reservas

Sequía: la primera semana del año hidrológico se cierra con los embalses al 16,5% en Cádiz

Imagen del pantano de Guadalcacín donde se observa la gran pérdida de agua.

Imagen del pantano de Guadalcacín donde se observa la gran pérdida de agua. / Julio González

Los embalses de la provincia han cerrado la primera semana del año hidrológico al 16,5% de su capacidad, acumulando un total de 299,7 hm3 en el sistema, frente a los 305,9 hm3 que inauguraron el ciclo. El total de la reserva a la misma fecha del año anterior era de 437,3 hm3. Una cifra que abunda en los mínimos del recurso mientras que aún no se han definido los escenarios al respecto -excepto en la zona perteneciente a la Cuenca Mediterránea Andaluza, en el Campo de Gibraltar, que entra en este año de nuevo en situación de sequía excepcional, aunque actualizando el ahorro de agua para uso urbano hasta el 20%-.  

Entre los pantanos gaditanos, el de Zahara-El Gastor es el que arroja un menor porcentaje, con un raquítico 3,5% de su capacidad: es decir, 8 hm3 del total de 223hm3 de agua que es capaz de acoger. Le siguen, por la cola, el embalse de Bornos, al 8% (16,2 hm3 de 200,2); el de Celemín, al 8,9% (conservando tan sólo cuatro hm3 de los 44,8 que puede albergar) y el de Barbate, a un 9,3% (21,3% de una balsa de 228 hm3). 

Incluso el embalse de Guadalcacín presenta una disminución importante según volumen: así, aunque aún conserva 145 hm3 de agua (más que de lo que sería el total de muchos embalses de la provincia), esta cifra apenas supera el 18% de su capacidad: 800,3 hm3.  Por su parte, el pantano de Los Hurones se encuentra al 32,3% de su total: 43,8 hm3 de 135. El reservorio de Arcos, al ser un embalse de derivación, mantiene su nivel en un saludable 87,1% (12,7 hm3 de agua). 

Por otro lado, los embalses de Gudarranque y Charco Redondo se encuentran a un 35,3% y a un 21,1% de su capacidad, con 28,4  y 16,7 hm3, respectivamente; mientras que el de Almodóvar, la balsa más pequeña de la provincia, ronda menos de la mitad de su capacidad, situándose en un 44% (2,5 hm3 de 5,6). 

Si el conjunto de reservas de la provincia supera el 16 por ciento, la red de embalses que pertenecen al sistema Guadalete-Barbate -del que depende gran parte del territorio-, ni siquiera llega a esta cifra, colocándose en un 15,4%, (254 hm3 en total ) y descendiendo en un 0,4% respecto a la semana pasada (siete hm3 menos), según datos del MITECO

Está situación bajo mínimos de los embalses gaditanos se encuentra a la espera del frente atlántico que se calcula entrará en la Península a finales de esta semana, inaugurando un otoño en la línea de lo previsto por la AEMET: con temperaturas por encima de la media pero también, probablemente, con precipitaciones ligeramente superiores al histórico. Aun así, esto sería un breve respiro para el castigado sistema hídrico ya que, dada la situación de arrastre de la sequía, tendría una difícil traducción en la reserva.