Provincia de Cádiz

"¿Sanlúcar? Eso es la guerra"

  • Un 'greco' relata la dificultad de acabar con un problema "socialmente aceptado"

"Es difícil acabar con un problema que socialmente está aceptado por parte de la población. La propia gente del pueblo dice, pobres, qué van a hacer, si no tienen trabajo. Se puede estudiar también". Un Greco que no lleva mucho tiempo destinado a la provincia pone del tirón el dedo en la llaga, la dificultad de poner coto al narcotráfico en la Costa Noroeste, en una zona que se ha convertido en los últimos tiempos en la puerta de entrada de la droga, la mayoría de paso, con destino a Europa. Tanto es así que, cuando se le pregunta por Sanlúcar, parece que se le mentara la bicha. "¿Sanlúcar? Eso es la guerra".

No cree además este policía de élite, natural de Madrid como todos los integrantes de los grupos Greco, que ahora se haya agudizado el problema. "Yo creo que en esta zona siempre lo ha habido".

Este integrante de uno de los grupos especiales que creara el Ministerio del Interior para dar respuesta in situ a las actividades del crimen organizado relata además algunos ejemplos de esa 'aceptabilidad' que hay en la zona hacia los narcos. Por supuesto, quiere dejar claro que no se trata de toda la población en general. Y que las autoridades y Fuerzas de Seguridad se están dejando la piel para erradicarlo.

Pero parece que la realidad supera a la ficción. Según asegura este Greco, cuando están trabajando en Sanlúcar, tienen que estar cambiando continuamente de coches. "Es un pueblo pequeño y enseguida nos han llegado a conocer por los coches. E incluso los narcos nos han llegado a embestir con vehículos". Además, desvela que en cuanto los narcos se percatan de que pueden estar siendo vigilados "se dan el 'agua', se avisan de uno a otro. Te insultan, te gritan chivato por la calle".

Este policía asegura sin embargo que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, "es muy consciente de la problemática que hay. Por eso ha decidido crear un nuevo Greco en esta zona".

Una zona en la que, por las investigaciones que llevan a cabo, creen que no hay asentadas organizaciones como las que operan en la Costa del Sol, perfectamente estructuradas para poder blanquear dinero. "Aquí las organizaciones que hay van más al alijo, a la introducción, guarda y transporte de la droga. Porque mucha de la droga que llega aquí va luego para Europa". Pero eso no quiere decir ni mucho menos que sea más fácil acabar con ellos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios