Cultura

Humor para subrayar el papel social del teatro

  • La gala de los 14 premios Max se celebrará hoy en Córdoba

Los premios Max celebrarán hoy su 14ª edición en el Gran Teatro de Córdoba con una fiesta que incorporará "mucha comedia, equívocos, situaciones divertidas y música" para vertebrar "un homenaje a la tramoya del teatro" a partir de un juego escénico que ofrecerá al espectador "aquello que normalmente no ve". Será una gala llena de guiños a los oficios relacionados con las artes escénicas, un componente autoparódico que envuelve una reivindicación de estas disciplinas en una sociedad que se quiere democrática, plural y culturalmente desarrollada. "Será una noche dedicada a toda la gente que hace teatro", señala el dramaturgo montillano Juan Carlos Rubio, director de la ceremonia.

23 categorías componen esta edición de los premios, organizados por la Fundación Autor de la SGAE y que destacan por su "carácter democrático", según Óscar Millares, coordinador de los Max. 300 obras se inscribieron a unos galardones de carácter itinerante que llegan ahora a Córdoba para reforzar el proyecto de la ciudad como Capital Cultural de Europa en 2016. La gala será retransmitida por La 2 y por el Canal Internacional de TVE. El musical Blancanieves Boulevard, de Jana Producciones, y La función por hacer, de Kamikaze Producciones, son los espectáculos que acaparan un mayor número de candidaturas, con 11 y nueve, respectivamente.

Rubio no ha concebido una gala de tono reivindicativo, pero a buen seguro más de un ganador se encargará de señalar los problemas por los que atraviesan las artes escénicas en España. Uno de ellos lo apunta el actor Ángel Ruiz, presentador de la ceremonia junto a Natalia Millán, Fernando Tejero, Toni Cantó y Chema Noci: "Ha sido un año maravilloso para el teatro en lo que a la asistencia de público se refiere, pero muy difícil si hablamos de las giras, y es que muchas compañías se están planteando incluso cerrar porque hay ayuntamientos que no pagan". El teatro "tiene una ventaja respecto a otras artes: es difícil de piratear", pero al mismo tiempo también sufre problemas específicos. "Las artes escénicas resisten a pesar de la crisis", reflexiona Millares, que destaca que "aunque las producciones son más austeras, la calidad se mantiene". En este sentido, "la gala de los Max está para ayudar, no para solucionar: se premia a todo el oficio teatral y se deja a la gente que se manifieste libremente".

La función por hacer (dirigida por Miguel del Arco), Bodas de sangre (José Carlos Plaza) y El arte de la comedia (Carles Alfaro) competirán por el premio a la mejor obra de teatro en una gala a la que asistirán la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, y figuras del teatro español como Antonio Gala o el actor y director José María Pou.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios