Javier Sánchez Rojas | Presidente de la CEC y del Consejo Andaluz de Cámaras

“La unidad de los empresarios emite un mensaje claro a la clase política”

  • El Consejo Andaluz de Cámaras inicia una nueva etapa con Javier Sánchez Rojas al frente después de que fuera elegido presidente por unanimidad por el pleno de la corporación

Javier Sánchez Rojas, presidente de la CEC y del Consejo Andaluz de Cámaras, en la sede de la Cámara de Comercio de Jerez. Javier Sánchez Rojas, presidente de la CEC y del Consejo Andaluz de Cámaras, en la sede de la Cámara de Comercio de Jerez.

Javier Sánchez Rojas, presidente de la CEC y del Consejo Andaluz de Cámaras, en la sede de la Cámara de Comercio de Jerez. / Vanesa Lobo

Javier Sánchez Rojas (Jerez, 1961) acaba de ser elegido presidente del Consejo Andaluz de Cámaras, sustituyendo al histórico dirigente onubense Antonio Ponce. Su nombramiento consuma el giro estratégico impulsado por la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), para lograr una “unidad de acción” que incluya a patronales, cámaras de comercio y la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA). Sánchez Rojas suma así un nuevo cargo a una tarjeta de visita que ya incluye las Presidencias de la Confederación de Empresarios de Cádiz y de la Cámara de Comercio de Jerez.

–El Consejo Andaluz de Cámaras inicia una nueva etapa. ¿Qué retos se marca?

–El primero es aterrizar adecuadamente para estar a la altura de la confianza que han depositado por unanimidad los presidentes de las cámaras de Andalucía. En mi toma de posesión dije que las cámaras deben recuperar espacio y visibilidad. Venimos de un mandato de nueve años, que comenzó prácticamente con el día de San Javier de 2010, en el que Zapatero quitó los recursos camerales. Eso nos dejó prácticamente colgados de la brocha. Incluso alguna cámara, como la de Jaén, ha ido a liquidación y otras hemos pasado verdaderos problemas porque seguimos siendo entidades de servicio público a las empresas y no hay dotación económica para eso. Han sido unos años muy duros para las cámaras. Espero que se normalice la vida institucional con la nueva ley de cámaras de Andalucía y que se concrete la memoria económica que esta ley contempla para que el funcionamiento estructural esté garantizada.

–¿No son servicios redundantes con los de las confederaciones de empresarios?

–No, es similar a lo que pueda ocurrir con una televisión privada y otra pública o lo complementario que pueda ser ver una información por la televisión, oírla por la radio o leerla en un periódico. Es el mismo objeto pero se afronta con mecánicas distintas. Las patronales están con los sindicatos en el artículo siete de la Constitución y las cámaras estamos en el artículo 52, como los colegios profesionales. Las patronales tienen un papel incuestionable de representatividad y las cámaras tienen dos patas: comercio exterior y lo que llamo competitividad, que engloba formación y servicios públicos.

–En estas elecciones camerales ha habido un evidente acercamiento entre las patronales y las cámaras de comercio.

–Un acercamiento que yo celebro y del que he participado. Es lo que el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía denomina “unidad de acción empresarial” y en lo que Andalucía aporta mucho valor. La entrada de ATA en CEOE tiene una primera parte en Andalucía. En estos momentos de desaceleración económica, es importante que los empresarios vayamos unidos. Es un mensaje claro al resto de la sociedad, incluida la clase política.

"La eliminación de los recursos camerales nos dejó colgados de la brocha y hemos pasado verdaderos problemas”

–¿Es sostenible un modelo con trece cámaras, sin contar a Jaén?

–Sí. Ese debate se superó felizmente con la nueva ley, que recuerdo que salió por unanimidad. Tenga en cuenta además que en algunos casos como en la de Jerez, tenemos más de 130 años de historia. Hay que dar respuesta a Jaén, que está en liquidación. Y para que eso no se vuelva a repetir, asegurar la financiación a unas entidades públicas que tienen transferidas 25 competencias por la ley española, a las que la ley andaluza añade 19 más. Un ejemplo, si la Cámara de Jerez dejara de poder hacer los certificados para la exportación, el sector del jerez se vería bloqueado.

Javier Sánchez Rojas, durante la entrevista en la sede de la Cámara de Comercio de Jerez. Javier Sánchez Rojas, durante la entrevista en la sede de la Cámara de Comercio de Jerez.

Javier Sánchez Rojas, durante la entrevista en la sede de la Cámara de Comercio de Jerez. / Vanesa Lobo

–¿La financiación está asegurada?

–Hoy por hoy no. La ley está aprobada y tiene una memoria económica. Pero ahora debe ser epigrafiada en los presupuestos de la Junta.

–¿No hay partidas en los presupuestos de 2020?

–No hay partidas nominales. La ley se aprobó casi a la par que los presupuestos y sin que hubiera interlocución en el consejo andaluz de cámaras porque no se había constituido el pleno. Ahora toca concretar porque nos va en ello la vida a las entidades camerales. Y tengo constancia de que la Consejería lo seguirá con la mayor receptividad.

–¿Cómo se puede resolver la complicada situación en la que se encuentra la cámara de Jaén?

–Hay que terminar el proceso de liquidación. Entiendo que el consejo andaluz tiene que ser oído por parte de la administración autonómica que es la que tendrá que decidir si crea una nueva cámara o si las cámaras de Linares y Andújar tendrán un papel que jugar o cualquier otro escenario. Tiendo la mano a la administración tutelante para dar nuestra opinión cuando nos den audiencia. Es uno de los temas que tendremos que tratar en el pleno.

–¿Por qué Andalucía ha tardado nueve años en celebrar elecciones camerales?

–Porque no había ley autonómica. La nueva ley nacional de cámaras se aprobó en 2012. Pero como las competencias están transferidas, cada comunidad tenía que hacer su propia ley. Saque la cuenta de cuántas elecciones hemos tenido en Andalucía desde entonces. Quiero agradecer la importantísima labor de Mónica Moreno, parlamentaria de Ciudadanos por Jaén, precisamente, que ha sido la ponente para que la ley pudiera salir en lectura única por unanimidad y consensuada con las cámaras y con los empresarios a través de la CEA.

–Esa ley es el legado de su antecesor, Antonio Ponce, ¿no?

–Creo que sí. Fue el leit motiv de su último tramo en el consejo. No tenía sentido que Andalucía no tuviera una ley que diera soporte público a lo que estamos haciendo. EnJaén están echando ahora en falta a la cámara. Y el sistema andaluz de cámaras necesitaba imperiosamente la ley, algo en lo que Antonio se ha fajado como un jabato. La importancia de lo que no se tiene me evoca a lo que está pasando ahora en Cataluña con sus cámaras. En aras de esa unidad de acción, en Andalucía los empresarios nos hemos ocupado en estar en las entidades camerales y podemos decir que estamos unidos. En otros sitios se han ocupado menos y no están teniendo ese resultado.

"Toca concretar las partidas a las cámaras en los presupuestos de la Junta de Andalucía. Nos va en ello la vida”

–¿El objetivo final de esa unidad empresarial es la fusión de las cámaras y las confederaciones?

–No. Ese debate también pasó ya. Las cámaras de comercio tienen una importante red a nivel mundial que hacen una gran labor en comercio exterior. No se puede tirar eso por la borda y es compatible con la unidad de acción.

–Brexit, aranceles de Trump... El comercio exterior de Andalucía se enfrenta a grandes retos. ¿En qué situación se encuentra?

–El comercio exterior ha sido uno de los principales avances de Andalucía. En los últimos años se ha multiplicado por tres el número de empresas exportadoras y creo que ese es el camino. Es verdad que el Brexit. la guerra comercial entre China y EEUUo la propia situación de Europa, no son buenos compañeros de viaje.Pero se sigue creciendo en términos de exportación. Tenemos el compromiso de la Cámara de España con la red andaluza para que se siga creciendo en misiones comerciales. Estamos cerrando el año con un aumento del 50% respecto al año anterior. Es más, 2020 va a ser importante porque va a consolidar a Andalucía como una de las comunidades más exportadoras.

"El corredor ferroviario ocupará mucho tiempo en el trabajo que vamos a hacer las cámaras”

–¿A pesar de que Algeciras, el puerto con más tráfico de mercancías de España, no tenga una buena conexión ferroviaria?

–En mi toma de posesión ya dije que no podemos permanecer impasibles ante el hecho de que lo están haciendo muy bien en Valencia, Madrid y Lisboa. Se está consagrando un eje que parte a España por la mitad.Nos estaremos equivocando si no reivindicamos desde el sur del sur el corredor Mediterráneo para Almería, Granada y Málaga, y el resto de Andalucía, incluyendo a Huelva y el puerto de Cádiz, en el ramal del Corredor Central. Y nos vamos a quedar fuera de una de las mayores revoluciones, junto con la tecnológica, que es la logística. Andalucía, es más grande que Portugal, se merece una dotación ferroviaria suficiente por población, capacidad económica y equidad. Europa empieza en Algeciras, no en los Pirineos. o celebro que el Corredor Mediterráneo tenga en Barcelona dos plataformas con dos vías cada una. Pero no es de recibo que aquí estemos todavía con una lenta ejecución de la electrificación de una única vía en el Campo de Gibraltar. Cádiz, Sevilla y Huelva necesitan la conexión al corredor central. El corredor ferroviario ocupará mucho tiempo en las reflexiones y en el trabajo que vamos a hacer las cámaras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios