Gastronomía José Carlos Capel: “Lo que nos une a los españoles es la tortilla de patatas y El Corte Inglés”

Cultura

Cantaor busca mecenas

  • El gaditano Joaquín de Sola quiere grabar su primer disco a través del micromecenazgo que proporcionan plataformas como Verkami

"Dicen los entendidos que mi forma de cantar gusta y el primer premio que he conseguido en el Concurso de Cante por Alegrías pues me ha animado a volcarme más aún en este arte que es el flamenco. Con varios años de experiencia y de tablas creo que es la ocasión idónea para, con vuestro apoyo, sacar mi primer disco el cual tengo planeado grabar en una mítica habitación de la Venta de Vargas donde Camarón tenía su reservado". Con estas líneas, y unas cuantas más que le siguen, se presenta Joaquín de Sola, un cantaor que busca mecenas. Un flamenco que se lanza a las plataformas de crowfunding (una forma directa de financiar proyectos con la suma de aportaciones individuales) para conseguir dinero para grabar su primer disco.

Joaquín busca mecenas. Busca, exactamente, conseguir 2.150 euros a través del escaparate que le ofrece la página web de Verkami. "Es que con las discográficas está muy complicado ahora sacar un disco, y menos de flamenco", se sincera el joven gaditano de 25 años que vive en San Fernando.

"Alegrías, soleares, fandangos, bulerías de Cádiz, tientos, chuflillas...", De Sola nos adelanta los palos que tocará en su futuro compacto que estará formado por temas escritos especialmente para él. "Sí, tanto Lolo Picardo, como Carlos Rey y Manuel Monge, sobrino de Camarón, me han escrito las canciones", asegura el cantaor que está "muy ilusionado" con la posibilidad de editar este disco "aunque ni yo mismo me crea muchas veces que puedo hacer esto de cantar", ríe el joven sumamente humilde.

Según los planes de Joaquín y de la persona que lleva la gestión de sus conciertos, Javier Fernández Chico, la idea es grabar el disco en la Venta de Vargas "entre el mes de enero o febrero" con intención de lanzarlo en marzo de este 2013. Así, la suma que consigan recaudar los ayudará a soportar los gastos de grabación, pago de músicos, mezcla, masterización, diseño del CD y el lanzamiento de 800 copias.

La utilización de plataformas de micromecenazgo facilitan la puesta en marcha de diferentes proyectos ya que los creadores mantienen todos los derechos sobre sus obras, y ofrecen a los mecenas que les ayudan recompensas en forma de creaciones y productos exclusivos, experiencias únicas, ediciones limitadas, merchandising, acceso a descargas...

En el caso de Joaquín de Sola, el cantaor ofrece diferentes recompensas según el alcance de la aportación. Gratificaciones tales como la descarga digital del disco, el CD físico, entradas para conciertos e, incluso, una cena típica en la Venta de Vargas. "Bueno y aparecer en los créditos del disco y mi gratitud siempre", se ilusiona el joven que comenzó a cantar acudiendo a clases "y sobre todo escuchando" en la peña El Chato de la Isla.

"Aunque al principio me dijeron allí que no cantaba mucho, luego me esforcé y creo que he ido creciendo. De hecho, Mariana Cornejo fue quien en unas clases en el Centro Flamenco de la Merced se quedó muy contenta conmigo y me animó a seguir", relata el muchacho.

Así, De Sola, con una garganta que vira entre el metal de los sonidos añejos y la frescura y la inquietud de la juventud ("también escucho a Marley y a los Beatles, sobre todo", reconoce) ha estado forjándose como cantaor con diferentes actuaciones y con su presencia en algunos concursos. El más gratificante, el último certamen de Cantes por Alegrías donde consiguió el primer premio. El primero de una lista larga de sueños que empiezan a materializarse. Con un pie puesto en lo antiguo y otro en lo más nuevo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios