Provincia de Cádiz

La plataforma de El Palmar ya no es virtual

  • Mientras que la organización considera un "éxito" la convocatoria, el alcalde de Vejer la califica de "auténtico fracaso"

Día de mucho calor entremezclado con una ligera brisa de Poniente y todas las posibles plazas para aparcar de forma gratuita ocupadas a la una de la tarde en la playa de El Palmar, en Vejer. Eso es lo que se encontraron ayer muchas de las personas que querían acercarse hasta Torre Nueva, lugar que se pretendía convertir en el centro neurálgico de la concentración organizada a través de Internet por parte de la Plataforma Salvemos El Palmar ¡PELP¡, una agrupación que se opone a la construcción del plan hotelero de la playa vejeriega y suma más de 19.000 adhesiones en la red social Facebook.

Bajo esas siglas en color amarillo ondearon banderas de color verde, colores que también se reflejaban en las camisetas que la plataforma vendía para sufragar los gastos de organización de este evento. La plataforma había pedido a los asistentes que acudieran provistos de un bocadillo de mortadela y también los vendía al precio de un euro. Muchos participantes optaron por llevarse el pan y preparar su almuerzo a pie de playa para comérselo, al unísono, alrededor de las tres de la tarde.

Los bocadillos eran una crítica al alcalde de Vejer. Antonio Verdú señaló en las páginas de Diario de Cádiz: "Lo que no podemos es tener El Palmar para bocadillos de mortadela, sino para un turismo de calidad y generador de empleo". La frase se ha sacado de contexto e incluso ha sido ampliada, ya que la pancarta que ayer se desplegó en la playa rezaba: "No estoy dispuesto a dejar El Palmar para los del bocadillo de mortadela".

El techo del búnker de la Guerra Civil existente en El Palmar se convirtió en un improvisado escenario en el que se entremezclaban canciones del grupo musical Los Ultracongelados y las voces de diversas personas, unas anónimas y otras más mediáticas, que se oponen a la construcción de los hoteles en la zona de Malcucaña.

Según los datos de la organización, sobre las cuatro de la tarde se habían recogido 1.098 firmas de apoyo y se contabilizaban unas 1.800 personas concentradas en el lugar. La Policía Local de Vejer, sin embargo, apenas contabilizaba a la una, hora de la convocatoria, unas 300 personas. La afluencia fue en aumento superando el medio millar tras el comienzo de un recital musical para el que no se contaba con la preceptiva autorización municipal, por lo que se le ha abierto un expediente administrativo a la organización.

A pie de playa, Antonio Morales, un industrial con propiedades en El Palmar, y que se alza desde hace varios meses en portavoz de la Plataforma PELP, atendía uno a uno a todos los medios que cubrían esta concentración.

Morales apuntaba que "llegar a las mil personas es nuestro objetivo, y eso está muy bien". Tras considerar un éxito la convocatoria, el portavoz de este colectivo, dirigiéndose a la clase política, dijo que "no pueden usar la palabra sostenible como un disfraz para más de lo mismo". En su opinión "se debería apostar por los pequeños establecimientos con encanto, con huerta ecológica y que sirva directamente a los clientes. Que se legalicen, que paguen sus impuestos, sería el modelo fantástico y es lo que piden los turistas que viene aquí".

Uno de los primeros en tomar la palabra tras las primeras piezas musicales fue un vecino de la propia pedanía vejeriega, Antonio Lobón, que se subió al escenario para decir a los presentes que "el alcalde, en vez de dar permiso a estos hoteles que vienen de fuera, se lo debería dar a los vecinos para que construyan pequeñas casas rurales, bonitas, sencillas, acogedoras, con las gallinas, los cochinos, a esos es a los que debía dar permiso". Las palabras de este vecino arrancaron aplausos de apoyo.

Otro personaje más mediático, Miguel Ángel Silvestre, conocido por su papel protagonista en la serie televisiva "Sin tetas no hay paraíso" y que es residente habitual de El Palmar, abogó por "un turismo mucho más ecológico, y verdaderamente sostenible, donde las familias del Palmar directamente sean las beneficiadas con pequeños negocios, con locales con encanto que es lo que realmente estamos buscando la gente que venimos aquí como turistas".

Con los primeros datos de participación en la mano, el alcalde de Vejer, Antonio Verdú (PSOE), daba su primera valoración de una concentración que calificó de "auténtico fracaso". "No ha cubierto las expectativas, ellos pensaban convocar a miles de personas y se han quedado con un grupo de gente que además viene acompañado de sus perros, algo que nos obligará mañana a tener que retirar las cacas que han dejado en la playa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios