Gastronomía José Carlos Capel: “Lo que nos une a los españoles es la tortilla de patatas y El Corte Inglés”

Enfoque de Domingo | La economía gaditana encara una etapa clave

Zona Franca y el concepto unitario de provincia

  • Fran González, delegado del Gobierno en el consorcio, considera fundamental que las comarcas “no compitan entre ellas por proyectos similares” y reclama una visión más global

  • "Hay vida más allá de determinadas firmas"

Fran González en Zona Franca.

Fran González en Zona Franca. / Julio González

Uno de los motores económicos de la provincia es la Zona Franca. Su expansión por diferentes comarcas se ha venido consolidando en los últimos tiempos, y Fran González, delegado del Gobierno para el Consorcio, ofrece una visión positiva para que el crecimiento económico de Cádiz sea homogéneo.

“Siempre es el momento de crecer económicamente, pero ahora se dan varios factores, a mi juicio, que se está superponiendo y que creo que más que nunca tenemos que aprovechar esa circunstancia”, dijo en una entrevista concedida a este diario esta misma semana.

La Zona Franca, elemento desarrollador económico en el ámbito del territorio, abrió sus fronteras al recinto fiscal, cuenta con una red de centros de negocio distribuidos por diferentes puntos de la provincia y una red de polígonos industriales. “Además, recientemente hemos terminado la obra del nuevo recinto fiscal Bahía de Algeciras que igual que el de aquí tiene vocación a conectar a otras instituciones, en este caso al polo petroquímico que existe en Los Barrios y San Roque y el propio puerto de Algeciras, que es uno de los más importantes de Europa”.

El delegado especial destaca que la Zona Franca tiene vocación de vertebrar ese tejido industrial. “En estos momentos la situación de la guerra de Ucrania, y otras derivadas surgidas tras la pandemia, han provocado situaciones de crisis, en este caso energética, en el que todo gira en torno a buscar nuevas líneas para encontrar nuevas fuentes no sólo más sostenibles sino más económicas”.

Cádiz está situada estratégicamente en un sitio particular que posibilita cualquier desarrollo en la búsqueda de nuevas energías y en la geolocalización de nuevas líneas de producción. “Tiene gran importancia en la cadena logística –dice–, pero no hay que olvidar que es una provincia que tiene 260 kilómetros de costa, y aprovechar la generación de energía, bien eólica, fotovoltaica o incluso la energía a través de las mareas, produce un caldo de cultivo en la innovación e investigación y en elementos ya desarrollados para que se materialicen en la provincia de Cádiz. Creo que se dan muchas circunstancias, que siempre se han dado, pero que el contexto actualmente nos está llevando a pisar el acelerador en ese tema”, asegura.

“La privilegiada situación geográfica debe ser importante en la cadena logística”

González reivindica el papel de Zona Franca, su trabajo para adaptar sus propias infraestructuras para hacerlas mucho más permeables al sector empresarial, “y lo que sí puedo decir es que pasan por nosotros muchas iniciativas que se están estudiando, y esperemos que próximamente tengamos noticias positivas de que existe un sector pujante en Cádiz tanto en el tema de energías renovables como en el sector logístico y productivos”.

Al preguntarle por la posibilidad de crecimiento empresarial, Fran lo tiene claro. “La vocación de conseguir grandes empresas debe estar de manera constante en la búsqueda, y las hay, pero efectivamente la foto del tejido empresarial de la provincia ofrece sobre todo pequeñas y medianas empresas con pocos trabajadores, esa es la realidad. Tenemos empresas tractoras que hay que reivindicar, aunque no podemos olvidar a los clústers que se están constituyendo y que están dándole una mayor vigorosidad a ese tejido de empresas medianas o pequeñas, que están actuando tanto desde el punto de vista de captación de nuevos proyectos en el exterior como de ofertar aquí. Esa fórmula de cooperativa, asociaciones o clústers en determinados sectores están dando muy buenos resultados. Esa asociación es beneficiosa”, dice.

Sobre si hay zonas que están creciendo a mayor ritmo indica que “mi percepción es que hay comarcas que están especializadas, por ejemplo, la Bahía de Algeciras, claramente con el polo petroquímico y lo que significa el sector logístico con la Autoridad Portuaria; la Bahía de Cádiz tiene una especialización muy bien desarrollada, sobre todo con empresas tractoras como Navantia y el sector de la construcción naval; el polo de la Autoridad Portuaria Bahía de Cádiz, que además del logístico también está creciendo en sectores como el de servicios que se presta a los cruceros; y luego hay una red amplia de espacios industriales que se adaptan a sectores como el agroalimentario”.

“Lo que yo reivindico –prosigue– es que tenemos que tener un concepto unitario de provincia. Los espacios tienen que ser complementarios, las comarcas no pueden verse como rivales, como elementos de confrontación o duplicidad de recursos, sino todo lo contrario. Entender que somos espacios complementarios, y en eso hay que hacer un esfuerzo todo el mundo. Muchas veces se habla de la necesidad de bajar la confrontación política, que estoy de acuerdo, que hay que ir de la mano, pero eso implica a todos los agentes, no sólo a los políticos ni las administraciones públicas. Hay una parte de compromiso de otras instituciones público-privada que tienen que entender que aquí lo que no puede haber es una rivalidad de quien coloca en su municipio un proyecto concreto. Creo que cualquier proyecto que venga a la provincia desparramará beneficios e iniciativas al conjunto del territorio”, asegura.

“Hay que buscar no sólo fuentes de energía más sostenibles sino más baratas”

Y profundiza en esa idea. “Es una evidencia que tenemos que vernos no como rivales sino como comarcas complementarias. Habrá que reforzar las cosas positivas que está haciendo cada uno y qué puede aportar otro. Eso también pasa en Andalucía, hay un turismo de interior, otro de costa, hay situaciones del sector agroalimentario evidentemente a mejorar, creo que hay muchos matices pero tiene que haber un hilo argumental. No entrar en colisión sino en elementos de coordinación”.

Para finalizar considera que es el momento de hacer “apuestas decididas en muchos sectores. Zona Franca cuenta ahora mismo con un elemento dinamizador. Atendemos a todos los proyectos empresariales que se quieren establecer, de pequeño cuño o de gran marca, lo que estamos buscando en todo esto es girar en torno a lo que debe ser el motor principal de una Zona Franca, que es el sector logístico y de transformación. A partir de ahí participamos de la potencialidad de la economía azul. Por ejemplo tenemos empresas muy fuertes, como Petaca Chico, que tiene una planta en activo pero que ha hecho una ampliación muy interesante de sus propias instalaciones, de su capacidad productiva, pero también hay otros sectores vinculados a la innovación y a las tecnológicas que es están implantando. De hecho próximamente se va a inaugurar un espacio dedicado sólo a temas de ingeniería, que te abre líneas al sector de la automoción, a aplicaciones tecnológicas, que igual no tiene una dimensión muy grande pero sí un contenido propio muy potente. Estamos abriéndonos a muchos sectores. No anunciamos nada que no esté rubricado, que no tengamos garantías de que va a desarrollarse y esperamos que en las próximas semanas se vayan dando pasos de nuevas implantaciones. Tenemos que aprovechar este momento”, concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios