Provincia de Cádiz

Un anciano muere en un violento robo en Chiclana

  • Cuatro encapuchados entran de madrugada en un domicilio y matan a un hombre de 78 años e hieren de gravedad a su mujer

Agentes de la Guardia Civil, familiares y vecinos, en la puerta del domicilio. Agentes de la Guardia Civil, familiares y vecinos, en la puerta del domicilio.

Agentes de la Guardia Civil, familiares y vecinos, en la puerta del domicilio. / Paco Periñán

Un hombre de 78 años, Antonio Romero Núñez, resultó muerto y su esposa, Manuela Núñez Núñez, de 79 años, herida de gravedad, al ser asaltados en la madrugada de ayer en su domicilio de Chiclana por cuatro individuos encapuchados que accedieron a la casa con la intención de robarles, según las primeras hipótesis de la Guardia Civil.

Los hechos ocurrieron en el número 5 de la calle Álava, en las inmediaciones de la carretera de Medina, un domicilio al que, según los primeros indicios, accedieron sobre las cinco de la madrugada cuatro individuos encapuchados que entraron por el patio trasero de la casa, que comunica con el número 11 de la calle San Diego.

Una vez dentro de la vivienda, los individuos redujeron al matrimonio de ancianos y comenzaron a golpear a sus víctimas con uno o varios objetos contundentes, al parecer de metal.

Antonio Romero apareció muerto en el suelo del dormitorio, con lasmanos atadas a la espalda y con golpes en la cabeza, mientras que su esposa fue encontrada en el cuarto de baño con golpes en la cabeza, brazos y tórax de los que emanaba abundante sangre.

El hallazgo fue realizado sobre las nueve de la mañana por un familiar e inmediatamente se dio aviso a la Policía Local y al dispositivo sanitario de urgencias del SAS, que trasladó a la mujer hasta el Hospital Universitario de Puerto Real, donde permanece ingresada con pronóstico reservado.

Los cuatro encapuchados, según los primeros testimonios recabados, habrían robado del interior de la vivienda del matrimonio, de etnia gitana, una cantidad de dinero en metálico que podría rondar los 4.200 euros, además de joyas por cuantificar. La casa apareció revuelta y registradas sus habitaciones.

La Guardia Civil mantiene abiertas las investigaciones mientras el titular del Juzgado número 1 de Chiclana, Mario Moriel, ha decretado el secreto sumarial, después de que al filo de la una de la tarde ordenara el levantamiento del cadáver.

El finado, al parecer, presentaba golpes en la parte superior del cuerpo y en la cabeza, si bien será la autopsia a la que será sometido hoy la que determinará la causa de la muerte.

Su esposa, que estaba consciente en el momento del hallazgo, estaba previsto que fuera operada en la tarde de ayer en el Hospital Universitario de Puerto Real de las heridas producidas en un antebrazo.

Agentes de la Guardia Civil se desplazaron al centro médico para tratar de obtener de la víctima toda la información posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios