Provincia de Cádiz

"¿De qué me sirve llamarme presidente del TSJA? Propongo pero no dispongo"

  • Lorenzo del Río afirma que hay un problema muy serio en los Juzgados: nadie gestiona ni manda

Lorenzo del Río (d) junto a Pascual Valiente, ayer durante la conferencia en el Colegio de Abogados de Cádiz. Lorenzo del Río (d) junto a Pascual Valiente, ayer durante la conferencia en el Colegio de Abogados de Cádiz.

Lorenzo del Río (d) junto a Pascual Valiente, ayer durante la conferencia en el Colegio de Abogados de Cádiz. / Lourdes de Vicente

Comentarios 7

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Lorenzo del Río, abordó ayer en Cádiz la organización del trabajo de los funcionarios en los Juzgados y en otros órganos judiciales, una de las cuestiones más espinosas en el panorama de la Justicia, sobre la que casi nadie se atreve a hablar en público. “Tenemos un problema muy serio. Nadie puede entender que en una organización de trabajo no haya quien gestione y quien mande”, dijo Del Río. “El juez no manda”, explicó, “y creo que tendría que tener al menos alguna capacidad de responsabilidad disciplinaria, aunque sea de advertencia. Que pueda decir: me hace usted esto; o bien: no se puede ir usted de permiso porque hace falta personal en la oficina. Como pasa en otros lugares de trabajo, menos en la Justicia”.

Lorenzo del Río contó una anécdota. “El otro día me paró una persona por la calle y me dijo: usted manda mucho; y si usted dice que se haga tal cosa, se hace”. Le sirvió para exponer cómo ni él puede resolver problemas importantes que afrontan algunos Juzgados de la provincia de Cádiz. “Si esa persona supiera la verdad: que al final esto es fachada. ¿De qué me sirve a mí llamarme presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía? A mí me gustaría llamarme de otra forma y tener más capacidad. Yo, como presidente, lo único que puedo hacer es proponer. Propongo pero no dispongo”.

Del Río habló así ante un amplio auditorio en el Colegio de Abogados de Cádiz. Fue el encargado de iniciar, ayer, las conferencias en el Foro Jurídico ICádiz, un nuevo espacio para el debate, la reflexión y el encuentro de los profesionales del Derecho, abierto a la sociedad, para difundir el conocimiento jurídico.

El decano del Colegio de Abogados, Pascual Valiente, presentó a Del Río y explicó que además de las conferencias, el foro programará debates sobre cuestiones de actualidad o polémicas. Por ejemplo, anotó, sobre la prisión permanente revisable.

El presidente del TSJA, que fue presidente de la Audiencia Provincial de Cádiz doce años, pronunció una conferencia titulada La situación de la Administración de Justicia en Andalucía. Diagnóstico y propuestas para su mejora. Fue al término de su exposición, durante el coloquio con los asistentes, cuando habló del grave problema de gestión que existe en los órganos judiciales y reclamó la necesidad de “forzar que esta maquinaria cambie”.

Una abogada le planteó a Del Río los problemas que existen en los Juzgados de Sanlúcar y Barbate, con importantes atascos, y en un Juzgado de lo Social de Cádiz, donde han sido señalados juicios para 2023. El presidente del TSJA explicó entonces que en Barbate hay una evidente falta de personal, que una juez está allí todos los días trabajando hasta las diez y las once de la noche y que lleva así dos meses. “Desde las dos de la tarde”, dijo, “hasta las diez de la noche está sola. So-la. A las dos de la tarde, los funcionarios se van”.

Explicó también que ya ha solicitado que acuda a Sanlúcar el Servicio de Inspección. Y que igualmente ha comunicado que es necesario averiguar qué ocurre en el Juzgado de lo Social, donde cree que hay un problema interno, de conductas personales, porque no existen esos retrasos tan enormes en otros órganos similares.

Me gustaría tener poder. Lo digo así de claro. Me da pena tener que responder así”, se lamentó Del Río. “Pero en este entorno”, comentó, “yo lo único que puedo hacer es decirle a la Delegación que hacen falta dos funcionarios más que vayan a Barbate, que controle los horarios de los Juzgados, que controle las vacaciones para que la gente que va a tener casi dos meses de vacaciones este año no paralice los Juzgados; yo le puedo decir al CGPJ: creo que este juez no está actuando correctamente, que podría haber una responsabilidad disciplinaria: o decir: creo que este secretario o este titular de la Administración de Justicia no está ejerciendo su función con respecto a los funcionarios. Puedo decir eso. Pero no puedo hacer otra cosa. Nosotros podemos sugerir que se abra un expediente disciplinario, por ejemplo. Pero yo no lo puedo abrir; simplemente pido que se abra”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios