Tráfico El control especial de velocidad 'cazó' a 217 conductores en julio en Cádiz

  • Las multas van de 100 a 600 euros así como la pérdida de puntos del carné según el exceso de velocidad

  • Tráfico establece diferentes campañas especiales este verano

Un control de la Guardia Civil de Tráfico en una imagen de archivo. Un control de la Guardia Civil de Tráfico en una imagen de archivo.

Un control de la Guardia Civil de Tráfico en una imagen de archivo. / EFE

La última campaña especial para el control de velocidad terminó con multas para 217 conductores infractores en las carreteras gaditanas. El dispositivo, realizado la segunda semana de julio y al que le seguirán otros durante todo el verano, controló a 3.758 vehículos en la provincia, con lo que el 6,06% de sus conductores terminó denunciado por los agentes de la Guardia Civil de Tráfico, según los datos facilitados desde la Subdelegación del Gobierno en Cádiz.

"Debido al alto porcentaje de accidentes que se producen en las carreteras convencionales y travesías (las que disponen de un solo carril en cada sentido) y considerando la gravedad de los mismos, se han reforzado los controles en este tipo de vías, tanto con radares estáticos como dinámicos", han apuntado las mismas fuentes.

En estas carreteras se controlaron al 65,3% de los vehículos durante la campaña, repartido entre el 51,7% de controles en las carreteras convencionales y el 13,6% en travesías. El resto de controles, han sido realizados en autopistas y autovías (34,7%).

Multa, pérdida de puntos y hasta penas de prisión

La Ley de Seguridad Vial y el Reglamento General de la Circulación, fija la normativa aplicable a los límites genéricos y específicos de velocidad, velocidad en adelantamiento y distancias entre vehículos. El incumplimiento de estas normas está tipificado como infracción grave o muy grave, sancionadas con multas de 100 a 600 euros. El sistema de Permiso por Puntos contempla la pérdida entre 2 y 6 puntos por  este tipo de infracción dependiendo del exceso de velocidad cometido.

Además, el artículo 379 del Código Penal, estipula que “el que condujere un vehículo de motor o un ciclomotor a velocidad superior en sesenta kilómetros por hora en vía urbana o en ochenta kilómetros por hora en vía interurbana a la permitida reglamentariamente, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o a la de multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, a la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años”.

La velocidad tiene una influencia directa en la ocurrencia y severidad de los accidentes de tráfico. Con velocidades de conducción más altas, el número de siniestros y su gravedad aumentan exponencialmente. Esta relación ha sido mostrada en varios modelos, especialmente en el “Modelo Potencial" de Nilsson. Éste, muestra que un aumento del 1% en la velocidad promedio da como resultado aproximadamente un aumento del 2% de accidentes con víctimas, un aumento del 3% de accidentes graves y un aumento del 4% de accidentes mortales.Durante todo el verano seguirán en marcha diferentes dispositivos de vigilancia para comprobar que los conductores respetan las normas de circulación tanto por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil como por los medios aéreos de la Dirección General de Tráfico, con especial preocupación sobre la prevención de consumo de alcohol y drogas por los conductores y respeto de las normas de circulación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios