Fuerzas Armadas

Dentro de Flotex: Las maniobras regresan con toda su fuerza a aguas de Cádiz y el Retín

Las lanchas de desembarco llegan al Retín, con el 'Juan Carlos I' al fondo. Las lanchas de desembarco llegan al Retín, con el 'Juan Carlos I' al fondo.

Las lanchas de desembarco llegan al Retín, con el 'Juan Carlos I' al fondo.

Julio González

Escrito por

· Alicia Ruiz

Redactor

Horas antes de la llegada de la hora H, en la que comenzaba el desembarco en la playa del Retín, el Juan Carlos I era un hervidero. Unas mil personas conviven estos días en el buque insignia de la Armada, que forma parte del ejercicio de mayor envergadura desde que hace dos años saltara la pandemia: el Flotex. Es el primero desde 2019 con participación real, se atrasó unos meses esperando la mejoría del covid, y sin duda tienen la intención de “sacarle el máximo provecho”, con Cádiz como telón de fondo.

Así lo contaba a bordo el comandante del Cuartel Marítimo de Alta Disponibilidad, el vicealmirante José María Nuñez Torrente, encargado de conducirlo. “Es la guinda de la preparación de las unidades de la Flota”, explicaba a los periodistas, resaltando que es el “único de adiestramiento avanzado que tendremos este año” y en la que participan más unidades de las que serían necesarias en una operación real incluso.

“La Armada hace un gran esfuerzo”, manifestaba el comandante, que tiene estas jornadas bajo su mando nada menos que a 3.632 efectivos, 760 infantes de Marina, con 14 buques, 12 aeronaves, 8 lanchas de desembarco y 97 vehículos, que llenaban en fila el hangar del Juan Carlos I. “Son 12 días en la mar y esto que veis es sólo la punta del iceberg de meses de preparación para recrear y ejecutar el ejercicio”, añadía.

Helicópteros de la Quinta escuadrilla sobrevolando aguas de Barbate. Helicópteros de la Quinta escuadrilla sobrevolando aguas de Barbate.

Helicópteros de la Quinta escuadrilla sobrevolando aguas de Barbate. / Julio González

La rueda de prensa, en la que participaban los distintos mandos de las 500 unidades implicadas, se sucedía entre el ruido de las aeronaves. Durante la mañana fueron constantes las operaciones de vuelo, que simulaban ya el inicio de la fase táctica, y que se dirigían a hacer labores de reconocimiento en Retinia, el nombre con el que se suele bautizar al campo de adiestramiento del Retín, lugar clave para la Armada para sus ejercicios anfibios. En Flotex también es territorio clave en el conflicto inventado para la ocasión pero que bien podría ser “cualquier escenario de los que se están trabajando en misiones internacionales hoy en día”.

Porque la historia es la siguiente: Al país de Iberia (España) se le ha solicitado el apoyo para poner a salvo un contingente de cascos azules de la ONU en una crisis simulada en Larland, un estado fallido que ha pedido ayuda de la comunidad internacional para un proceso de desarme y estabilización de sus territorios. Sus cuerpos de seguridad son aún débiles y dependen de la asistencia militares de países amigos. Sin embargo, Larland, situada en la península de Medkan, uno de los principales pasos del tráfico marítimo internacional, sufre ataques constantes de un grupo terrorista, las fuerza internacionales también son atacadas y llega el momento en que es necesario llevarlos a puerto seguro.

La complejidad de la misión pondrá a prueba a todas la unidades que tendrán que reaccionar ante las situaciones planteadas en cada momento y que entrelazarán con otros casos por medio como el rescate de un piloto abatido , entre otros. “Y todo sin daños colaterales, haciendo el mínimo daño y justo donde lo queremos hacer”, decía Nuñez Torrente pensando en una operación real, y “con la seguridad de las dotaciones en primer lugar” decía refiriéndose también del ejercicio.

Una jornada entre el Juan Carlos I y el Retín

De hecho, en el ensayo del desembarco de este jueves –el momento real llegará de verdad el próximo domingo– no pudieron aparecer las lanchas supercat. La compañía de reconocimiento del Tercio de Armada midieron y comprobaron que con la altura de las olas no era seguro su llegada y se tomó la decisión de que no actuaran por ahora. Sí se pudo ver en la playa del Retín como las primeras lanchas LCM llegaban a la orilla cargadas con los vehículos de Infantería de Marina y se balizaba la playa. 

fragatas alrededor del Juan Carlos I. fragatas alrededor del Juan Carlos I.

fragatas alrededor del Juan Carlos I. / Julio González

Además, se mostró de muy cerca y en pleno trabajo a esa compañía de reconocimiento, uno de los equipos más especializados y la élite del Tercio de Armada, que entre la maleza daba los primeros datos sobre la situación en la zona de conflicto.

Antes, todas estas embarcaciones salieron desde el buque insignia, con muchos movimientos en su dique nada más comenzar la tarde, con la supervisión de en el control del mismo, que daban luz verde a cada una de las salidas, una vez hechas las maniobras para el embarque de los distintos vehículos.

Los aviones de la Flotilla de Aeronaves de la Armada despegaron de su cubierta de vuelo en distintas ocasiones, con los Harrier de la Novena -llevan seis embarcados- y los helicópteros de la Quinta Escuadrilla como protagonistas.

El viento de levante, como no, cogía fuerza en la zona de operaciones, donde seguirán estos importantes ejercicios hasta el próximo 5 de noviembre y que son un "escenario perfecto" en todo el espectro de operaciones navales, incluyendo las de contra minado, guerra anti submarina, de superficie, antiaérea y anfibia.

Unidades participantes

  • De la Armada:
  • Buque LHD Juan Carlos I  y el buque Castilla del Grupo de Proyección de la Flota
  • 2 batallones de Infantería de Marina de la Brigada de Infantería de Marina Tercio de Armada
  • las fragatas Santa María, Numancia y Reina Sofía, de la 41 Escuadrilla de Escoltas
  • las fragatas Blas de Lezo y Álvaro de Bazán, de la 31 Escuadrilla
  • los cazaminas Tambre y Sella
  • el patrullero Furor
  • la Unidad de Buceadores de Combate
  • el buque de aprovisionamiento Cantabria
  • unidades de la Fuerza de Guerra Naval Especial
  • La fragata de la Marina Militare italiana Luigi Rizzo, encuadrada en EUROMARFOR
  • Unidades aéreas embarcadas
  • cinco aviones Harrier AV8B de la 9ªEscuadrilla;
  • tres helicópteros SH3D/SH60F de la 5ªEscuadrilla;
  • un helicóptero SH60B de la 10ªEscuadrilla;
  • dos helicópteros AB212 de la 3ªEscuadrilla
  • un Scan Eagle, vehículo aéreo no tripulado, de la 11 Escuadrilla
  • Del Ejército de Tierra:
  • Regimiento de Artillería de Costa nº 4 y de Artillería Antiaérea nº 74
  • De Aire:
  • aeronaves E-25 y C15 de las Alas 11 y 12
  • aeronaves C16 del Ala 11 del Escuadrón 111
  • aeronaves P3 del Ala 11 del Escuadrón 111

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios