Cultura

El FIT afronta hoy su particular lucha contra el cambio climático

  • Entre Piernas Producciones regresa para representar la obra suspendida el año pasado porque no cuajó un bloque de hielo

El año pasado por estas fechas el cambio climático no afectó a los polos, sino que se paseó despiadadamente por Cádiz. Por el FIT, por el baluarte de la Candelaria, donde la compañía mexicana Entre Piernas Producciones tuvo que suspender su montaje Tom Pain (Una obra basada en nada) porque no cuajó el gran bloque de hielo que casi protagoniza el espectáculo. El deshielo pasó por Cádiz. La historia puede cambiar esta tarde, cuando la Sala Batillo del baluarte de la Candelaria se abra para que el actor Gerardo Trejoluna hable con el público desde su rectangular cubito de 86 centímetros de alto, 26 de ancho y 60 de fondo.

Los medios para que no ocurra lo de 2009 se han puesto. Trejoluna explica que el año pasado el bloque de hielo no cuajó porque no se utilizaron los mismos elementos químicos que se usan en México. Allí son muy comunes, según explica el actor, pero aquí se trató de fabricar el hielo de forma casera, y no industrial como generalmente se hace en el país iberoamericano, donde el grupo nunca ha tenido que enfrentarse a estos problemas.

¿Y tan básico es el bloque de hielo en la obra como para suspenderla si no se consigue que cuaje? Trejoluna asiente sin dudar: "Sí, es fundamental, es mi partenaire en la obra, no hay nadie más. Es un elemento básico de la puesta en escena, tanto que decir el texto sin la presencia del bloque de hielo sería como hacer una simple lectura".

Así, Tom Pain (Una obra basada en nada) es un montaje de apenas una hora de duración en el que el actor interpreta a un hombre que "sale a abrir su corazón, a platicar con el espectador sobre sus problemas, sus traumas, sobre su existencia, un hombre -descalzo siempre junto a su bloque de hielo- que se enfrenta al espanto de asumir los dolores, a cómo padecerlos". Una obra, por tanto, que habla de la vida y sus dificultades, porque Gerardo Trejoluna cree que partiendo del pesimismo se puede llegar a ser feliz. Una obra que trata de hacer pensar: "Reflexionar -matiza el actor-, donde se tocan las llaguitas de la vida".

De esta manera, en el espectáculo de Entre Piernas Producciones cabe la posibilidad de que el espectador intervenga, que llegue a expresar públicamente su pensamiento. Gerardo Trejoluna, que ya estuvo en el FIT a finales de los 90 con otra compañía, reconoce que esa posibilidad existe -una sala pequeña, un solo actor, pocos espectadores-, pero que en las ocasiones en que ha representado la obra se ha encontrado con muy distintas reacciones, desde el público que interviene y toma partido, hasta el que se mantiene en silencio guardándose para sí su reflexión.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios