Tendencias demográficas La inmigración impulsa a Cádiz a la cifra de población más alta de su historia

  • Los residentes que proceden de Sudamérica y África son los que más crecen en los últimos cinco años

  • Los habitantes nacidos en España disminuyen de forma sostenida desde 2015

Entrada de una delegación del Ministerio de Trabajo e Inmigración en la provincia. Entrada de una delegación del Ministerio de Trabajo e Inmigración en la provincia.

Entrada de una delegación del Ministerio de Trabajo e Inmigración en la provincia.

Cádiz gana población gracias a la aportación positiva de la inmigración. A fecha del 1 de enero de 2019, la cifra de residentes asciende a 1.249.708 personas, algo más de medio millar que un año antes, según los últimos datos de migraciones del Instituto Nacional de Estadística. La provincia sortea por la mínima la caída de la natalidad después de que en 2018 la cifra de defunciones superara por primera vez a la de los nacimientos y registra la mayor cifra de población de su historia.

Los habitantes de Cádiz nacidos en España disminuyen en 1.759 personas en un año. También cae por primera vez en más de una década la población censada que procede de países de la Unión Europea. Es un descenso modesto del 0,8% –246 personas sobre una población de algo más de 27.000–, pero podría ser un indicador de los efectos perniciosos del Brexit dentro de la numerosa colonia procedente de Reino Unido que reside en la provincia.

Estos datos negativos se compensan por el aumento de la población foránea, especialmente de la procedente de Sudamérica (+769); África (+686) y Centroamérica (+397). También aumentan los censados nacidos en países europeos no pertenecientes a la UE(+292) y en Asia (+260).

Al ampliar el foco a los últimos cinco años, se ve claramente cómo la tendencia conduce hacia un estancamiento técnico, fundamentalmente por la caída de la fecundidad y el aumento de las defunciones por el envejecimiento de la población, según indica Manuel Arcila, doctor en Geografía y profesor de Análisis Geográfico de la Universidad de Cádiz. “Aunque se puede hablar de estancamiento, eso va a depender del comportamiento de la inmigración, que ahora está repuntando tras la crisis económica”, sostiene Manuel Arcila.

Evolución de la Población en Cádiz Evolución de la Población en Cádiz

Evolución de la Población en Cádiz / Miguel Guillén

Por primera vez desde el baby boom, la población nacida en España encadena cinco años en un retroceso que cada vez es más acusado. En cambio, en el último lustro ha aumentado el número de residentes nacidos en el extranjero. El colectivo que más ha crecido es el sudamericano, que ha sumado 1.400 integrantes. Le siguen los nacidos en África, con 1.245 habitantes más desde 2014,y muy de cerca, los procedentes de América del Norte, que engloba a México, Estados Unidos y Canadá, con 1.134 personas más.

Aunque el INE no desglosa los datos de 2018 por países a escala provincial, Manuel Arcila considera que estas cifras son congruentes con las peculiaridades de Cádiz, en la que tradicionalmente la población marroquí es la colonia extranjera más numerosa. “Aquí hay un problema estadístico, y más en una provincia como la nuestra donde el salto desde el norte de África es tan sencillo. No se recoge la irregularidad de una población que fundamentalmente va al campo y que se mueve por temporadas”, señala el profesor de la UCA.

La evolución de la población latinoamericana evidencia también los vínculos históricos de Cádiz con Sudamérica, como se refleja el hecho de que Argentina tenga consulado en la capital. En cuanto a los residentes nacidos en América del Norte, hay una explicación clara: la Base de Rota.

La dependencia de la inmigración para ganar población no es exclusiva de Cádiz, sino que se corresponde con la tendencia del conjunto de España. Como ocurre desde 2016, el crecimiento sólo se sustenta en la llegada de extranjeros ante la incapacidad de los distintos gobiernos de implementar medidas de igualdad, conciliación e impulso a la maternidad que mejore su tasa de natalidad.

Así, la llegada de inmigrantes a España en 2018 compensó el aumento de las defunciones y la caída de la natalidad e hizo que se registrase el mayor aumento poblacional desde 2008 (276.186 personas más), lo que situó la población en 46,9 millones de habitantes. Según el INE, se registró la mayor llegada de extranjeros desde 2008 (en 2004 y 2005 la cifra fue mayor pero no se puede comparar) y que la salida de población es la menor.

“Cambiar la tendencia va a ser muy difícil con el nuevo papel de la mujer en la sociedad. Lo que hay que hacer es política en dos aspectos: ayudas a la conciliación familiar y una organización de la migración.Y el que no queramos verlo o poner barreras al aire o al mar no lo va arreglar”, incide Manuel Arcila.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios