Tribunales Cádiz

El TSJA confirma la condena a un camello que dijo llevar droga para impresionar a una chica

  • "Tomarse el trabajo de triturar pastillas inocuas y elaborar casi 30 papelinas para darse el pisto con una chica es absurdo", argumenta el Alto Tribunal andaluz.

Fachada del Palacio de Justicia de Cádiz. Fachada del Palacio de Justicia de Cádiz.

Fachada del Palacio de Justicia de Cádiz. / Joaquín Hernández 'Kiki'.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado la condena de tres años de prisión impuesta por la Audiencia Provincial de Cádiz a un hombre al que la Guardia Civil intervino en 2016 en un festival de música en Chipiona cerca de 40 papelinas. El camello alegó que llevaba esa droga para impresionar a la chica con la que iba.

La sentencia de primera instancia estimó probado que el 15 de julio del 2016 el hombre, natural de Sevilla, fue interceptado por un control de la Guardia Civil en las inmediaciones del festival de música Alrumbo, en Chipiona.

En un cacheo se le incautaron 1,64 gramos de hachís y casi 40 papelinas, ocho de ellas con MDMA y el resto, con un polvo que el hombre había elaborado, según confesó, triturando comprimidos fármacos y aparentando ser la misma sustancia.

El condenado recurrió la sentencia y alegó, entre otras cosas, que no había quedado demostrado que él tuviera intención de vender las papelinas de MDMA auténticas y fraudulentas.

Incluso llegó a dar el "insólito" argumento, según apunta la sentencia del Alto Tribunal andaluz, de que llevaba tal número de papelinas "para impresionar a una chica".

"Resulta absurdo", afirma el TSJA, que dice no entender por qué "iban a impresionar más a nadie" 37 que 8 papelinas, ni "qué beneficio" se logra "aparentando ser traficante".

Para el tribunal en tal caso, habría sido mejor "hacerse con un automóvil deportivo" o "conseguir entradas VIP" para el festival.

"Tomarse el trabajo de triturar pastillas inocuas y elaborar casi 30 papelinas para darse el pisto con una chica es absurdo", insiste la sentencia.

El TSJA considera que "sólo puede entenderse" que lo hiciera "para incrementar su stock de mercancía" y las ganancias, de modo que "al tráfico de drogas" se habría unido el fraude a la mayoría de los compradores de sus papelinas y "también el riesgo para su salud".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios