Tráfico 3.000 avisos por correr en el radar de tramo de la CA-33

  • El dispositivo, que funciona hace dos meses entre Tres Caminos y Bahía Sur, empieza hoy a sancionar

Tramo de la CA-33 en el que opera el nuevo radar. Tramo de la CA-33 en el que opera el nuevo radar.

Tramo de la CA-33 en el que opera el nuevo radar. / d.c.

Tráfico ha remitido más de 3.000 avisos por excederse de la velocidad permitida en los 3,5 kilómetros que controla el nuevo radar de tramo instalado en la carretera CA-33 a su paso por San Fernando, concretamente en el intervalo comprendido entre el polígono de Tres Caminos y el centro comercial Bahía Sur. El dispositivo, tal y como recordaron ayer desde la Dirección General de Tráfico en un comunicado, comenzará a sancionar hoy, después de que hayan transcurrido los dos meses de prueba, donde sólo se ha advertido a los conductores que sobrepasaban los 80 kilómetros por hora en este tramo de la autovía.

Durante este periodo, según datos de la Dirección General de Tráfico, se ha venido observando una significativa moderación de la velocidad hasta una media de 75 kilómetros por hora, siendo la velocidad máxima de 80 kilómetros por hora. Con todo, en este tiempo se han remitido más de 3.000 avisos por exceder dicho límite. Este es el primer radar de tramo en las carreteras de la provincia aunque está previsto la instalación de uno más en el Puente de la Constitución (CA-35), entre los puntos kilométricos 2,700 y 7,000, según explicó la jefa provincial de Tráfico, Piedad Sánchez, en una entrevista a este medio. "Cuando vayamos a ponerlo en marcha, lo comunicaremos para que todos los ciudadanos sean conocedores del mismo", dijo.

¿Cómo funciona un radar de tramo?

Los cinemómetros o radares de tramo son una nueva forma de controlar la velocidad, no en puntos kilométricos concretos, como hacen los radares fijos, sino en tramos de carreteras de varios kilómetros.

Esta modalidad de vigilancia no funciona con radares sino con cámaras de visión artificial. El procedimiento que se sigue es el siguiente: las cámaras (una por carril) graban de forma continuada a todos los vehículos a la entrada y salida de la zona de control. Las cámaras están sincronizadas por fibra óptica y con sistemas redundantes de información.

Con los datos almacenados, se casan las matrículas iguales, se comprueban los tiempos de paso de cada vehículo y se calcula su velocidad media. Sólo se sanciona a los que han sobrepasado el límite de velocidad, que en la vía CA-33 será de 80 kilómetros por hora.

Una vez detectada la infracción, el resto del procedimiento a seguir es igual que las captadas por radares fijos: las imágenes y datos de la infracción se trasladan al Centro de Gestión de Denuncias Automatizadas situado en León, que tramita y envía la denuncia al conductor.

Infografía elaborada por Tráfico sobre el funcionamiento del radar. Infografía elaborada por Tráfico sobre el funcionamiento del radar.

Infografía elaborada por Tráfico sobre el funcionamiento del radar. / DGT

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios