Cultura

José Luis Nieto, un gastoreño al frente de la Sinfonietta

  • El pianista,que fundó esta orquesta de cámara de Moscú, actúa hoy en Cádiz

Moscú es una ciudad muy fría y muy especial, tan diferente de Cádiz que resulta difícil imaginarse a un nacido en El Gastor viviendo allí, y viviendo a gusto. Quizá haya que tener un temperamento artístico para eso. Es el caso de José Luis Nieto, un pianista nacido en El Gastor hace 32 años, de los cuales un tercio los ha vivido en la capital de Rusia, primero estudiando piano y luego con un proyecto mediante el que participó en la creación de la Sinfonietta de Moscú, una orquesta de cámara formada por diez músicos, todos rusos menos José Luis. Hoy actúan en el Gran Teatro Falla con un programa con obras de Bach, Chopin y Paganini, y dirigidos por el estadounidense Rafael Nava.

"Es muy desagradable la temperatura, y la gente no es tan abierta como aquí -cuenta en el coche en el que viaja hacia Cádiz- pero Moscú te da muchas cosas positivas, como la tradición musica de allí y la vida cultural, que compensan lo otro". José Luis Nieto ya no vive allí pero viaja bastante a trabajar con la orquesta: "Me casé con una italiana y ahora vivo en Italia, un país muy musical, pero no es lo mismo. La actividad y el nivel que hay en Moscú es difícil de superar. Allí la gente vive la música".

Nieto pone un ejemplo muy significativo: "Si aquí las colonias las anuncian los deportistas, allí lo hacen los músicos, los violinistas, los pianistas. Allí las familias van una o dos veces por semana a un concierto. Todo el mundo está mucho más al día... ahora, eso sí, nosotros tenemos otras cosas, ellos no tienen playa. El pescaíto frito que se come en Cádiz, tampoco lo comen ellos".

¿Cómo acaba un joven de El Gastor estudiando en Moscú? "Yo acabé en Madrid el Conservatorio, y un catedrático del Conservatorio Tchaikovski me propuso repetir lo mismo en Moscú. Yo no me lo pensé, hice allí el doctorado, el proyecto de la orquesta, y al final mi estancia en Moscú se alargó diez años". El balance de la experiencia no puede ser más positivo para José Luis: "La escuela rusa pianística es la más sólida y la mejor que hay ahora en el mundo. Su sistema educativo se caracteriza por una disciplina férrea en el día a día que hay aquí, donde todo es un poco más relajado. Al final, cuando se trabaja con más tensión y con más disciplina, el resultado es mejor. Además, son bastante más intransigentes. Allí, si alguien suspende un examen es expulsado automáticamente del Conservatorio. Pero es muy raro que alguien suspenda".

El pianista gastoreño define la Sinfonietta como "una orquesta pequeñita. Fue un proyecto que nació y todavía llevamos con mucha ilusión. Estamos dando conciertos desde, pero venimos bastante por España, y también algo por Portugal e Italia. Aparte, tengo mi actividad como pianista, sobre todo en Estados Unidos, y mucho en Chile".

Nieto, como solista, dice sentirse "muy identificado con la música de Albéniz, Falla y los clásicos españoles", aunque en general toca todo. "Mañana -por hoy- haremos Chopin, Bach y Paganini. Hay un solista que toca la viola en la Sonata de Paganini, Andrei Usov, que es muy especial, ya lo verás porque pone a la gente de pie".

A sus 32 años, José Luis Nieto se ve "más pianista que director. Ahora estoy haciendo unos ciclos de conciertos, en Madrid, San Petersburgo y Nápoles. Como compositor, además estoy tratando de fusionar nuestras raíces de flamenco con la música contemporánea. Seguramente el año que viene vamos a estrenar una obra, vamos a meter un cantaor con la orquesta, y unos palmeros".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios