DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Provincia de Cádiz

Una mujer de 88 años pasa 28 horas en una butaca en el hospital de Jerez

  • La paciente fue trasladada después a una cama en la sala de observación y estuvo allí otras 25 horas hasta que pasó a planta

  • "Está pendiente para ingreso", explicó un médico

Sala de espera del servicio de Urgencias del hospital de Jerez, en imagen reciente. Sala de espera del servicio de Urgencias del hospital de Jerez, en imagen reciente.

Sala de espera del servicio de Urgencias del hospital de Jerez, en imagen reciente. / pascual

Una mujer de 88 años de edad que ya tenía diagnosticado un problema de arritmia permaneció durante 28 horas en una butaca en el hospital de Jerez tras acudir el pasado lunes a Urgencias porque sufría problemas respiratorios. De la butaca pasó a una cama en la sala de observación y allí estuvo otras 25 horas hasta que fue trasladada a planta y quedó ingresada. Un médico explicó a un hijo de la paciente, cuando éste pidió explicaciones acerca del trato que estaba recibiendo su madre, que la mujer estaba "pendiente para ingreso".

El hijo de la mujer, vecina de Jerez, presentó una reclamación en el hospital a las ocho de la tarde del pasado martes, cuando su madre llevaba ya 23 horas en la butaca en espera de ser ingresada. "Estas condiciones son poco dignas de una sanidad pública y le exijo que, como responsable de este hospital, depure responsabilidades para que esto no vuelva a ocurrirles a otros pacientes", escribió en el impreso de reclamación, en el que se dirigía al director del hospital de Jerez y solicitaba que la mujer fuese llevada a una habitación para evitar que pasase otra noche en una silla de observación.

El pasado martes, la hija de un paciente de 82 años de edad explicó a través de Facebook, ante la falta de respuesta en el hospital de Jerez, que su padre llevaba casi 18 horas en una butaca tras acudir a Urgencias porque mostraba síntomas que sus familiares interpretaron como de un infarto. Semanas atrás había sufrido uno.

El SAS explicó anteayer a este periódico que el hombre estuvo atendido en todo momento y que se le hacían pruebas para detectar si había sufrido un infarto. También indicó el SAS que ese paciente no había sido trasladado a una habitación debido a "criterios clínicos" y no porque no hubiese habitaciones disponibles.

El pasado diciembre, una vecina de Sanlúcar de unos 70 años de edad permaneció unas 34 horas sentada en un sillón en el hospital de Jerez, en la sala de tratamiento de Urgencias, en espera de una cama libre, según denunció una sobrina suya.

La saturación crónica de las Urgencias en el hospital de Jerez se había agravado entonces, a principios de mes, y durante una semana se vivieron momentos de auténtico colapso.

"Lo que me mueve a contar esto es la esperanza de que sirva para que lo que yo he vivido no lo viva nadie más. Los grandes sufridores de esta situación son los pacientes, los trabajadores del hospital y los familiares de los enfermos. No es admisible que tengamos ahora una sanidad de los años 70. Hay pacientes aquí, en el hospital, que han pasado más de 48 horas en un sillón", comentó ayer el hijo de la mujer de 88 años que llegó a Urgencias el pasado lunes y estuvo 28 horas en una butaca.

"Espero que el director del hospital dé la cara y explique por qué está ocurriendo esto", añadió.

La mujer llegó a Urgencias hacia las siete de la tarde del pasado día 2 y estuvo en una silla hasta las once de la noche del día siguiente, martes, "pendiente para ingreso". Fue trasladada entonces a una cama en la sala de observación.

Allí permaneció hasta la doce de la noche del pasado miércoles, cuando fue llevada a una habitación en la que ayer continuaba ingresada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios