medio ambiente

Cuatro administraciones respaldan la 'Guía frente al cambio climático'

  • El proyecto, elaborado por Ecologistas en Acción, está destinado a servir de ruta a los municipios gaditanos frente a los retos de la emergencia climática 

De izquierda a derecha, Ana Fernández, Patricio Poullet, Daniel López, Mario Fernández y Pablo Lovera. De izquierda a derecha, Ana Fernández, Patricio Poullet, Daniel López, Mario Fernández y Pablo Lovera.

De izquierda a derecha, Ana Fernández, Patricio Poullet, Daniel López, Mario Fernández y Pablo Lovera. / Joaquín Hernández Kiki

Tiempo no es clima, lo sabemos, pero los últimos cinco años han sido lo más cálidos registrados, y el olor a azahar a mediados de febrero provoca un pellizco raro. Aunque no parece ser mucho el espacio para el escepticismo ante el cambio climático, los ecologistas son claros: “Las evaluaciones de riesgo no pueden esperar a certezas”.

Amanatura-Ecologistas en Acción presentaba ayer su Guía metodológica para la elaboración de planes municipales frente al cambio climático para los municipios de Cádiz: una cita en la que los ecologistas estuvieron arropados por representantes de la cuatro administraciones. “Más allá de la rivalidad partidista, los retos que supone la emergencia climática son muy complejos–comentaba al respecto el autor de la guía, Daniel López–. Así que, o unimos voluntades, o estamos empantanados. Las áreas de acción implican especialmente a urbanismo y medio ambiente, pero no hay espacio que no se vea comprometido, y la participación que se espera ha de ser efectiva y real”.

De hecho, la Ley 8/2018 de Medidas contra el Cambio Climático en la comunidad autónoma andaluza insta a elaborar y aprobar planes municipales y aprobarlos para 2021. En este sentido, el portavoz ecologista recordó que el Pacto de los Alcaldes en 2009 contemplaba una reducción de CO2 del 20% –que no se ha cumplido–, y señaló el desacople, en muchos casos, entre la necesidad y el conocimiento. Una desconexión que es más evidente cuando se traslada al ámbito local, ya que no se han logrado modelos –como señala esta guía– para asegurar modos de vida compatibles con temperaturas más altas, fenómenos meteorológicos extremos y restricciones hídricas.

Desde Ecologistas en Acción recuerdan que se han ido reuniendo con “responsables de algunos municipios de la provincia para identificar los problemas al respecto y el cumplimiento de medidas de reducción de emisiones, adaptación a efectos del cambio climático y comunicación”. “No es que los municipios no quieran asumir competencias: muchas veces, se debe al desconocimiento o la falta de capacidad técnica”, apuntaba al respecto Mario Fernández, responsable del área de Transición Ecológica y Desarrollo Urbano Sostenible, de Diputación. De hecho, los ayuntamientos que integran la Red Española de Ciudades por el Clima señalan que las principales dificultades para luchar contra el cambio climático vienen por la insuficiencia de recursos humanos (66,3%) y la falta de recursos económicos (65,3%).

La emergencia climática, como dicen los clásicos de la cultura pop, cuesta. Y ahora vais (vamos) a empezar a pagar. La inversión en este momento es clave y puede que no sea suficiente más tarde: “No pueden repetirse errores anteriores, ha de darse una respuesta real y efectiva –comenta Daniel López–. De hecho, lo más positivo de Ley de Cambio Climático es que obliga a que los ayuntamientos cuenten con su plan local”.

Diputación, apuntó Mario Fernández, destina anualmente 50.000 euros para elaborar una información básica para evaluar los riegos climáticos de la provincia, siendo la institución provincial coordinadora territorial del Pacto de los Alcaldes por el Clima: “Ya hay varios municipios, Cádiz, El Puerto, Rota, Jerez o San Martín del Tesorillo, que han manifestado su intención de unirse al Horizonte 2030 –que supone una reducción del 40 por ciento de los gases de efecto invernadero–, y esperamos que a finales de año sean muchos más”.

Pablo Lovera, jefe de Protección Ambiental de la Consejería de Desarrollo Sostenible, enumeró algunas de los compromisos puestos en marcha desde la administración autonómica respecto a la reducción de emisiones, apuesta por las energías renovables –sobre todo, fotovoltaica–, desarrollo sostenible del medio rural y una “Ley de Economía Circular en trámites”. Además, apuntó el desarrollo de planes de calidad del aire para las ciudades y de distintas medidas referentes a depuración del agua antes de fin de año.

Por su parte, el director regional de Demarcación de Costas, Patricio Poullet, recordó que la entidad dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica está elaborando una completa documentación que sirva a los poderes públicos para realizar las adaptaciones necesarias en el litoral, acciones encaminadas a “reducir riesgo de erosión y preservar el equilibrio costero”, y que próximamente “se darán a conocer las medidas y propuestas”.

En representación del ayuntamiento gaditano habló la presidenta de Aguas de Cádiz, Ana Fernández, que recordó la implicación de la administración local con objetivos como la reducción drástica de emisiones, la apuesta por las placas solares –“incluso queremos fomentar el autoconsumo”– o planes anuales de eficiencia y recursos hídricos alternativos, “que contemplan el empleo de las aguas de la estación depuradora en las labores de riego y baldeo de la ciudad”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios