Provincia de Cádiz

Rotundo éxito del XXVI ciclo cultural de Caballero en El Puerto

  • El evento ofreció vinos de Lustau, queso, jamón ibérico, atún de almadraba y un helado especial

Diversos sabores de la zona gaditana se fusionaron el jueves en las jornadas gastronómicas del Grupo Caballero 'Vinos en buena compañía'. El maridaje de vinos de Lustau y productos gastronómicos de máximo nivel dejaron un buen sabor de boca a los asistentes, que degustaron en el patio del Castillo de San Marcos, en El Puerto, queso gouda de la empresa El Bucarito junto a un vermut del enólogo Manuel Lozano con amontillado, Pedro Jiménez de Lustau y especias.

Acto seguido tomaron asiento en las mesas redondas repletas de copas que llenaban la Bodega adornada con macetas colgantes para disfrutar, en primer lugar, de tres partes diferentes del jamón de bellota de 10 vetas del consorcio Jabugo. "No solo se goza diciéndolo, oliéndolo o gustándolo, ya el frenesí puede aparecer mirándolo y mascándolo", dijo Juan Mateos, relaciones públicas de la firma Caballero. La combinación de este producto con Fino Pavón y Palo cortado Península fue calificada como 'Ohmami' por Pepe Monforte, director del blog de gastronomía Cosas de comé, que presentó la gala guiando a los comensales por los diferentes productos y vinos degustados junto a la colaboración de Federico Sánchez-Pece, responsable de comunicación de Caballero.

El panidaje también tuvo relevancia. Monforte recomendó tomar el jamón ibérico con los panecillos mientras que el queso, mejor con los picos ye ye de Puerto Real.

La velada contó con un toque de música inglesa en directo de la mano del grupo Erlies, compuesto por voz, guitarra y violín, que puso a la venta sus discos.

Los asistentes probaron dos partes del atún de almadraba procedente de Barbate, Tarifa y Conil, elaborado por la empresa gaditana Gadira, con manzanilla Papirusa de Sanlúcar de Barrameda y amontillado Cuadrilla, fusión que Pepe Monforte denominó 'Oh mami blue'.

El vino hizo su efecto mientras que la sesión continuó con la degustación de quesos de El Bucarito. "Ahora vamos a conocer el sabor 'Yesverywell'", explicó Monforte. Los paladares de los allí presentes saborearon el queso azul junto al vino East India.

La cena finalizó con un helado con sabor a vinagre de Pedro Ximénez con nueces, elaborado de manera artesanal para la ocasión por la heladería italiana Da Massimo, "que se está ganando el respeto de toda la Bahía", apuntó Monforte. Asimismo, la gala contó con la presencia de representantes de las empresas Da Massimo, El Bucarito y Gadira, "porque sin su ayuda esto no habría podido funcionar", agradeció Juan Mateos.

La primera jornada gastronómica llegó a su fin con la coctelería de ponches y ginebras de la casa en el patio del Castillo. Los curiosos pudieron visitar los interiores del enclave o comprar productos de estas empresas en stands habilitados. La segunda jornada será el jueves 18.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios