Lucía, un maestro para su hermano Paco, fallece en Madrid a los 71 años · Fue un tocaor de acompañamiento de enorme prestigio y muy respetado

Comentarios 12

Ramón Sánchez Gómez, Ramón de Algeciras, cuya guitarra acompañó a varias de las figuras más grandes que ha dado el flamenco, quien descubrió muchos de los secretos del instrumento a su hermano Paco, Paco de Lucía, murió en la madrugada de ayer martes en Madrid a los 71 años de edad. Algeciras lloró a uno de sus hijos ilustres, fallecido tras una larga enfermedad en torno a las cinco de la mañana. En los últimos tiempos pasaba unas tres cuartas partes del año en su casa de El Rinconcillo, aunque precisamente esa enfermedad que se lo ha llevado lo tuvo en Madrid los pasados meses.

Ramón de Algeciras, el hermano mayor de Paco de Lucía y Pepe de Lucía, deja mujer e hijos, uno de los cuales, Ramón como él, vive en Algeciras. Los restos del artista fueron velados durante la jornada de ayer en un tanatorio de Getafe y hoy por la mañana serán incinerados. También deja muchos amigos en una ciudad con la que nunca dejó de tener muchísima relación y que ha llevado en su nombre hasta el final. Hacía ya varios años que estaba retirado de los escenarios y había asumido labores de gestión en la sociedad que administra la obra de Paco de Lucía.

Ramón de Algeciras, también compositor y letrista, fue el primero de los hijos de Antonio Sánchez Pecino en hacerse profesional del flamenco. En sus inicios, siendo aún un adolescente, se enroló durante una década en la compañía de Juanito Valderrama, en la que trabajó con su admirado Niño Ricardo, de cuya escuela se convirtió en exponente, de quien aprendió sus falsetas y se las transmitió a Paco de Lucía. Félix Grande dijo que, después de su padre, fue Ramón, con el que se llevaba diez años, quien enseñó la guitarra a Paco.

Tras tocar con Juanito Valderrama, Ramón de Algeciras acompañó el baile o el cante de las grandes figuras del flamenco como Antonio Mairena, La Niña de los Peines, la Niña de la Puebla, Pepe Marchena, Pepe Pinto, Fosforito o Camarón de la Isla, de quien llegó a ser guitarrista oficial en los setenta. Fue miembro de la compañía del Ballet de Antonio.

El algecireño nunca se interesó por el toque en solitario. Los que le conocían lo definían como modesto y de pocas palabras. "No soy hombre de muchas palabras y me expreso mucho mejor tocando una guitarra", confirmó aquel 15 de junio de 2004 al recibir el galardón 'Especial de Pura Cepa' que le concedió su tierra.

Ramón de Algeciras también trabajó muchísimo con su hermano Paco de Lucía. Esas fueron las dos primeras guitarras flamencas que sonaron en el Teatro Real de Madrid (1975). Ramón fue uno de los componentes del ya mítico Sexteto de Paco de Lucía, junto a otros músicos de la talla del bajista Carles Benavent, el saxofonista Jorge Pardo o el percusionista Rubem Dantas. Esa formación revolucionó el flamenco y en ella Ramón se encargaba de buena parte de la dirección del grupo.

"Era un tocaor de acompañamiento muy respetado, de mucho prestigio", recordó ayer el periodista y escritor algecireño Juan José Téllez, biógrafo de Paco de Lucía, profundo conocedor de la obra de la familia.

En Algeciras, para Algeciras, siempre quedaran sus palabras cuando fue reconocido con el Especial de Pura Cepa. "Hay veces en la vida en las que un hombre que ha mamado en el seno de su familia la gratitud no tiene más remedio que hacer un esfuerzo y decirle a todo el pueblo de Algeciras: queridos paisanos, muchas gracias. Recibir este galardón es una cosa maravillosa, ya que es muy importante para los artistas que se les reconozca. Mi alegría es doble, ya que el reconocimiento que recibo forma parte de uno más extenso que alcanza a toda mi familia", dijo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios