Cultura

"Existe una riqueza inusitada en nuestro entorno cercano"

  • Chema Madoz inaugura esta tarde en el Palacio Provincial una exposición de instantáneas que muestran objetos cotidianos, algunos creados por él

Una cuchara, una llave, un cubito de hielo, una piedra o un reloj son objetos con los que nos encontramos cada día y a los que habitualmente no le prestamos especial atención. "Generalmente, tendemos a pensar que lo que nos rodea carece de interés y a poco que prestemos atención, encontramos una riqueza y un atractivo que no captamos en el primer golpe de vista", expresa Chema Madoz, Premio Nacional de Fotografía en el año 2000, quien estuvo ayer en Cádiz para presentar la exposición Chema Madoz 2000-2005 que se inaugura esta tarde, a las ocho, en Diputación.

La muestra recoge una selección de instantáneas en blanco y negro que ilustran el recorrido y la evolución del trabajo de Chema Madoz en esos años, que ha estado centrado en "el objeto". "Llevo trabajando con el objeto desde los años 90 y no tengo la sensación de estar en un territorio agotado o abocado a la repetición, al contrario, no encuentro límites. Existe una riqueza inusitada en nuestro entorno cercano", declaraba el artista.

En las fotografías que se exhiben desde hoy en el Palacio Provincial, el visitante encontrará objetos cotidianos, algunos creados por el propio Madoz, como un cactus hecho con alambre de espinas, un huevo con asa o un árbol de cuyas ramas cuelgan notas musicales. Y es que estas fotografías tienen un trabajo previo. Para el artista, "el papel es algo documental porque lo que hace es registrar, preservar estos objetos que raramente se conservan y sólo se guardan en la memoria".

Con estas imágenes, Chema Madoz invita a reflexionar a partir de elementos cotidianos, y trata de encontrar en ellos "una grieta en la realidad". Para lograr su objetivo, juega con recursos utilizados por la poesía, como la metáfora o la paradoja, "pero resuelto en clave visual".

El artista declara que con sus instantáneas intenta hacer "un ejercicio de comunicación", pero dejando siempre al espectador que interprete la obra a partir de su propia experiencia. Por eso no pone título a sus piezas, "no quiero dejar pistas para que se interprete de una determinada manera, sino que dejo una puerta abierta para que el espectador haga su propia lectura".

En la presentación de la muestra, la diputada de Cultura, Ana Mosquera, invitó a todos los gaditanos a visitar esta exposición "de uno de los artistas más interesantes del panorama contemporáneo en nuestro país". Afirmó que desde su inauguración en la Fundación Telefónica en 2006, "tuvimos claro la conveniencia de traerla a nuestra ciudad". Y esto ha sido posible gracias a la colaboración del Ministerio de Cultura, patrocinador de Chema Madoz 2000-2005. La muestra se complementa con un audiovisual en el que el artista explica su proceso de trabajo.

Esta no es la primera vez que la fotografías de Madoz se ven en Cádiz. En 1998 exhibió sus obras en la Sala Rivadavia y Diputación cuenta con tres piezas del artista en su colección de arte contemporáneo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios