Educación

Cincuenta años de educación y convivencia en Doña Blanca

  • El colegio del poblado creado en El Puerto para los habitantes de los antiguos terrenos de la Base de Rota celebra su cumpleaños con participación de familias norteamericanas escolarizadas en el centro

Grupo de madres colaborando con la decoración del colegio para la celebración Grupo de madres colaborando con la decoración del colegio para la celebración

Grupo de madres colaborando con la decoración del colegio para la celebración / D.C.

En casi todos los colegios de El Puerto hay niños norteamericanos, pertenecientes a familias de militares destinados en la Base de Rota, pero sólo uno tiene una relación especial con ella: el del Poblado de Doña Blanca, núcleo creado precisamente para acoger a los antiguos pobladores de los terrenos sobre los que se asentó la instalación militar, y que fueron desalojados para hacerla posible, a finales de los años 50 del pasado siglo.

Aunque había colonos ya instalados en el Poblado a principios de los 60, el colegio fue inaugurado en 1969. Ahora el centro está de cumpleaños, exactamente 50. Unas bodas de oro que están celebrando como la ocasión merece, y en las que una parte importante de los festejos están en relación directa con la Base, tanto por la historia del propio poblado como por el hecho de que en los últimos cursos varias familias estadounidenses han elegido el de Doña Blanca como colegio para escolarizar a sus niños. 

"La relación con la Base es especial, así como la acogida que se ha dado en el poblado a las familias norteamericanas", relata la directora del colegio, Manuela Sánchez. Los padres y madres, los propios alumnos y "toda la pedanía" están colaborando en las celebraciones, que tendrán su punto culminante este viernes, con una gran jornada que contará con la asistencia de representantes militares españoles y estadounidenses, autoridades civiles y de la propia Embajada de EE UU en Madrid.

Familias españolas y americanas participan en la celebración. Familias españolas y americanas participan en la celebración.

Familias españolas y americanas participan en la celebración. / D.C.

"A la Embajada le ha interesado especialmente", cuenta Manuela, que detalla que las autoridades diplomáticas están encantadas con que se dé otra imagen que no sea sólo la militar. "Aparte de que les encanta la historia de la relación de la Base con el poblado", añade, y cuenta que algunos marines incluso han estado colaborando con las celebraciones "por ejemplo, pintando suelos y paredes".

Desde hace ya varias fechas, los alumnos están participando en diferentes actividades, como una visita a la Base y otra al yacimiento fenicio de Doña Blanca, "casi todas relacionadas con la historia del poblado, la reciente y la más antigua". En los actos se ha implicado a familias y habitantes.

En la gran celebración de este viernes, se tiene pensado intervenciones de alumnos y padres españoles y norteamericanos, y en ella se incluirá la explicación de juegos tradicionales por parte de mayores a los escolares, la degustación de comidas típicas, la realización de una "línea del tiempo" en el colegio...

Toda una fiesta educativa alrededor de la historia real de un núcleo humano y de población.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios