Provincia de Cádiz

Una historia de 1.074 días

  • El jueves finaliza el encierro de los ex trabajadores de Delphi en el edificio de los sindicatos de Cádiz

  • A partir de ahora anuncian que seguirán "la lucha en la calle"

Imagen de algunos de los participantes en el encierro, cuando tan solo llevaban 11 días en el edificio de los sindicatos de Cádiz. Imagen de algunos de los participantes en el encierro, cuando tan solo llevaban 11 días en el edificio de los sindicatos de Cádiz.

Imagen de algunos de los participantes en el encierro, cuando tan solo llevaban 11 días en el edificio de los sindicatos de Cádiz. / joaquín pino

El próximo jueves día 29, a las 11:00 horas de la mañana, desaparecerá un símbolo. Primero fueron muchos, centenares (aunque fuera por turnos). Después quedaron menos. Ahora, solo unos pocos. Ese jueves (pasado mañana), habrán transcurrido 1.074 días desde que los últimos de Delphi decidieron iniciar un encierro en el edificio de los sindicatos de la capital gaditana. El objetivo no era otro que seguir llamando la atención de los dirigentes políticos y encontrar una solución a su situación. Cuando comenzó, los casi 500 ex trabajadores de la antigua multinacional aún creían en ello. Pero justo antes del día de Navidad, en las redes sociales, anunciaban el final.

Explicaban, en un texto corto, que pasado mañana "se levanta oficialmente el encierro mantenido durante tres años de lucha en el edificio de los sindicatos". Añaden que "este acto significa la apertura de un nuevo ciclo de lucha, más enfocado a la calle y emplear nuestros esfuerzos, tiempo y recursos en reivindicaciones como la mesa por el empleo de la comarca de Cádiz en la cual participamos activamente desde el primer día".

Para el jueves han preparado un acto que pretenden sea emotivo, que sirva para seguir recordando que, aunque el encierro no continúe, ellos sí. Por eso, han anunciado la asistencia de dirigentes provinciales, autonómicos y nacionales de UGT, CGT y USO, además de otros sindicatos, colectivos sociales, asociaciones y representantes de distintas empresas de la Bahía. Incluso, llaman a todos los que algún día fueron miembros del colectivo Delphi a que acudan, pese al tiempo o la distancia porque, como aseguran, "la importancia del acontecimiento" lo exige.

Claro que, en estos tres años, y en los casi diez desde que cerró la fábrica, no sólo han sido muchos los extrabajadores que se han quedado por el camino. También lo han hecho algunos que los representaban. De hecho, llama la atención que en el anuncio del fin del encierro, ni tan siquiera se mencione a CCOO.

A partir de ahora, quienes se erigieron hace ya tiempo en portavoces del encierro (al menos algunos de ellos) quieren apurar otras vías. Como la que han abierto con la elaboración de un documento que incluye 123 propuestas para crear empleo en la Bahía de Cádiz, y que incluso ha llegado al Congreso de los Diputados.

Es más, hace solo unos días, se mantenía una nueva reunión de la mesa por el empleo en la Bahía (que es como se ha dado en llamar) compuesta por representantes de todos los partidos y sindicatos (salvo PSOE y CCOO). Tras la reunión explicaron que emprenderán una campaña para explicar a la ciudadanía sus principales reivindicaciones. Lo harán "a pie de calle" para trasladar a los gaditanos dos de las medidas incluidas en ese documento de 123 propuestas contra el desempleo. Esas dos medidas, según este colectivo, son un plan de choque para los desempleados de larga duración y mayores de 45 años, que son los que más impedimentos tienen para alcanzar un empleo, y garantizar las necesidades básicas de las familias.

Los integrantes de la mesa expusieron que el documento con las 123 propuestas "ha sido consensuado por todas las partes, poniendo de manifiesto que somos capaces de aunar esfuerzos y dejar a un lado nuestras diferencias cuando el objetivo es el mismo, el mal endémico del desempleo en Cádiz". A partir de ahora seguirán recabando apoyos en ayuntamientos como el de Chiclana o Rota, además de mantener un encuentro con el vicepresidente de la Junta de Andalucía Manuel Jiménez Barrios.

Cabe la duda de si, con el fin del encierro en el edificio de los sindicatos, también quedarán atrás asuntos como la incorporación de los suelos de Delphi al proyecto Aletas (si es que este proyecto también continúa), o incluso la reivindicación de que la antigua fábrica se utilice para algo más que para vender su chatarra. De hecho, como publicó este periódico, esa chatarra no supondría ni el 5% de la deuda que aún se mantiene con los acreedores de la antigua multinacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios