Sucesos

Una tortura inhumana

  • Un menor marroquí sufre la brutalidad de una banda que le mantuvo retenido durante varios días

  • Los hechos tuvieron lugar en La Línea y la Policía Nacional ha detenido a cuatro personas

Las armas de aire comprimido requisadas a los detenidos. Las armas de aire comprimido requisadas a los detenidos.

Las armas de aire comprimido requisadas a los detenidos.

Hay que ser muy macho para aguantar palizas durante cuatro días seguidos. Hay que ser muy macho pese a ser menor de edad. Varios días retenido, secuestrado en un domicilio, recibiendo visitas periódicos de tus captores, erigidos en vengadores sádicos por unos supuestos robos, los robos de un menor desesperado de origen marroquí. Supuestamente esos robos dieron origen a esta lección de hombres como trinquetes que, según la investigación policial, le golpearon en las articulaciones con objetos contundentes, rompieron una muñeca y le dejaron los ojos prácticamente cerrados a base de puñetazos. Una paliza de varios días en el barrio linense del Zabal y que ha acabado con los presuntos culpables perdiendo la libertad que en diciembre pasado arrebataron a este menor.

La investigación se inició el 27 de diciembre cuando un indicativo de la Brigada de Seguridad Ciudadana localizó a un menor de edad gravemente herido deambulando por las calles de La Línea, por lo que fue trasladado de forma inmediata al Hospital Comarcal. El menor presentaba golpes en ambos ojos, pudiendo abrir ligeramente solo uno de ellos, fractura de la muñeca derecha, hematomas en las rodillas y un corte en el dedo meñique de la mano.

Las pesquisas realizadas por la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta determinó que el menor fue el presunto autor de varios robos en el interior de domicilio en la localidad. Por tal motivo se originó en su contra una motivación de tomarse la justicia por su mano de los propietarios de los inmuebles. La víctima fue objeto de una detención ilegal durante varios días, y se localizaron los lugares donde sus agresores lo habían retenido mientras lo sometían a continuas torturas, siendo éstos un domicilio y una parcela situadas en el zona del Zabal.

Fruto de las gestiones realizadas y de las pruebas incriminatorias recabadas se solicitó mandamiento de entrada y registro en el domicilio particular, hallando en el mismo y en la parcela evidencias que demostraban lo relatado por el menor. Así por todo ello se procedió a la detención de cuatro personas con distinto grado de participación los hechos investigados.

En el registro practicado se han intervenido cuatro armas de aire comprimido, un pañuelo de papel con restos de sangre, varias bridas de color negro, así como varias bolsas con pequeños trozos de hachís y otro efectos relacionados con los hechos investigados.

A tres de los detenidos se les imputa los delitos tentativa de homicidio, detención ilegal, lesiones y robo con fuerza, siendo éstos miembros de una misma familia, existiendo un cuarto acusado, menor de edad, a quien se le investiga como presunto autor de un delito de omisión del deber de impedir delitos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios