Cultura

Argüelles y La Isla protagonizan el nuevo número de 12 del Doce

  • La serie de cómic sobre el Bicentenario Constitucional alcanza su quinta publicación que aborda el periodo bélico, histórico y parlamentario que tuvo lugar en San Fernando

Agustín de Argüelles es un tipo elegante. De cabello ligeramente castaño, medias y camisa blanca y capa púrpura. El Muergo tiene cara de pillín. Con sus pantalones remangados hasta la rodilla, a la manera salinera y un fajín que le ciñe la cintura. Argüelles es uno de esos "señoritos", que dice la madre de El Muergo, que llega a la Isla de León en una inolvidable historia que transcurre en 1810. El Muergo es la personificación de todo el pueblo de San Fernando. Un chiquillo que se mueve entre los esteros como pez en el agua y que servirá a las órdenes del diputado durante el periodo histórico, bélico y parlamentario narrados en la quinta entrega de la serie 12 del Doce. Una colección de cómic que conmemora el Bicentenario de la Constitución de 1812 cuyo último número se presentó ayer en Diputación.

Un Bicentenario "bicéfalo", con Cádiz y La Isla como cabezas visibles, tal y como calificaría el teniente alcalde de presidencia del Ayuntamiento de San Fernando, Francisco Romero, que se sentó en la mesa de presentación de la nueva obra junto con dos de sus artífices, el director artístico, Ricardo Olivera Fritz y el dibujante Jesús Méndez, y que estuvo presidida por el vicepresidente de la corporación, Federico Pérez Peralta.

Isla de León (Septiembre de 1810-febrero 1811), así se titula el nuevo número de la serie, vuelve a contar con Rafael Marín como guionista, la pintora Lola Garmont en el color, la tira cómica de Mel y el asesoramiento histórico de José Joaquín Rodríguez Moreno. Colaboradores, pilares, que se llevaron buena parte de los piropos de los componentes de la mesa que desgranaron el proceso de creación de la obra que viene antecedida de títulos como Trafalgar, Solano, Con las bombas que tiran y Guerrilleros.

Fritz, por ejemplo, se sintió afortunado de estar presente en el proyecto desde el principio hasta el final", un seguimiento no habitual "en el trabajo normal de un dibujante, que es mucho más solitario".

Así, Fritz y el guionista Rafa Marín recibían "las historietas a lápiz" que Jesús Méndez enviaba "desde Menorca" donde reside desde hace unos años, según explicó el propio dibujante de este número. "A través de internet hemos estado en contacto y estableciendo comunicaciones muy fluidas", aseveró Méndez que está "muy orgulloso" de su trabajo y del resultado de este número ya que par a Méndez, que sí tiene mucha experiencia como ilustrador, era su segundo encargo como dibujante de cómic. "Es diferente porque aquí hay un hilo narrativo. Así que he intentado transmitir, sobre todo, que existieron unos personajes que ocupaban el mismo lugar que hoy nosotros y que lo ocuparon con más fuerza", describió.

Los responsables adelantaron que el próximo número de 12 del Doce, que saldrá en un par de meses, se titulará Las Cuevas de María Moco y estará dibujado por Antonio Romero.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios