Puerto de Cádiz

La integración que beneficia a todos

  • Vincular puerto y ciudad es una oportunidad para la ciudad y para el puerto.

El edificio de la Aduana, detrás del ‘Queco’ y delante de la antigua estación de tren, visto desde el muelle ciudad del puerto de la Bahía de Cádiz. El edificio de  la Aduana, detrás del ‘Queco’ y delante de  la antigua estación de  tren, visto desde el muelle ciudad del puerto de la Bahía de Cádiz.

El edificio de la Aduana, detrás del ‘Queco’ y delante de la antigua estación de tren, visto desde el muelle ciudad del puerto de la Bahía de Cádiz.

El traslado del tráfico de contenedores de su actual ubicación en el muelle Reina Sofía a la nueva terminal genera un importante espacio de oportunidad en la dársena comercial, estratégicamente ubicado en el corazón de la ciudad.

Con el objetivo de integrar en los futuros usos los intereses tanto portuarios como ciudadanos, la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz suscribió un convenio marco de colaboración con el Ayuntamiento de Cádiz para el estudio y análisis de las actuaciones a realizar en los terrenos portuarios, así como un convenio específico para la determinación de la estrategia de integración del puerto en la ciudad, al que posteriormente se sumó la Junta de Andalucía.

La Universidad de Cádiz se encargó de realizar un análisis de la economía de la ciudad y del puerto, así como un análisis social de la Bahía de Cádiz, la ciudad de Cádiz y el casco histórico; planificó y ejecutó un proceso participativo.

Cualquier obra realizada en el recinto portuario debe adaptarse al Plan Especial de Ordenación

Por otro lado, la Universidad Politécnica de Madrid también intervino con la realización del curso Enfoque sostenible y estratégico de los grandes procesos urbanos: puerto ciudad de Cádiz, entre septiembre de 2017 y marzo de 2018, de donde surgieron varias alternativas eficientes y viables desde el punto de vista económico y medioambiental para los espacios de dominio público portuario que dejarán de tener un uso estrictamente relacionado con la actividad marítimo-portuaria para integrarse en usos más urbanos.

La arquitecta urbanista Teresa Bonilla se encargó de coordinar la estrategia de actuación en el Puerto de la Bahía de Cádiz y elaborar la síntesis del proceso y analizar las propuestas y planes de acción, que están sirviendo de base para los trabajos del equipo encargado de redactar el Plan Especial del Puerto de Cádiz en Cádiz, que está en coordinación con la propia Autoridad Portuaria y con los técnicos municipales.

Como se sabe, la ordenación del puerto se realiza sobre dos documentos fundamentales: uno, la Delimitación de Espacios y Usos Portuarios (PUEP), que tiene un carácter sectorial, delimita el dominio público portuario, asigna usos a las diferentes zonas y es aprobado por el Ministerio de Fomento.

El segundo documento es el Plan Especial, con un carácter urbanístico, que fija diferentes parámetros urbanísticos, define usos pormenorizados y es aprobado por la Administración Autonómica.

El Plan Especial es, pues, el instrumento para la ordenación urbanística del puerto, diseñado para articular la coordinación entre las administraciones con competencia sobre el espacio portuario, los planes generales y demás instrumentos generales de ordenación urbanística.

Incluye las medidas y previsiones necesarias para garantizar una eficiente explotación del espacio portuario, su desarrollo y su conexión con los sistemas generales de transporte terrestre. Cualquier obra realizada en el recinto portuario debe adaptarse al Plan Especial de Ordenación

El primer Plan Especial del Puerto de Cádiz se aprobó de forma definitiva en el año 2004. El panorama desde entonces ha cambiado. El puerto ha finalizado su estrategia de reordenación de los tráficos por dársenas y ha ejecutado la nueva terminal de contenedores, que permitirá nuevos usos relacionados con la integración del puerto en la ciudad en la explanada de la actual terminal.

En este sentido, el empleo asociado a las actividades portuarias de la terminal de contendores Reina Sofía no se pierde, sino que se traslada a la nueva terminal de contenedores.

Todo ello hace necesario la elaboración de un nuevo plan especial, de tal forma que la integración de estos suelos, en el horizonte de uno o dos años, pueda ser más rápida y efectiva y garantice también la preservación de la actividad portuaria.

El nuevo plan lo formula la Autoridad Portuaria y lo aprueba la administración competente en materia de urbanismo, en este caso el Ayuntamiento local, previo informe de Puertos del Estado.

Este plan, sin duda, debe estar encauzado a propiciar la mejor integración del puerto en la ciudad que sea viable tanto temporal como económicamente.

Su ejecución debe disponer de los instrumentos necesarios para que el espacio se pueda planificar de forma flexible, ya que estos planes suelen alargarse en el tiempo y las necesidades de la ciudad cambian y debe poder adaptarse a las demandas que vayan surgiendo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios