Cultura

Fallece Martín Patino, el cineasta que abrió camino al documental

  • En 2006 recibió un homenaje en la Muestra Cinematográfica del Atlántico Alcances de Cádiz

  • 'La décima carta' mostraba cómo vivía sus últimos momentos con la enfermedad

Basilio Martín Patino era todo un referente para el cine documental. Basilio Martín Patino era todo un referente para el cine documental.

Basilio Martín Patino era todo un referente para el cine documental. / alberto martín

"Inquieto y libre. Era una persona que huía de etiquetas y de lo convencional. No se casaba con nadie", así define el director de programación de la Muestra Cinematográfica del Atlántico Alcances de Cádiz, Javier Miranda, al cineasta Basilio Martín Patino.

A sus 86 años, el también productor, guionista e investigador de Salamanca, Martín Patino, ha fallecido por causa de una enfermedad degenerativa. "Hace dos años que se le notaba la enfermedad. De hecho, La décima carta de Virgina García del Pino, más que hacer un repaso de su vida, documentaba cómo vivía el cineasta su enfermedad", explica Miranda.

El cineasta era un espíritu libre que huía de etiquetas y de lo convencional

En 2006 Alcances homenajeó a Martín Patino por su dedicación al cine documental. "Era el primer año de Alcances documental y el cineasta era perfecto para ello". El director de programación del festival recuerda aquel momento como algo "muy emotivo" ya que el cineasta era todo un "referente". Con motivo de esa primera etapa documental del festival hicieron una "retrospectiva de sus obras" en el Teatro Falla, donde le entregaron la Caracola como premio.

Algunas de sus obras clásicas que le definen como todo un referente documental son Caudillo ("prohibida por Carrero Blanco"), Canciones para después de una guerra y Queridísimo Verdugo. Para Javier Miranda esto es un reflejo más del espíritu libre y no comercial del cineasta salamantino, ya que "sabiendo que tiene que meter las cintas en un cajón decide hacerlas sin saber cuándo se podrían ver".

Por aquel entonces, se podía hablar "de un trabajo en condiciones de clandestinidad, teniendo que esperar a que llegara la democracia". Para Miranda, esta forma de hacer cine documental es algo "admirable".

El homenaje que se le hizo en Alcances fue "muy destacado", gracias a su larga trayectoria documental. Cuando estuvo en Cádiz "mostró mucho interés, tanto por la ciudad como por sus playas". Además, según Miranda, el cineasta quería mucho a Andalucía. De hecho, la serie que hizo para Canal Sur llamada Andalucía, un siglo de fascinación, "hablaba de temas andaluces y de su historia. También del tema de la copla y el mito de Carmen".

Dedicado a toda una vida alrededor del cine, "adelantó bastantes tendencias al documental contemporáneo", asegura Miranda. Tanto en sus trabajos clásicos de cine como en televisión muestra "fascinación de lo que es la realidad y lo que es la ficción y dónde se encuentra la frontera entre ambos". A día de hoy, Miranda afirma que Martín Patino "fue uno de los pioneros del documental actual, o al menos de los que abrió camino a lo que conocemos hoy". Por este motivo, asegura que el mundo documental español "ha sentido mucho su fallecimiento".

Como repaso a su carrera, cabe destacar que el cineasta español estuvo hasta 2011 trabajando. A sus 80 años no pudo resistirse a grabar el acontecimiento social que tuvo lugar junto a su casa: la macro acampada del 15-M en la Puerta del Sol de Madrid. El resultado de esto fue el documental Libre te quiero, estrenado en Valladolid y en el que se mostraba el movimiento ciudadano reivindicativo y fresco.

Su movimiento impulsor sobre temas sociales incómodos, le llevó a ser uno de los más representativos de la fábrica del séptimo arte. Sin embargo, a pesar de toda una vida dedicada al cine e incluso atraverse a filmar lo que nadie se atrevía a hacer durante la España más dura, Javier Miranda lamenta que no haya tenido "un Goya". Algo que él achaca al "espíritu libre y arrinconado" de Martín Patino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios