Provincia de Cádiz

La llegada de Amazon a El Puerto pone en vilo al comercio tradicional

  • Fedeco insta a los negocios a abrir canales de venta en internet a la par que reclama ayudas directas para un sector golpeado por la pandemia

Trabajadores en uno de los centros logísticos de Amazon en España. Trabajadores en uno de los centros logísticos de Amazon en España.

Trabajadores en uno de los centros logísticos de Amazon en España. / D.C.

“Es un tren al que hay que subirse, sí o sí”. Manuel Luna, presidente de la patronal provincial de los comerciantes (Fedeco), es tajante cuando se le pregunta por  el comercio electrónico. El anuncio de que Amazon construye una plataforma logística en El Puerto de Santa María es una muestra de que no se trata de una moda pasajera, sino de un cambio de paradigma en el modo de hacer negocio y en las relaciones con los clientes. “Estamos en una era de cambios, y eso siempre produce gente que se queda atrás y otros que tienen una visión más potente y se suben al carro de la tecnología”, apunta Manuel Luna, que no oculta que la implantación de Amazon en la Bahía tiene un sabor agridulce. “Estoy encantado en lo que se refiere a creación de empleo, que espero será de calidad. Pero puede ser un castañazo tremendo para el pequeño comercio que aún está intentando entrar en el mundo digital”, explica el presidente de Fedeco. La patronal insiste en que a través de los Centros Comerciales Abiertos han puesto a disposición de las pequeñas tiendas escaparates digitales e incluso app para vender sus productos. Y todo esto ocurre con la incertidumbre de la evolución de la pandemia, ya que las restricciones de horarios y movilidad inciden especialmente en los negocios que dependen fundamentalmente de que el cliente se persone físicamente en el establecimiento. “Amazon llega en un momento sumamente delicado, en el que las ventas pueden haber caído más de un 30%. El comercio pide ahora ayudas directas para seguir manteniendo el empleo porque estamos sujetos a unas tasas de incidencia que determinan las restricciones y que no controlamos”, afirma Manuel Luna, que resalta que en la pasada campaña de Navidad los negocios que mejor resistieron son los que han logrado combinar “la dualidad de la venta presencial y digital”.

El comercio electrónico lleva tres años consecutivos creciendo  en España a tasas por encima del 20%, según los datos oficiales de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC). En 2018, las ventas on line llegaron hasta los 39.240,8 millones de euros, mientras que en el ejercicio siguiente se elevaron a 48.825 millones de euros. Las últimas cifras fueron publicadas hace 15 días y corresponden al segundo trimestre de 2020, lo que recoge los efectos del primer confinamiento. En ese intervalo se registraron 244 millones de operaciones, lo que supone un récord absoluto en un solo trimestre, por un valor de 12.019 millones de euros, un 0,2% más que en el mismo intervalo de 2019. Este crecimiento raquítico se debe a que se desplomó por razones obvias la facturación de los servicios turísticos. En cambio, sectores como los supermercados o la compra de electrodomésticos doblaron su facturación respecto al segundo trimestre de 2019.

Según la CNMC, los sectores de actividad con mayores ingresos fueron las prendas de vestir, con el 9,4% de la facturación total; la suscripción de canales de televisión, con el 4,5% y los hipermercados, supermercados y tiendas de alimentación, en tercer lugar, con el 4,1%. En cuanto a la segmentación geográfica, las webs de comercio electrónico en España se han llevado el 40,6% de los ingresos en el segundo trimestre de 2020. El 59,4% restante se corresponde con compras con origen en España hechas a webs de comercio electrónico en el exterior.

Centro de Tratamiento Automatizado de paquetería de Correos en Sevilla. Centro de Tratamiento Automatizado de paquetería de Correos en Sevilla.

Centro de Tratamiento Automatizado de paquetería de Correos en Sevilla. / D.C.

Trasladar las cifras del comercio electrónico al ámbito provincial es difícil porque la CNMC no llega a ese desglose. En respuesta a este periódico, Amazon ha declinado la petición de efectos comercializados en Cádiz. Sí se puede inferir por otras vías. Por ejemplo, el Grupo Correos distribuyó casi 2,5 millones de paquetes en la provincia de Cádiz durante 2020, lo que supone un incremento del 27% respecto a 2019, según la empresa estatal. Esta cifra multiplica por dos el volumen de paquetería de 2017, y es cuatro veces superior a la de 2016, lo que indica la rápida evolución del comercio electrónico.

Según los datos del informe anual del sector postal de la CNMC, el Grupo Correos se mantuvo un año más como el principal operador logístico en la distribución de esta categoría de envíos, con más del 45% de las entregas realizadas en España. La empresa ha hecho fuertes inversiones en los últimos años para ampliar su capacidad de clasificación en 600.000 paquetes más al día. Para la última campaña de Navidad, Correos ha contado con tres nuevos equipos de clasificación de pequeños paquetes en los Centros de Tratamiento Automatizado de Sevilla –del que depende la distribución de la provincia de Cádiz–, Alicante y Valladolid, que permite la clasificación diaria de 360.000 envíos”, apunta la compañía. Precisamente, en la pasada campaña de Navidad reforzó su red de transporte en la provincia de Cádiz con la apertura de cuatro rutas específicas para la paquetería prioritaria desde su Centro de Tratamiento Postal de Jerez para las localidades más importantes de la provincia de Cádiz.

Además, la empresa estatal ha lanzado Correos Market, una plataforma de comercio electrónico para promover la venta de los productos locales. En la actualidad, Correos Market cuenta con 713 productores, de los que 58 son de ellos de Andalucía y cinco de Cádiz, que ofrecen, a través de seis categorías (alimentación, bebidas, artesanía, moda, hogar y salud y belleza), más de 5.300 referencias de productos, que cualquier persona puede adquirir y recibir en su casa a través de Correos.

Amazon insiste en que su éxito está ligado al de las pequeñas y medianas empresas

Desde SEUR, otro de los grandes operadores logísticos de España, se apunta que “la evolución del comercio electrónico en estos últimos meses ha conseguido lo que probablemente no se hubiera conseguido en años”. “Se ha producido un cambio en los hábitos de compra de los consumidores que ha tenido un fuerte impacto en nuestro sector, llegándose a producir un aumento de los envíos ecommerce de un 70% de media desde el inicio de la pandemia”, señalan fuentes de la compañía. “En los momentos más duros del confinamiento, para muchos el comercio electrónico era casi su única vía para obtener determinados productos, para otros era una manera de ahorrarse desplazamientos que consideraban innecesarios y con los que no se sentían seguros. Un ejemplo de este aumento lo hemos visto reflejado en el sector de los productos frescos y platos preparados, con nuestro servicio SEUR frío hemos registrado incrementos de hasta el 60% desde el inicio de la pandemia”, apunta SEUR. La campaña de Navidad ha sido también un reto por la alta demanda de envíos, lo que llevó a la compañía a reforzar su personal con 400 nuevos empleados en Andalucía.

Por su parte, las nuevas instalaciones de Amazon en el Puerto de Santa María se situarán en una nave de casi 12.000 metros cuadrados, dentro de una parcela de más de 41.217 metros cuadrados. El plazo de ejecución de las obras se estima entre ocho y diez meses y se estima que dará trabajo a unas 600 personas, con cien empleos directos y 500 vehículos de reparto.

Las instalaciones se sumarán a una red que abarca actualmente 28 centros de trabajo diferentes en España. Sólo en 2020, la compañía abrió dos nuevos centros logísticos en Dos Hermanas (Sevilla) y Alcalá de Henares (Madrid), así como tres estaciones logísticas en Murcia, Rubí (Barcelona) y Leganés (Madrid). “Amazon también está ampliando su Tech Hub de Madrid, que está creciendo rápidamente y donde a día de hoy más de 400 desarrolladores de software e ingenieros informáticos están trabajando en aplicaciones para Amazon Business, Kindle y la venta minorista”, indica el gigante electrónico, que admite que la pandemia ha hecho que “ muchos ciudadanos descubriesen por primera vez servicios online que nunca habían utilizado, desde el teletrabajo a la telemedicina, y por supuesto las ventajas de las compras online.  Por ello, son más los clientes que confían en el comercio electrónico para realizar sus compras”.

Según Amazon, también ha sido una oportunidad para que muchos negocios se lancen a la venta por internet. “Más de la mitad de los artículos que se venden en las tiendas de Amazon son de pequeñas y medianas empresas, por lo que nuestro éxito está profundamente ligado a su éxito”, incide la plataforma digital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios