Productor y ponente de la Escuela de Cine de la UCA Álvaro Ariza: "Vamos a rodar en Cádiz"

  • El productor barbateño, junto a la prestigiosa productora María Luisa Gutiérrez, inaugura el curso de la Escuela de Cine de la UCA a la que ha donado 10.000 euros 

El productor barbateño Álvaro Ariza. El productor barbateño Álvaro Ariza.

El productor barbateño Álvaro Ariza. / Lourdes de Vicente

Él, productor de la primera película rodada posconfinamiento cuyas imágenes se han mostrado en España, La casa del caracol; ella, productora de la primera cinta que se proyectó en las pantallas de cine tras su reapertura, Padre no hay más que uno II. Álvaro Ariza y María Luisa Gutiérrez, dos profesionales sagaces y enamorados de la industria del cine, han protagonizado este 6 de octubre la conferencia inaugural del presente curso de la Escuela de Cine de la Universidad de Cádiz donde, además de acercar su labor a los alumnos, dejaron más de una buena noticia para el audiovisual gaditano.

Y es que Ariza, barbateño de nacimiento, anda ya en conversaciones (“justo antes de esta entrevista venimos de una reunión donde hemos tratado este tema...”, confiesa) para rodar en la Cádiz y en parte de la provincia su próximo proyecto. “Sí, tenemos una película que vamos a presentarla muy pronto para poder rodarla aquí en Cádiz... De hecho puede que sea más pronto que tarde, mucho más pronto que tarde…”, adelanta el alma mater de la productora Esto También Pasará que asegura que hará “todo lo posible” para que esta intención de grabar en la ciudad “un remake de una película israelí que Tarantino consideró la mejor película del año (¿Big bad wolves, quizás...?) termine de materializarse. “Y creo que va por buen camino...”

Pero no es el único proyecto que Ariza tiene con su tierra, en la que también fijó su mirada durante su etapa televisiva cuando escogió Barbate, Zahara de los Atunes y Los Caños de Meca para rodar Perdóname, Señor, “uno de los proyectos más bonitos y que cosas más bonitas me ha dado”, rememora sobre su etapa en series televisivas.

Y es que Cádiz sigue muy dentro del productor al que le gustaría rodar por aquí “todos los días”, ríe. Por ello, además de su próxima película, Ariza quiere apoyar el sector gaditano desde la base con una donación de 10.000 euros a la Escuela de Cine de Cádiz.

“A mí siempre, desde niño, me encantó el cine pero no tuve oportunidad de irme a estudiarlo y ahora que parece que la vida me ha dado la oportunidad de hacer un largo y de tener nuevos proyectos para el año que viene, pues quería contribuir haciendo algo que me hubiera gustado que hubieran hecho conmigo cuando empecé, que me pagaran un poquito por mi trabajo”, explica el productor que destina la mitad de su donación al ganador de un certamen de cortometrajes.

“Los alumnos presentarán su guión a o largo del curso y así podrán tener un corto financiado por nosotros; es una manera de que tengas algo de recompensa por tu guión además de tener tu corto que nosotros, obviamente, nos encargaríamos también de distribuir y de mover por todos los festivales para que Cádiz y todo el talento que hay aquí se conozca en toda España”, asegura Ariza que ha acordado junto a Bruto Pomeroy, director de la Escuela de Cine, que el otro 50% de la aportación se dedique “a la mejora de los medios de la Escuela”.

Los productores María Luisa Gutiérrez y Álvaro Ariza, en el Paseo de Santa Bárbara de Cádiz. Los productores María Luisa Gutiérrez y Álvaro Ariza, en el Paseo de Santa Bárbara de Cádiz.

Los productores María Luisa Gutiérrez y Álvaro Ariza, en el Paseo de Santa Bárbara de Cádiz. / Lourdes de Vicente

También fue a través de Pomeroy la más inminente iniciativa que se trae Ariza con Cádiz. “En el encuentro del sector con Mariano Barroso (presidente de la Academia de Cine) aquí en Diputación Bruto me presentó a una directora, Teresa Trasancos, que tenía un cortometraje titulado Cuerpos que había ganado unos cuantos premios en Buenos Aires y que ahora estaba ideando un proyecto muy bonito, Sobre ruedas. Y tengo que decir que durante todo el tiempo que ella me estuvo explicando la idea no hablé ni una vez, porque la historia me dejó atrapado. Es un corto de ficción sobre su amigo Luis, que tiene parálisis cerebral, y será Luis el protagonista de la cinta que ya tiene cerrado el reparto con nombres potentes del cine andaluz y, nada, empezaremos ya a rodar en noviembre”, se congratula el emprendedor que cuenta con el apoyo de Diputación y del Ayuntamiento de San Fernando y que ha decidido que la parte de los beneficios que le corresponda a su productora por esta obra “la destinaré a la Fundación de la que Luis es alumno”.

Rodajes en Cádiz pero también en otros lugares de Andalucía como La casa del caracol, cuyo primer adelanto se pudo ver en el Festival de Málaga, donde le gustaría estrenar el año que viene, y ciudad donde se rodó durante el pasado mes de agosto echándole arrestos a la pandemia: “Sentía que era entonces o nunca, y lo hicimos, con todas las medidas de seguridad y todos los protocolos, con gel hidroalcoholico como para una boda y con todos los sobrecostes que eso significa, pero lo hicimos”.

Y con próximos proyectos en la cartera como una nueva película con Macarena Astorga (la directora de La casa del caracol) “que también se rodará en Andalucía aunque todavía no tenemos claras las localizaciones” y “la traslación al cine” del monólogo De caperucita a loba en sólo seis tíos de Marta González de la Vega, la coguionista habitual de las películas de Santiago Segura como Padre no hay más que uno.

“Realmente, el fondo de todo esto es el mensaje que quiero dar a los alumnos de la Escuela. Que se puede, que hay que intentarlo”, motiva Ariza, de Barbate, sin familia ligada a la industria más allá del encantador videoclub, Videomax, que tenía su madre, Isabel, en su tierra donde el joven echaba una mano los fines de semana y donde se despertó su amor por el cine. “No pude estudiar cine, estudié al final Psicología pero al segundo año me pudo más la vocación y lo dejé y me fui de auxiliar de producción. A partir de ahí ha sido un camino bonito, con momentos agridulces, claro, como en cualquier profesión, llamando a muchas puertas pero, al final, fíjate... Hay que intentarlo, si lo amas, hay que intentarlo”, apuesta.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios