Cultura

JazzCádiz cumple una década de compromiso con la cultura

  • La cita se celebra entre el 24 y el 30 de julio con el Parador, el Conservatorio y el Baluarte como ejes

Marina Fernández, de Qultura, Eva Tubío, Amada Blasco, de El Musicario y José Luis Molina, de Eléctrica Cádiz. Marina Fernández, de Qultura, Eva Tubío, Amada Blasco, de El Musicario y José Luis Molina, de Eléctrica Cádiz.

Marina Fernández, de Qultura, Eva Tubío, Amada Blasco, de El Musicario y José Luis Molina, de Eléctrica Cádiz. / FITO CARRETO

Un festival "cocido a fuego lento", un festival "que demuestra que cuando la ciudadanía se organiza es capaz de conseguir cosas", un festival "comprometido con la cultura" cumple 10 años. El décimo aniversario del Festival JazzCádiz es para sus organizadores, las asociaciones Qultura y El Musicario, la materialización de "un trabajo constante" y "una fiesta" que quieren compartir con los ciudadanos entre el 24 y el 30 de julio tanto en los conciertos gratuitos en el Parador Hotel Atlántico, los de pago en el Baluarte de la Candelaria y en el seminario que se celebra en el Conservatorio. Así lo explicaron Marina Fernández, de Qultura, y Amada Blasco, de El Musicario, durante la presentación del cartel de la cita que tuvo lugar ayer en el centro cultural Reina Sofía con la concejala Eva Tubío como anfitriona y con los patrocinadores Mercedes Molina, del Grupo Vélez y José Luis Molina, de Eléctrica de Cádiz, como invitados.

Un cartel "para sentirse muy orgullosos", se congratula Fernández, que recordó la apuesta de JazzCádiz desde sus inicios por alejarse "del mainstream americano" y posar la mirada "sobre el jazz nacional y, sobre todo, andaluz". A la par de esos artistas ha crecido la cita gaditana y, con ella, la afición al jazz en la ciudad. Por eso "este décimo aniversario es una auténtica fiesta", reiteraba la presidenta de Qultura que adelantó que este año "serán cuatro -la pasada edición fueron tres- los conciertos gratuitos en el Parador Hotel Atlántico".

Ismael Alcina (bajista y compositor gaditano afincado en Barcelona) Quartet será el primero de los artistas en abrir fuego en el Parador presentando su primer trabajo en solitario, Bass Life, el día 24. "Una cordobesa universal", como definía Fernández a Susana Raya, tomará el testigo de los conciertos el día 25 para traer en formato banda su Wind rose. El contrabajista onubense Pablo Báez será el protagonista el día 26 con su trabajo El testigo mientras que el ciclo de actuaciones en el Parador concluirá el 27 de julio con el guitarrista pacense, uno de los más destacados de su generación, Javier Alcántara que junto a la Short Stories Band tocará su Resilience.

El fin de semana la acción se traslada al Baluarte de la Candelaria con tres nombres de altura. El primero (28 de julio) el de Perico Sambeat, que llama al espíritu de aquel que revolucionó el concepto de rock, con Perico Sambeat plays Zappa. El segundo, el de la ya estrella Andrea Motis (trompetista, saxofonista y cantante de jazz) que en formato quinteto presentará su Emotional dance. Y el tercero (30 de julio), el que se erige como la presencia internacional, el del pianista neoyorkino Kenny Werner que con su ClassiJazz Big Band pondrá en escena su Symphony in the clouds.

Además, cada noche, como es habitual en el festival JazzCádiz, se concluirá con diferentes jam session, de la que daremos cuenta en estos días. Un festival que también contará, como el pasado año, con un concierto que funcionará de antesala. Esta vez, el Casino Gaditano será el espacio escogido para que el 6 de julio el saxofonista Carlos Villoslada vaya calentando los motores de JazzCádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios