Agustín Rosety | Número uno de Vox al Congreso por Cádiz "No es verdad que exista ese machismo estructural del que hablan los progres"

  • "Apostamos por declarar esta provincia como zona de especial singularidad para combatir al crimen organizado"

  • "Desde 1986 en Navantia hemos ido de ERE en ERE, todos ellos propiciados por ese PSOE que tanto dice proteger a los trabajadores"

  • "No vamos a cerrar la Verja pero recuperaremos a nuestros trabajadores porque son rehenes de los británicos"

Agustín Rosety, general de brigada de Infantería de Marina ya retirado, repite como cabeza de lista de Vox por Cádiz. Agustín Rosety, general de brigada de Infantería de Marina ya retirado, repite como cabeza de lista de Vox por Cádiz.

Agustín Rosety, general de brigada de Infantería de Marina ya retirado, repite como cabeza de lista de Vox por Cádiz. / Fito Carreto

Si los políticos no dialogan lo suficiente en Madrid, a ver si lo hacen en Cádiz. Este es el objetivo de esta sección, denominada Cinco en raya, en la que, hasta el viernes día 8, cada cabeza de lista al Congreso por Cádiz de los partidos con representación parlamentaria afrontará tres preguntas de cada uno de sus adversarios. El primero en someterse a este cuestionario es Agustín Rosety (Vox), a quien seguirán, por este orden, María José García-Pelayo (PP), Noelia Vera (Unidas Podemos), María del Carmen Martínez (Ciudadanos) y Fernando Grande-Marlaska (PSOE).

De la violencia de género a la evolución de la economía pasando por las adopciones de los matrimonios del mismo sexo y las pensiones. Agustín Rosety, cabeza de lista de Vox al Congreso por Cádiz, afronta con firmeza y con más soltura que en la campaña electoral de abril un cuestionario diverso.

Las preguntas de Fernando Grande-Marlaska (PSOE)

—Enseñar a los niños a cazar en los colegios, construir un muro en la frontera de Marruecos, desmontar el estado de las autonomías que recoge nuestra Constitución... No sé con cuál de estas propuestas de su programa se siente más orgulloso. Pero en lo que respecta a la provincia de Cádiz, ¿cuál es el criterio de Vox? ¿Qué considera prioritario?

-—La verdad es que a Marlaska le vemos poco por aquí y me parece que no sabe mucho de esta provincia. Si quiere le puedo explicar lo que es la provincia de Cádiz y el abandono en el que está por culpa de todos los gobiernos que ha habido. Esta es una provincia muy compleja y dentro de ese entorno fragmentado el principal problema es el desempleo. Y no podemos depender exclusivamente del turismo, porque eso da también precariedad y estacionalidad. ¿Y qué ha pasado con la industria? Habría que preguntarle al PSOE por ejemplo qué ha pasado con la capacidad industrial que tenía la Bahía de Cádiz centrada sobre todo en Navantia. Desde 1986 hemos ido de ERE en ERE, todos propiciados por ese PSOE que tanto dice proteger a los trabajadores. Lo último es que el 64% de las salidas de plantilla recogidas en el plan industrial de Navantia se carga directamente sobre la Bahía de Cádiz. Hay que potenciar el sector naval porque todo se va a Ferrol. Pero eso no parece importarle mucho a Marlaska. Nosotros apostamos por potenciar la industria en las dos bahías. Porque si se potenciara la industria de la Bahía de Algeciras y se impulsara el corredor ferroviario, que es otro abandono de la provincia, pues revitalizaríamos todo ese entorno.Porque el Campo de Gibraltar es hoy un nido de delincuencia organizada, narcotráfico, contrabando e inmigración ilegal. Y eso lo sufren los habitantes de esa comarca, que ven cómo sus hijos de 15 años empiezan a hacer de puntos para los contrabandistas. Por eso nosotros apostamos por declarar la provincia como zona de especial singularidad, para que se pueda luchar eficazmente contra el crimen organizado. Aquí hay unos contrabandistas que empiezan a ganar dinero con el tabaco, después invierten en una planeadora, meten tabaco a gran escala y por el mismo precio en combustible luego meten droga desde la costa de enfrente. Y al final los beneficios entran en la caja fuerte de Gibraltar en forma de billetes. Es un problema de tal envergadura que hay que atajarlo desde un frente muy amplio. Y la Policía tiene que conocer el terreno, al igual que la Guardia Civil, los jueces y los fiscales.

—¿Se identifica con su compañero Ortega Smith cuando boicotea un minuto de silencio dedicado a las víctimas de la violencia de género? ¿Sabe usted cuántas mujeres de la provincia de Cádiz han sido asesinadas por sus parejas o ex parejas desde que existe un registro oficial?

—No podemos negar de ninguna forma, porque es una realidad, que hay muchas mujeres que están siendo asesinadas por sus parejas. Tenemos el mayor respeto hacia ellas y, por supuesto, lo mismo piensa Ortega Smith. Pero no estamos de acuerdo con que ese fenómeno se deba a un problema de estructura social. El machismo estructural del que hablan los progres, eso del heteropatriarcado, no existe. Es mentira. Esas leyes de violencia de género que se han hecho son leyes ideológicas que buscan imponernos una determinada ideología en cuanto al concepto de sociedad e imponerla además excluyendo cualquier idea contraria y causando una inseguridad jurídica y una falta de equidad que perjudican a los varones muy injustamente. Nosotros pensamos además que hay otras violencias en el ámbito privado porque hay violencia también contra los ancianos o entre las parejas homosexuales. Porque, ¿también hay machismo en un caso de violencia en una pareja de mujeres? Pensar eso sería absurdo, pero también a ellas hay que protegerlas. Por eso somos partidarios de una ley de violencia intrafamiliar en prevención de todo este tipo de crímenes que por supuesto protegerá a las mujeres.

—No le voy a preguntar por Franco porque sabemos que usted fue uno de los firmantes del manifiesto que hacía apología del dictador. Pero sí me gustaría saber su opinión sobre el mando militar en activo de esta provincia que fue apoderado en las elecciones andaluzas incumpliendo la Ley. ¿Está Vox utilizando a las Fuerzas Armadas?

—Marlaska demuestra una vez más que no tiene ni idea de lo que pasa en esta provincia. Lo que dice es mentira. El apoderado no era ese militar del que habla sino su mujer. Y el gran crimen que cometió ese oficial fue tomarse una cerveza con los compañeros de su mujer que también eran apoderados. Así que es preferible que Marlaska se entere mejor antes de hablar. Y en cuanto a la participación de los militares en la política, yo mantengo un vínculo moral con las Fuerzas Armadas pero en estos momentos soy tan civil como cualquiera. Por lo tanto, tengo todo el derecho a entrar en política con el partido que quiera. Todos los partidos han tenido o tienen militares en sus filas, también el PSOE.Pero me gustaría corregir en otra cosa a Marlaska porque lleva muy mala intención en su pregunta. Yo no he firmado ningún manifiesto exaltando la figura del dictador Franco, como dice él. Yo lo que hice fue pedir que se respetara la memoria del militar Franco, porque es una trayectoria militar digna de respeto. Y también se pedía que no se exhumase su cadáver, que al final se ha hecho por cierto ante las cámaras y con una falta de respeto absoluta hacia los sentimientos y los derechos de sus familiares. Nosotros clamamos contra esa Ley de Memoria Histórica que pretende imponernos una versión determinada de la Guerra Civil que es la versión que convence a las izquierdas pero que realmente no es la que viene en los libros de Historia.

Las preguntas de María del Carmen Martínez (Ciudadanos)

—¿Qué medidas plantea ante los efectos que genera en las exportaciones los nuevos aranceles de EEUU?

—Este es un problema complejo y yo me voy sobre todo a los efectos que puede tener sobre el sector primario y algo también en el secundario. Lo que desde luego no vamos a hacer es disminuir el número de peonadas para poder cobrar el PER, que es lo que haría el PSOE poniendo paños calientes y regándolo todo con subvenciones, ayuditas y paguitas. Nosotros lo que vamos a hacer es cuidar a los productores, agricultores y ganaderos, y a las empresas aliviando sus cargas fiscales y sociales con bonificaciones y exenciones. Y en segundo lugar, y a medio plazo, disminuir la burocracia para liberarles de toda la carga que impone la Administración. Y otra cuestión importantísima es la posición exterior de España. Si estamos bien situados internacionalmente tendremos más posibilidades de que se tengan en cuenta nuestros intereses.

—Ante los indicadores económicos que ya señalan el empeoramiento de la economía, ¿qué medidas plantea su partido para frenar la recesión?

—Tenemos un problema enorme y crónico que al parecer nadie quiere ver y que es la deuda, que crece cada año. Esa deuda hay que reducirla y eso sólo puede hacerse con unos presupuestos más restrictivos. Nosotros proponemos un recorte de 24.000 millones de euros en las cuentas públicas, de los cuales 16.000 se restarían a la Administración central y 8.000 a las comunidades autónomas y los ayuntamientos. Hay que reordenar las cuentas públicas, eliminando tantos chiringuitos y gastos superfluos. Y también hay que incidir en los ingresos públicos. Hay que hacer que la sociedad genere recursos y para ello hay que ir aliviándola de cargas fiscales y sociales. Pretendemos una reducción fiscal importantísima en la que nadie pague más de un 30% de IRPF y en el que las rentas más bajas no paguen nada. Y pretendemos que las empresas no paguen más del 12,5% del impuesto de Sociedades. Con esto conseguiremos que haya más dinero en manos de las familias y de las empresas y menos dinero en manos de los políticos.

—¿Qué opinión le merece que los matrimonios de personas del mismo sexo puedan adoptar hijos?

—Hay un error cuando se habla del derecho a tener un hijo. Son los niños los que tienen derecho a tener un padre y una madre y hay veces en las que el Estado priva a ese niño de ese derecho. Porque no podemos tener un niño como el que tiene un perrito. No existe el derecho a tener un hijo pero sí la potestad sobre los hijos. La diferencia es que un derecho se ejerce siempre en beneficio propio y las potestades son facultades que se ejercen en beneficio del otro. Es el caso de la patria potestad, que se ejerce siempre en beneficio del niño. Entonces no podemos estar de acuerdo con esta cuestión pero eso no quiere decir que tengamos el menor prejuicio sobre esos matrimonios. Faltaría más.

Las preguntas de Noelia Vera (Unidas Podemos)

—¿Qué medidas económicas y fiscales llevará a cabo su partido para paliar el impacto y los efectos de la próxima crisis económica sobre las rentas más bajas en Andalucía y España? ¿Se compromete su partido a llevar a cabo una reforma fiscal justa y progresiva para que aporten más al erario público quienes tengan más recursos económicos? ¿Adoptará su partido medidas contra la evasión de capital y el fraude fiscal?

—Por supuesto que vamos a adoptar medidas para evitar el fraude fiscal. Es intolerable que quienes más tienen eludan sus responsabilidades. Ahora bien, siempre hay que tener en cuenta que debemos evitar que el Estado, bajo esa apariencia de igualdad y equidad, impida generar riqueza. El problema de Podemos es que tiene un desconocimiento total del funcionamiento del mercado. Los que crean empleo son los empresarios y no pueden hacerlo si les asfixiamos con impuestos y cargas sociales. Porque si es así sube el paro y cae todo, también los recursos para poder practicar esa justicia social. Perseguiremos el fraude fiscal y atenderemos a quienes más lo necesitan. Porque aunque no somos socialistas sí somos sociales.

—¿Cuáles son las propuestas de su partido para garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones andaluz y el mantenimiento del poder adquisitivo de los pensionistas gaditanos/as?

—El nuestro es un sistema de reparto y como afortunadamente ahora vivimos más, pues estamos más años percibiendo una pensión. Y llega un momento en el que no hay dinero para ello. Por eso es inútil que Podemos diga que va a garantizar por ley el sistema de pensiones. Esa es una declaración ajena a la realidad. Es como garantizar por ley que no va a haber levante en verano. Nosotros queremos que la sociedad genere recursos con un sistema mixto en el que se combine este sistema de reparto con otro sistema de capitalización que iremos promoviendo mediante incentivos fiscales a los particulares que inviertan en estos sistemas de pensiones y a las empresas que hacen estos planes para sus empleados.

—¿Qué compromisos programáticos asume su partido para garantizar el derecho a la vivienda a quienes no pueden afrontar el pago de sus hipotecas o de alquileres hoy por hoy en la provincia de Cádiz?

—Nosotros estamos a favor del derecho de todos a una vivienda digna. Pero, claro, tenemos que pensar que quienes viven en régimen de alquiler tienen que estar a disposición del mercado. Si no garantizamos los derechos de los arrendadores, el mercado se retrotraerá, habrá menos oferta de viviendas y el precio se disparará. La gran hazaña de Carmena en Madrid ha sido conseguir que los alquileres suban un 30%. Ese es el efecto de su demagogia. Y lo mismo pasa con aquellos que viven en régimen de propiedad. Si los bancos no tienen seguridad jurídica de que van a poder recuperar el dinero que prestaron con sus intereses, pues cada vez será menor el número de personas que podrán acceder a un crédito y el problema se irá engordando. Nosotros queremos actuar en dos ejes: garantizar la seguridad jurídica del mercado, y Podemos tiene una incultura absoluta en esta materia, y promover a un precio asequible viviendas sociales para los que tienen más dificultades.

Las peguntas de María José García-Pelayo (PP)

—En el último año se ha oído mucho hablar de Vox pero los gaditanos hemos oído poco a Vox hablar sobre sus proyectos para la provincia de Cádiz. ¿Cuáles son las actuaciones prioritarias de Vox para la provincia de Cádiz?

—García-Pelayo debería saber que para oír hay que saber escuchar. Porque así, y pese a haber sido una legislatura tan corta, en el Congreso me habría escuchado hablar de cosas de Cádiz como Navantia o el tren de Algeciras, por ejemplo. Ya hemos hablado de la provincia en una pregunta anterior pero recuerdo los tres ejes de nuestro programa: empleo, infraestructuras y seguridad.

—Su formación es partidaria, según han manifestado públicamente, de cerrar la Verja con Gibraltar. ¿Cómo explica esta medida a todos los ciudadanos del Campo de Gibraltar que cada día deben cruzar la aduana y qué actuaciones plantea para éstos?

—Nosotros no hemos dicho que vayamos a cerrar la Verja. De acuerdo al Tratado de Utrecht podríamos hacerlo, pero por supuesto que no lo vamos a hacer. Lo que sí vamos a hacer es exigir que se cumpla la ley. Nosotros pretendemos ayudar a los trabajadores españoles en Gibraltar. En la Verja tiene que haber fluidez, claro, pero para los trabajadores y no para los contrabandistas. Porque gracias al contrabando, al centro financiero y al bunkering se está financiando la colonia y la base militar que hay allí y que en gran parte la estamos costeando nosotros. Al parecer al PP le parece bien que estemos colonizados porque no ha hecho nada para recuperar la soberanía de Gibraltar. Nosotros sí lo vamos a hacer. Y no vamos a hacer nada en detrimento de los trabajadores. Todo lo contrario, vamos a recuperarlos porque son rehenes de los británicos. Y eso se hace invirtiendo en La Línea, que es una ciudad con muchos recursos pero que yo creo que están abandonados de manera intencionada precisamente para que nuestros trabajadores tengan que ir a Gibraltar a servir allí de mano de obra.

—¿Está Vox a favor de la desafectación de instalaciones militares en la provincia de Cádiz tal y como reclaman municipios como San Fernando, Barbate o Tarifa entre otros?

—Esta es una pregunta muy electoralista. Si los del PP dicen que son patriotas, aunque yo no tengo ninguna prueba de ello, deberían saber que la defensa es parte del bien común y, claro, las instalaciones militares tienen que estar en algún municipio. Ahora bien, yo pienso que ese municipio en cuestión debe recibir alguna contraprestación, porque ese suelo militar ya no puede destinarse a fines agrícolas, ganaderos o industriales, por ejemplo. El caso de Barbate es clarísimo. Es un pueblo precioso al que yo como infante de Marina le estoy particularmente muy agradecido, pero que tiene un paro penoso, por encima del 30%. Y visitar su puerto es hoy tristísimo. A Barbate hay que compensarlo porque no está recibiendo nada por el campo de adiestramiento del Retín. Lo de San Fernando es diferente. Es una ciudad que nació alrededor de una base militar. La Armada y la ciudad siempre fueron de la mano hasta que se inició una política ciega de demandar el suelo de las instalaciones militares ignorando que eran precisamente esas instalaciones las que daban vida económica a la ciudad. Ahora tienen el suelo vacío y San Fernando está metido en un problema importante, como todo el mundo reconoce. Habría que pensar que ya está bien de reclamar suelo, que me parece una cosa totalmente absurda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios