Provincia de Cádiz

Perplejidad en el Clínico

  • Los 13 médicos de Urgencias que han ido a la calle no entienden la manera en la que se han hecho los contratos Algunos van a demandar al SAS

La forma en la que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha renovado los contratos del personal eventual ha desestabilizado el servicio de Urgencias del Hospital de Puerto Real. De los 20 médicos que forman parte de la plantilla, 13 han sido sustituidos por nuevos facultativos sin previo aviso, cuando todos daban por hecho que iban a ser renovados automáticamente, como ha ocurrido en los últimos años. Es más, todos estaban incluidos en la planilla de los turnos de trabajo del mes de febrero.

Otra circunstancia que les daba seguridad sobre su continuidad era la promesa que hizo la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, de que se le iba a renovar el contrato por un año a todos los eventuales estructurales del SAS al 100% de la jornada laboral.

Estos médicos están perplejos e indignados ante lo que ha ocurrido. Cuentan que el motivo de que no les hayan renovado ha sido que para hacer los contratos, se ha llamado al personal según la bolsa de trabajo de 2011, que recoge los méritos de 2010, por lo que no se ha tenido en cuenta los puntos que han acumulado estos últimos cuatro años, algo que no entienden. A día de hoy, estos 13 facultativos están en la calle. Algunos nos cuentan su situación concreta.

Virginia Pérez es especialista de Medicina Interna. Terminó la residencia en mayo de 2012, pero los dos últimos meses estuvo realizando las mismas labores que cualquier facultativo del servicio de Urgencias, con la misma responsabilidad y turnos de trabajo. En junio de ese año, el Hospital de Puerto Real la contrató para trabajar en ese lugar. "A excepción del mes de noviembre de 2012, que hubo un problema administrativo y no me renovaron hasta diciembre, llevo trabajando desde entonces en el servicio de Urgencias", relata esta médico, quien asegura que desde el primer día tiene un contrato estructural.

Afirma que se enteró de que no le iban a renovar tres días antes de que finalizara su contrato, a las tres de la tarde, por la coordinadora de Urgencias. "Estando de baja, se preocupó de nosotros y nos llamó para avisarnos de la situación, de que la bolsa que se estaba usando para contratar en Urgencias era de 2011, cuando en esa fecha yo aún era residente". Destaca que si no es por esta persona, no se hubiese enterado hasta el último momento, al ver que no la llamaban.

Virginia Pérez señala que también está en la bolsa de Medicina Interna, y para los puestos de trabajo de esos especialistas están llamando por la bolsa de 2012, "en la que se valoran los méritos de 2011 y no se tienen en cuenta los de los años posteriores". Así, "después de estar en este servicio dos años y medio de forma ininterrumpida, estoy en la calle y sin posibilidades de que me llamen de ningún hospital", porque en 2011 era residente y no estaba en ninguna bolsa.

Ha hablado con el abogado de la Asociación de Eventuales del SAS y le ha informado de que lo que ha ocurrido con ella es "una ilegalidad" y va a demandar al SAS.

También es especialista en Medicina Interna Rocío García Arjona, quien acabó su residencia en mayo de 2010 y empezó a trabajar el 1 de junio en el servicio de Urgencias del hospital de Puerto Real, enlazando contratos de forma ininterrumpida. Ella, igual que Virginia, estuvo los dos últimos meses de su residencia allí, realizando las mismas labores que el resto de facultativos, y desde el primer momento su contrato es estructural.

Dice que no se explica esta situación en la que se encuentra, y más, teniendo en cuenta que está embarazada de 17 semanas. "El embarazo está comunicado oficialmente en el servicio de Preventiva del hospital y se habían iniciado los trámites por el servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la baja por riesgo laboral", indica.

Rocío también ha consultado al abogado de la Asociación de Eventuales, "me ha dicho que esto es ilegal por el tiempo que llevo de contrato, por el embarazo y porque nos han avisado con tres días de antelación y de forma extraoficial, gracias a la coordinadora que, aun estando de baja, se ha preocupado de conocer la situación de cada uno, porque ni por la dirección ni por recursos humanos del hospital tenemos noticias de nuestro cese".

Cuenta que ella no está en la bolsa de Urgencias de 2011 porque sus contratos se los han hecho siempre como especialista de Medicina Interna. "Hasta pasados unos años, no se nos comunicó la obligatoriedad de estar incluidos en la bolsa de Urgencias para poder seguir renovando contratos", señala. Así, "el tipo de contratación que están usando me imposibilita trabajar en cualquier urgencia de Andalucía porque no estoy en la bolsa de 2011. Sólo tengo posibilidad en Medicina Interna, que pueden llamarme de cualquier punto de Andalucía, con la limitación que supone para mí ahora que estoy embarazada. Estaba pendiente de la baja por riesgo laboral, y si encima tengo que desplazarme, es un riesgo también para el embarazo".

Óscar Navarro tiene la especialidad de Medicina de Familia, terminó la residencia en el hospital de Puerto Real en junio de 2011 y, enseguida, empezó a trabajar en las ambulancias DCCU. En diciembre de 2012 le llamaron para ocupar un puesto en Urgencias en el hospital en el que se formó. "Desde entonces, estoy trabajando aquí de forma ininterrumpida con un contrato eventual estructural. Primero me llamaron para cubrir unas navidades al 20% de la jornada y luego me renovaron al 75%. Al principio mes a mes, luego cada cuatro meses y el último contrato me lo hicieron en mayo de 2014, hasta ahora", detalla.

Cuenta que todas las renovaciones que le han hecho han sido siempre en base a una bolsa provisional de 2013, "y cuando han aplicado la definitiva de 2011 es cuando ha pasado esta debacle". Él no está en esa bolsa porque en el año 2011 trabajaba en Atención Primaria y no lo solicitó. "Así que para Urgencias no me van a llamar y para Atención Primaria, difícilmente, porque en 2011 acababa de terminar la residencia y tenía poca puntuación. Seguramente, si llamaran por bolsas posteriores, seguiría trabajando".

Esta facultativo también tiene la especialidad de Médico de Familia. Terminó la residencia en 2012, por lo que no aparece en la bolsa de 2011. "Me llamaron en julio de 2013 de la bolsa adicional, que no es oficial, y no sé qué puntos tengo ni el orden que sigue", relata. Antes había estado 5 meses trabajando en Inglaterra, por lo que considera que "fue un golpe de suerte que me llamaran". Lamenta que no le hayan renovado porque se sentía muy integrada en el equipo de Urgencias desde el principio.

Isabel Bustelo cuenta que esta misma semana, "antes de que saltara el follón", le llamaron para ofrecerle un contrato de un año al 75% en Atención Primaria. "Lo rechacé porque esperaba la renovación, ya que estaba incluida en la planilla de febrero. Ahora me veo en la calle habiendo rechazado un contrato porque confiaba en la renovación inmediata".

Un caso llamativo es el de otro médico que no quiere dar su nombre. Tiene la especialidad de Medicina de Familia y lleva 20 años trabajando para la administración pública. En las Urgencias del Clínico, lleva nueve años. "Parece que no me han renovado porque en la bolsa de 2011 me equivoqué y puse que sólo aceptaba contratos de larga duración. Sin embargo, desde ese año hasta ahora siempre me han hecho contratos de menos de un año. Increíble pero cierto". Dice que es la primera vez en su vida que va al paro. "Tengo seis hijos y tengo que darles de comer", se lamenta. Espera que en mayo se revise la situación de la bolsa de 2011 y pueda corregir el error.

A Oliva Mera Gallardo le ha sorprendido esta situación encontrándose de baja maternal. De momento, tendrá una prórroga de su contrato hasta que concluya la baja y luego irá a la calle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios