Aeronáutica La adquisición de Alestis por parte de Aciturri entra en la fase final

  • La SEPI mantendrá su participación del 24% y Aciturri tomará el control tras comprar el 76% en manos de Airbus y Unicaja

  • El visto bueno a la operación tiene que pasar por el Consejo de Ministros y las autoridades de Competencia

Una peiza del A350 fabricada en la planta de Alestis en Puerto Real. Una peiza del A350 fabricada en la planta de Alestis en Puerto Real.

Una peiza del A350 fabricada en la planta de Alestis en Puerto Real. / Julio González

Comentarios 0

La adquisición de Alestis por parte de Aciturri comienza a tomar forma tras meses de negociaciones. Las partes implicadas han llegado a un acuerdo sobre el reparto del capital del único proveedor aeronáutico de primer nivel o tier 1 andaluz.

Aciturri tiene previsto suscribir en breve un contrato de compraventa del 61,91% del capital social en manos de Airbus y del 14,04% hasta ahora propiedad de Unicaja, según avanzaron fuentes del sector a este periódico. La compañía burgalesa tomará el control de Alestis al hacerse con el 75,95% de las acciones, mientras que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), dependiente del Ministerio de Industria, mantendrá su participación actual de 24,05%, lo que garantiza la continuidad de la presencia del sector público en el tier 1 andaluz.

La operación aún tiene varios flecos por cerrar. A corto plazo se prevé que el Consejo de Ministros apruebe la suscripción por parte de la SEPI de la ampliación de capital de Alestis “con el objetivo de reforzar financieramente a la compañía”, según indicaron las mismas fuentes. Asimismo, será preceptivo obtener la autorización final por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC).

Junto a Alestis y Aernnova, Aciturri es uno de los tres proveedores de primer nivel de Airbus en España. La integración de Alestis permitirá un mejor posicionamiento en el mercado de la compañía resultante, así como encauzar de forma más eficiente los proyectos de innovación facilitando su acceso a los programas europeos. Al mismo tiempo, la nueva compañía podrá diversificar sus clientes, pues Alestis y Aciturri se complementan con sus oficinas comerciales.

Fábrica en Puerto Real

Alestis, que cerró 2018 con una facturación de 283 millones de euros, cuenta actualmente con 1.400 trabajadores y plantas en Sevilla, Puerto Real, Vitoria y Brasil. La fábrica gaditana está configurada como un centro de excelencia para piezas automatizadas en materiales compuestos, mientras que en el centro sevillano se ubica la fábrica central para los composites de laminado manual. Entre sus principales clientes figuran Airbus, Embraer y Boeing.

Por su parte, Aciturri emplea a más de 1.600 empleados y facturó 303 millones en 2017, último ejercicio del que informó de sus resultados. Dispone de diez plantas repartidas por Miranda de Ebro (Burgos), sede del grupo, Gijón, Álava, Alcalá de Guadaíra (Sevilla) –tras la compra de Aerosur en 2008– y Vila Nova de Gaia, junto a la ciudad lusa de Oporto.

Origen del grupo

Alestis Aerospace fue fundada en 2010 a partir de Sacesa, una empresa participada por EADS, la antigua matriz de Airbus, y el Grupo Alcor, empresa vasca que contaba con la mayoría del capital con el 42% de las acciones, con el apoyo de la Junta de Andalucía y las cajas de ahorro andaluzas. Precisamente, el segundo accionista era la Junta, con el 19,9%, Cajasol –luego Caixabank– (15%), Unicaja (14,3%), el Banco Europeo de Finanzas (BEF) –la ficha bancaria compartida por las cajas andaluzas para operaciones corporativas– (6,8%) y EADS (1,8%).

La condición de tier 1 es un arma de doble filo. Por un lado, permite negociar directamente con gigantes del tamaño de Airbus o Boeing. Por otro lado, exige un importante esfuerzo inversor, ya que la compañía asume parte del riesgo de los programas adjudicados.

Dos años después de su fundación, Alestis entró en concurso de acreedores por su incapacidad financiera para sacar adelante la fabricación de la panza o belly fairing y el cono de cola del A350, dos piezas que le había adjudicado Airbus en el desarrollo de su avión más moderno y que ahora es clave para su futuro. Ello requería una inversión superior a 200 millones que Alestis se vio incapaz de asumir, a lo que no ayudó el sobredimensionamiento de la plantilla por la incorporación de 350 ex empleados de Delphi por exigencias de la Junta.

Rescate de Airbus

Ante el riesgo de que la crisis de Alestis retrasara el lanzamiento del A350, Airbus se vio impelida a rescatar la compañía, exigiendo la salida del Grupo Alcor. En diciembre de 2013, Airbus, a través de su matriz EADS, y la SEPI firmaron un acuerdo accionarial, que se materializó en julio de 2014, en el caso de Airbus, y en enero de 2015 por parte del holding dependiente del Ministerio de Industria.

Airbus se hizo con el control de Alestis al asumir el 62% del capital, Unicaja retuvo su participación del 14%, mientras que la SEPI suscribió una ampliación de capital por valor de 13,5 millones y asumió el 24% del accionariado.

El rescate permitió que Alestis reequilibrara su situación patrimonial y saliera del concurso de acreedores. La última fase es la salida de Airbus, que comenzó a buscar un socio de garantías tras vencer el compromiso de permanecer tres años en el capital, un proceso que culminará en breve con la llegada de Aciturri.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios